Escúchenos en línea

Jefes del paro y gobierno dialogan, pero protesta sigue

Managua.Radio La Primerísima. | 11 de Mayo de 2008 a las 00:00
El Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Pablo Fernando Martínez, encabezó la comisión del gobierno que la tarde de este domingo inició conversaciones, con representantes de cooperativas de transporte interurbano, carga y taxistas, que desde hace una semana se encuentran en paro. El encuentro se desarrolló en las instalaciones de la Universidad Católica, UNICA, y conto con la mediación del cardenal Miguel Obando y Bravo, y del presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, José Adán Aguerri. Los transportistas pidieron a las autoridades, la liberación de más de un centenar de detenidos, en León, Masaya y Granada. Sobre el particular, el Ministro de Transporte, Fernando Martínez, dijo que los detenidos de León ya fueron liberados y que solamente quedaron presos aquellos ciudadanos que tenían cuentas pendientes con las autoridades. Luego de una serie de planteamientos, los transportistas propusieron que ambas partes elaboren una agenda para la negociación que será concensuada este lunes cuando se reúnan a partir de las cuatro de la tarde en la UNICA. El presidente de la URECOOTRACO, Rafael Quinto, dijo a los medios de comunicación que el paro se mantiene tal y como se desarrolló en el transcurso de esta semana. Aún no hay acuerdos, lo que existe es la voluntad de negociar para buscar una solución dijo Quinto. Por su parte el dirigente de los taxistas, Vidal Almendarez, dijo que del desarrollo de las negociaciones dependerá si levantan el paro o lo mantienen. En iguales términos se refirió el dirigente del transporte de carga, Andrés Lara, quién rechazó la propuesta hecha por el gobierno de rebajar 50 centavos de dólar al galón de diesel y gasolina.

