Escúchenos en línea

Costa Rica y El Salvador mantienen los objetivos de la cumbre alimentaria regional

San José/San Salvador. Agencias. | 8 de Mayo de 2008 a las 00:00
El canciller costarricense, Bruno Stagno, explicó que Costa Rica no firmó la declaración de la cumbre sobre soberanía y seguridad alimentaria de Managua por contener conceptos "poco claros" y presentar una visión sesgada sobre la responsabilidad de la crisis que se vive actualmente, pero no se aparta del proceso de buscar solución a la crisis. Stagno precisó que Costa Rica estuvo en desacuerdo en torno a que "la declaración contiene algunos conceptos que son a nuestro criterio ambiguos, poco claros... (y) algunos juicios de valor... que nos parecían tenían algunos desequilibrios". El presidente Daniel Ortega convocó el miércoles a gobiernos latinoamericanos para debatir planes regionales y propuestas para encarar el encarecimiento de los precios de los alimentos y garantizar su provisión a la población. Entre los "juicios de valor", Stagno mencionó que se le achacaba mucha responsabilidad de la actual crisis alimentaria a los países desarrollados, "pero también hay una cierta cuota de responsabilidad de países en vías de desarrollo que... no han sabido abordar algunos temas y concretamente algunos están cerrando sus fronteras para exportaciones de granos básicos y con eso generan un aumento de precios", dijo. "Nos parecía que tenía que haber una repartición de culpas y eso no se hizo", expresó el canciller. Entre los términos "ambiguos" de la declaración enumeró conceptos como el de "soberanía solidaria", "comercialización justa" y "países empobrecidos". "Teníamos dos opciones: entrar en un proceso de redacción y negociación sumamente tedioso o, simplemente, dejar que la mayoría tomara la declaración pero con Costa Rica no participando de esa visión", agregó Stagno. Aclaró que al marginarse de la declaración no implica que Costa Rica se aparte del proceso "y estamos a la espera de la invitación de México para la siguiente reunión, de la cual además saldrán insumos para la cita de alto nivel de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (y la Agricultura, FAO por sus siglas en inglés) en la primera semana de junio".

El Salvador analizará propuestas de la declaración de Managua

El Gobierno de El Salvador dijo que analizará las propuestas que recoge la declaración final de la cumbre sobre crisis alimentaria de Managua para ver cuáles medidas ayudarían al país, pese a que no apoyó ese documento. La canciller de El Salvador, Marisol Argueta de Barillas, quien encabezó la delegación, indicó que la declaración no fue apoyada porque no incluía aspectos relacionados al libre comercio, el fomento a la productividad agrícola, el uso de semillas mejoradas y biocombustibles. "No tuvimos oportunidad de hacer una revisión de grupo como se hace en las reuniones internacionales con las declaraciones y quedamos nosotros en la posición de poder evaluar individualmente las iniciativas que se han presentado para ver cuáles realmente puedan ser adaptadas a nuestro país", justificó la funcionaria. La cumbre "Soberanía y Seguridad Alimentaria: Alimentos para la Vida" se desarrolló en Managua con la presencia de representantes de las naciones centroamericanas, países caribeños y los miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Argueta aseguró que el Gobierno de El Salvador esperará una próxima reunión "técnica de alto nivel" para hacer una valoración de todas las iniciativas que recoge el documento. "Lo que necesitamos es que estas iniciativas realmente puedan profundizarse, evaluarse, se puedan detallar para ver si realmente son medidas que contribuyan a nuestro país", explicó. "Queremos pasar de la parte política a la parte práctica. Espero que eso se pueda hacer en la reunión de México", la cual está programada de forma tentativa para el próximo 26 y 27 de mayo, insistió la canciller. Por su parte, el ministro de Agricultura de El Salvador, Mario Salaverría, explicó que en la reunión no hubo oportunidad de presentar un plan que ha trabajado el Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), y el cual busca incentivar la producción regional para paliar los posibles efectos en el istmo de la crisis alimentaria, advertida por expertos a nivel mundial. Sostuvo que las acciones serán financiadas con un monto superior a los 600 millones de dólares y que en el mismo se da prioridad al suministro de semilla mejorada y fertilizantes para los agricultores, asistencia técnica y financiación, así como la firma de convenios para "comprar con precios mínimos". "El objetivo es lograr la autosuficiencia en varios productos como el maíz blanco, fríjol rojo y negro, sorgo, y disminuir significativamente la dependencia del arroz y maíz amarillo para el consumo pecuario", explicó. La ministra salvadoreña de Economía, Yolanda Mayora, quien también acudió a Managua, dijo que El Salvador propuso que los países productores brinden precios preferenciales a las naciones del istmo. "Una de las peticiones concretas que El Salvador puso sobre la mesa es específicamente incluir en los mecanismos de cooperación existentes no solo esquemas de financiación, sino también precios preferenciales para la región, especialmente para aquellos países como El Salvador que somos cien por ciento dependientes de las importaciones", detalló.

Descarga la aplicación

en google play en google play