Escúchenos en línea

México en vilo: este lunes empieza sesión final del Tribunal Electoral. Si el Tribunal no autoriza el recuento voto por voto, significaría un golpe de estado, advierte López Obrador

Diario La Jornada y Agencia AFP. Desde Ciudad de México. | 27 de Agosto de 2006 a las 00:00
El Tribunal Electoral de México define este lunes el futuro político del país al resolver en una sola sesión las 375 demandas que impugnaron los resultados de los comicios presidenciales del pasado 2 de julio. El aspirante a la Presidencia de México Andrés Manuel López Obrador advirtió este domingo que si aplica la ley, el Tribunal Electoral "tiene que anular las casillas" que registraron irregularidades en el recuento dispuesto por ese órgano "y reconocer que la coalición Por el bien de Todos triunfó en la elección presidencial por 526 mil votos". De no ser así, prosiguió, "significaría una ruptura y un golpe de estado, lo cual es inaceptable para millones de mexicanos", por lo que la convención nacional democrática (convocada para el 16 de septiembre) definirá si "elige un presidente legítimo o a un jefe de gobierno de la resistencia o a un encargado del Ejecutivo o a un coordinador nacional de la resistencia civil pacífica". En la asamblea informativa de este domingo en el Zócalo capitalino, López Obrador sostuvo que las violaciones fueron muchas, "y aunque los magistrados rechazaron el recuento total, tienen elementos suficientes para tomar una decisión histórica y no convalidar el fraude ni la imposición" En ese sentido, aseguró que de anularse las casillas en las que se detectaron irregularidades en el nuevo conteo dispuesto por el Tribunal Electoral en el nueve por ciento de urnas, la coalición que lo postula "obtuvo el triunfo por 526 mil votos" y de aplicarse "los mismos criterios legales y se proyecta a la votación nacional, se comprueba que ganamos la presidencia por más de dos millones de votos" El político tabasqueño señalo también que la coalición espera una respuesta del Tribunal Electoral apegada a las disposiciones legales, "pero de no ser así, si no se actúa con legalidad y se respetan los principios constitucionales, se estaría cometiendo un atropello a los derechos del pueblo, que significaría una ruptura y un golpe de estado". Añadió que ante esa posibilidad, deben analizarse y discutirse las opciones a tratar en la convención nacional democrática, a la que ha convocado para el 16 de septiembre en el Zócalo capitalino. El aspirante presidencial propuso discutir y analizar las siguientes interrogantes: "¿Vamos a aceptar la decisión del Tribunal si ratifica la usurpación? ¿Vamos a reconocer a un presidente espurio y a un gobierno ilegítimo? ¿Si formamos un gobierno de la Republica o una coordinación nacional de la resistencia civil pacífica?". Cómo la lectura de cada una de las interrogantes planteadas fue interrumpida con proclamas por sus seguidores, dijo que su interés es que se entiendan muy bien y las resumió: "Esto implica decidir democráticamente si reconoceremos y ratificamos a un presidente legitimo, o la convención elige a un jefe de gobierno en resistencia o a un coordinador nacional de la RCP. Todo ello mientras continúe la usurpación". Fue en este parte de su discurso cuando planteó que la decisión del 16 de septiembre de la convenció nacional democrática puede ser en el sentido de que "elija a un presidente legítimo, o a un jefe de gobierno de la resistencia o a un encargado del ejecutivo o a un coordinador de la resistencia civil pacífica". En su discurso anticipó que como resultado de estos planteamientos sus adversarios "se van a burlar de nosotros y a reír y a decir que estamos locos por convocar a la convención. Ya no nos importa, porque no son las instituciones del pueblo. Y nosotros vamos a crear nuestras instituciones". De nueva cuenta citó que su convocatoria se sustenta en el Artículo 39 de la Constitución y estableció que dijo si el movimiento logra que sus propuestas se discutan en todo el país, será un paso importante en la vida de México. "Nos asiste la razón histórica. Es ahora o nunca. El sistema político está en crisis, podrido y es más dañino simular que no pasa nada y seguir con la misma comparsa, con la comedia", indicó.

