Escúchenos en línea

López Obrador niega fallo Tribunal Electoral que confirma triunfo de la derecha y anuncia gobierno alterno

Varias agencias y diarios mexicanos. Desde Ciudad de México. | 28 de Agosto de 2006 a las 00:00
Andrés Manuel López Obrador desconoció el cómputo oficial dado a conocer por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y acusó a los magistrados de "respaldar a los delincuentes que nos han robado la elección presidencial". En su asamblea informativa de este lunes, el candidato presidencial de la coalición Por el bien de todos expresó que con la decisión de los ministros del TEPJF "se rompe el orden constitucional y en los hechos se le abre el camino a un usurpador que pretende ocupar la Presidencia de la República con un golpe de Estado". Tras una revisión de las 375 impugnaciones sobre el proceso electoral del 2 de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) descartó este lunes de forma unánime que vaya a cambiar el resultado final de las elecciones que fueron ganadas por el conservador Felipe Calderón. Los magistrados dieron a conocer su fallo en el que reducen la cantidad de votos y anunciaron que harán un reajuste al cómputo final, sin que ello vaya a alterar "sustancialmente" el resultado final de las elecciones. En su asamblea informativa que celebra diariamente en el Zócalo capitalino, López Obrador afirmó que al declarar válidos los resultados "los magistrados asumieron una decisión política y no jurídica". Señaló que la sumisión de los jueces a "un grupo de privilegiados y de extremistas de derecha (...) representa no sólo una vergüenza a la historia nacional, sino una violación al orden constitucional y un verdadero golpe de estado". Agregó que por este motivo, se convocó a una Convención Nacional Democrática para el próximo 16 de septiembre para que decida qué papel se asumirá para impedir la "usurpación y la imposición". Frente a miles de sus seguidores congregados en el Zócalo capitalino, el político tabasqueño propuso un plan que, en el marco de la resistencia civil pacífica, comprende los siguientes puntos: desconocer los resultados del TEPJF, rechazar la usurpación y desconocer a Felipe Calderón como Presidente de la República y a los funcionarios a quienes designe. Asimismo que la Convención Nacional Democrática (CND) resuelva la elección de un jefe de gobierno en resistencia o a un coordinador de la resistencia civil pacífica y por último, que el órgano aprobado por esa instancia aplique un programa básico que busque, sobre todo, combatir la pobreza, que impida la privatización energética y haga valer el derecho público a la información. En su discurso censuró a los magistrados electorales, a quienes imputó haber actuado de manera cómplice con el gobierno de Vicente Fox al desechar las pruebas convincentes del fraude electoral. López Obrador señaló que la Convención discutirá un plan que contempla el desconocimiento del cómputo oficial y desconocerá a Felipe Calderón como presidente y a todos sus funcionarios. También deberán decidir si se constituye un Gobierno de la República o una coordinación de la resistencia civil pacífica, lo que "implica la creación de un Gobierno en resistencia durante el tiempo que dure la imposición". Agregó que este Gobierno paralelo deberá guiarse por cinco objetivos fundamentales, en primer término trabajar en la defensa de los pobres y combatir la desigualdad, defender el patrimonio de la nación e impedir la privatización de la industria petrolera y eléctrica, la educación pública, la seguridad social y los recursos naturales. Asimismo deberá hacer valer el derecho a la información, trabajar para desaparecer el estado "patrimonialista" y combatir los privilegios y la corrupción, y finalmente renovar las instituciones que han "sido secuestradas por el grupo en el poder". El dirigente de la izquierda indicó que este gobierno deberá tomar posesión el próximo 20 de noviembre o el 1 de diciembre. Estamos ante un evidente retroceso en la vida democrática del país, agregó, porque no hubo respeto al sufragio y se pretende violentar el derecho de los pobres a elegir un gobierno que los represente. Asimismo, hizo un recuento de la campaña instrumentadas en su contra orquestado por el presidente Vicente Fox y los conservadores grupos de poder para impedir que llegase a ocupar la Presidencia de la República. Ante tales circunstancias, López Obrador consideró que los resultados dados a conocer por el TEPJF demuestran que los magistrados tomaron una decisión política y no jurídica. "La sumisión de estas personas que no actuaron como jueces representan una vergüenza en la historia de México y la violación al orden constitucional y un golpe de Estado", expresó. Calificó al fraude electoral de 2006 como el más burdo y sofisticado en la histora electoral del país, porque, dijo, se recurrió a métodos tradicionales (acarreo, relleno de urnas y falsificación de actas) y a sistemas sofisticados como la manipulación cibernética. Para concluir mencionó la importancia de la Convención Nacional Democrática –convocada para el 16 de septiembre próximo-, ya que ahí se decidirá si se constituye en un órgano de gobierno y quien lo represente se instale y tome posesión el 20 de noviembre o 1 de diciembre de 2006. Las propuesta de AMLO 1.- Desconocer el cómputo oficial dado a conocer por el Tribunal "que pretende legalizar el fraude". 2.- Rechazar la usurpación y desconocer a Felipe Calderón como presidente, lo mismo que a los funcionarios que él designe. 3.- Que la Convención resuelva si se constituye un gobierno de la República o un coordinador de la resistencia civil. 4.- Aplicar un programa básico con cinco objetivos: proteger a millones de mexicanos pobres, no permitir la privatización del petróleo ni de la industria eléctrica; hacer valer el derecho publico a la información, y luchar para que las instituciones sean objeto de una renovación profunda. 5.- Que la Convención decida si el órgano que se apruebe tome posesión el 20 de noviembre de 2006 o rl primero de diciembre. 6. Los acuerdos deberán asumirse de manera voluntaria, por ciudadanos libres de todas las condiciones sociales. 7. El nuevo gobierno no pedirá apoyo corporativo ni condiciones a nadie.

Calderón y Fox, felices

Por su parte, Calderón, que según el cómputo oficial del Instituto Federal Electoral (IFE) superó a López Obrador por 243,934 votos, dijo este lunes en una reunión con senadores y diputados electos de su partido, que le "satisface constatar que a final de cuentas no sólo se corrobora el peso de la decisión tomada el 2 de julio, sino que se refrenda la ventaja que tenemos". Incluso, aseguró que según los cálculos de su equipo de campaña "la ventaja podría ampliarse". El fallo del TEPJF despeja "las dudas a insidias que se les quieren sembrar a los ciudadanos", dijo, pero subrayó que hay que esperar a que el Tribunal valide la elección y declare a un presidente electo. A su vez, el presidente Vicente Fox dijo este lunes en el estado de Tamaulipas (este), que el país no puede "permitir que las ambiciones personales pongan en riesgo lo más valioso que ha construido el pueblo mexicano: nuestras leyes e instituciones". Agregó que el país debe "cerrar el paso a quienes pretenden descarrilar el futuro de México, a quienes buscan regresar al pasado, a quienes están fuera de la realidad, a quienes tratan de sobrevivir políticamente con amenazas y chantajes". Por su parte, el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mariano Palacios, dijo que el proceso electoral "no ha concluido" y precisó que "habrá que esperar" a que se conozca el cómputo definitivo. Para Palacios los próximos días son "definitivos" y es importante "tener mesura, sensatez y prudencia por bien de la República".

Descarga la aplicación

en google play en google play