Este lunes, empieza sesión final del Tribunal Electoral

La sala superior del Tribunal Electoral de México, cuyos fallos no pueden ser apelados, prevé resolver una a una las 242 demandas interpuestas por la coalición de izquierda Por el Bien de Todos, y los 133 juicios del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), detalló a la AFP un portavoz del Tribunal. Se trata "de la resolución de todos los juicios" que llegaron ante los siete magistrados que integran la máxima instancia judicial en materia electoral en México, y "eventualmente de los resultados del recuento" del 9% de los votos ordenado por éstos, agregó la fuente que pidió mantenerse en el anonimato. Bajo el argumento de un presunto fraude, la coalición Por el Bien de Todos y su candidato, Andrés Manuel López Obrador, solicitaron al Tribunal que se anulen los comicios presidenciales o volver a contar voto por voto para modificar los resultados, según el texto de su principal demanda, cuya copia obtuvo la AFP. La petición de un recuento de los 41,7 millones de sufragios emitidos fue rechazada por el Tribunal el pasado 5 de agosto, pero en cambio ordenó la apertura de 11.839 casillas de un total de 130.000, cuyas actas contenían errores aritméticos. El recuento parcial se llevó a cabo bajo la supervisión de 192 jueces en 149 demarcaciones electorales (de un universo de 300), distribuidas en 26 de los 32 estados en que se divide México. Según el PAN, ese ejercicio no varió la ventaja de su candidato, Felipe Calderón, pero la izquierda aseguró que las irregularidades encontradas permitían anular esas casillas, con lo que López Obrador ganaría. El Tribunal decidió reservarse los resultados del recuento hasta responder todas las peticiones que le hicieron llegar los partidos. Además de las demandas de la izquierda, la instancia judicial aceptó analizar los 133 recursos del PAN en los que se argumenta que en algunos estados del sur y sureste del país, donde la votación favorece a López Obrador, hubo casillas que el 2 de julio se instalaron fuera del lugar oficialmente designado. La ley mexicana prevé como causas de nulidad en la votación el que las mesas electorales reciban los sufragios en lugares distintos a los determinados por la autoridad electoral. De acuerdo con los resultados del Instituto Federal Electoral (IFE), el conservador Felipe Calderón obtuvo una cerrada ventaja de 0,58% con respecto al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, que quedó en segundo lugar. Tras resolver las 375 impugnaciones de los comicios presidenciales, el Tribunal debe declarar valida la elección antes del 6 de septiembre, a fin de proclamar al presidente electo que debe asumir el próximo 1 de diciembre.

Candidato a gobernador de la izquierda gana elecciones en Chiapas

Desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México

Juan Sabines, candidato a la gubernación del Estado mexicano de Chiapas (sureste) por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), ganó los comicios locales del pasado 20 de agosto, informó el domingo la autoridad electoral. "Juan Sabines representa la mayoría de votos al obtener 553,270 sufragios por encima de su principal contendiente José Antonio Aguilar Bodegas", del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que al coaligarse con otros tres institutos políticos obtuvo 546.980 votos, detalló el Instituto Electoral de Chiapas. La diferencia es de menos de siete mil votos. En una sesión de tan sólo una hora, los consejeros electorales de ese Estado mexicano decidieron declarar válidos los comicios y otorgar la "constancia de mayoría" a Sabines. El PRI impugnó los resultados en los 24 distritos electorales de Chiapas, "en virtud de que la elección del 20 de agosto estuvo plagada de irregularidades", dijo a la prensa Felipe Solís, representante de la Alianza por Chiapas ante el Instituto Electoral local. La coalición del PRI con los partidos Acción Nacional, Verde Ecologista y Nueva Alianza, considera que la autoridad electoral incurrió "en una violación a la ley al declarar válida la elección". "Existen por lo menos más de 379 casillas impugnadas (de un total de 4.761) las cuales podrían variar el resultado de la elección", apuntó Felipe Solís.

Descarga la aplicación

en google play en google play