El transporte estuvo normal el fin de semana

El domingo la mayoría de las unidades de taxis han retornado a sus labores y según parece, este lunes quedará normalizado gran parte del transporte colectivo interurbano. Según diversas fuentes, en Nicaragua prestan servicio de taxi unas 25.000 unidades, 7.000 camiones de carga, 7.500 autobuses intermunicipales y 1.200 autobuses urbanos. Aproximadamente un 40% de los taxis, el 10% del transporte de carga, el 70% de los autobuses intermunicipales y el 10% de los urbanos, han participado en el paro. Pero este domingo, día en que habitualmente circula entre el 20 y el 30% del parque de transporte colectivo, la inmensa mayoría de los taxistas habían reanudado sus labores y en ciudades como Masaya, Granada, Matagalpa, Jinotepe, Juigalpa, Ocotal y Estelí, entre otras, los propietarios de las unidades de buses interurbano han girado instrucciones para regresa a sus labores a partir de mañana, según fuentes gremiales. La huelga afecta parcialmente a Managua, porque los dueños de autobuses reciben subsidios y precios preferenciales para adquirir los combustibles. En Managua solo un sector de los taxistas apoya el paro que se inició el lunes pasado. La noche del sábado el ministro de Transporte e Infraestructura (MTI), Fernando Martínez, en una reunión con dirigentes del gremio de transportistas, anunció oficialmente la voluntad del gobierno de aumentar de 30 a 54 centavos de dólar la rebaja en el precio de los combustibles a los transportistas. La reunión se realizó en la Universidad Católica (Unica) donde el cardenal Miguel Obando y Bravo sirvió de garante, y en la que estuvo ausente el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. La mayor parte de los dirigentes de los huelguistas no participaron en la reunión. El titular del MTI dijo a los transportistas que la oferta de rebajar el galón (3,7 litros) se aumentaba de seis (30 centavos dólar) hasta 10 córdobas (unos 54 centavos de dólar). Recalcó que la rebaja beneficiaría a las cooperativas de autobuses interurbanos, camiones de carga y taxistas. Pero el ministro Martínez aclaró que para incrementar la rebaja en 24 centavos de dólar más, el Gobierno tenía que enviar el próximo martes a la Asamblea Nacional una propuesta de reforma a la Ley del Presupuesto Nacional de este año. "Nuevamente Nicaragua debe estar agradecida de la participación del Cardenal, como garante, y como presidente de la Comisión de Reconciliación de Nicaragua, porque esta es una reconciliación de todos los nicaragüenses que queremos el desarrollo del país, queremos salir de la miseria. Con los paros, sin diálogo y sin buscar solución a lo único que llegamos es a empobrecernos, menos prepuesto y menos posibilidad de resolver este problema", indicó Martínez. El titular del MTI aseguró que a los transportistas de carga también se les realiza el mismo ofrecimiento de ir a la Asamblea Nacional y solicitar el descuento de cincuenta centavos de dólar, "y si hay actitud de ayudar a Nicaragua, el mismo martes o miércoles convocar a una sesión y punto único a abordar sea este acuerdo que estamos planteado y realizar una reforma presupuestaria". "Cuando decimos que vamos por los cincuenta centavos es que vamos a reformar el Presupuesto y a recortar aquello que veamos que podemos cortar y por eso como gobierno, el comandante Ortega le pidió al Cardenal que fuera un emisario, un mensajero de los compromisos que hemos adquirido, como siempre lo ha hecho por este pueblo, un garante de los acuerdos y en búsqueda de la paz y del desarrollo del país", aseguró Martínez. Obando felicitó la voluntad del gobierno de querer resolver este problema: "Veo que son sensibles con el pobre pueblo que está pagando las consecuencias y tengo esperanzas de que a través del diálogo se resuelva y que a más tardar martes o miércoles hayan hablado con la Asamblea para que puedan dar los cincuenta centavos de dólar". Pese a todo esta propuesta afronta el problema de que los diputados no tienen previsto celebrar sesión plenaria la próxima semana, ya que algunos miembros de la directiva del Parlamento tienen previsto viajar al Reino Unido para observar el funcionamiento de la Cámara de los Lores. El ministro Martínez recordó que líderes parlamentarios de la oposición han expresado su apoyo a la huelga del transporte y que si en realidad quieren una solución al conflicto, que celebren sesión la próxima semana y aprueben la iniciativa de reforma a la ley del presupuesto. Entre los acuerdos, firmados el pasado viernes, el Gobierno, a través de la Dirección General de Ingresos (DGI), reembolsará automáticamente el 50 por ciento del IVA por compras de las cooperativas del sector transporte. También se estableció el compromiso de atender el saldo pendiente del año pasado por el pago de ese impuesto y dejarlo en cero durante este año. La Dirección General de Aduanas se comprometió a abrir una ventanilla única que permita agilizar los trámites del sector transporte en los proceso de internación y nacionalización de bienes, equipos e insumos que adquieran por esta vía. A través de los fondos del ALBA, los transportistas del servicio urbano, tendrán acceso a recursos que les permita financiar en condiciones muy concesionales a dos años de plazo, dos meses de gracia y cinco por ciento de interés anual sobre saldo para la compra de llantas. Además, se financiará la compra de baterías, lubricantes y otros insumos, para disminuir los costos de operación. También el Gobierno se ha comprometido a hacer las coordinaciones necesarias con las alcaldías y las instituciones involucradas, para que no sigan haciendo cobros ilegales y que además afectan la estructura de costos. Muchas alcaldías cobran peajes que no forman parte del sistema tributario del país. La tarde del sábado, el jefe de la Coordinadora Nacional del Transporte, Andrés Lara, enfatizó que "no hay acuerdo" para poner fin al paro que afecta regiones del norte, sur, centro y Caribe de Nicaragua. "Vamos a continuar el paro el domingo, el lunes, martes y miércoles hasta que logremos acuerdos satisfactorios", subrayó Lara al tiempo que demandó que el presidente Ortega convoque a negociaciones porque "solo el presidente de la República es la última instancia, no hay nadie más que pueda resolver (el paro)". Lara se expresó en estos términos a pesar de que el ministro Fernando Martínez dijo anoche que "soy comisario del presidente (Ortega) y tengo facultades para resolver (la huelga) de los transportistas". Los transportistas demandan al Gobierno de Managua la congelación del precio del galón (3,7 litros) de la gasolina en 40,50 córdobas (unos 2,11 dólares) y que los incluya dentro del plan de emergencia energética, que beneficia con subsidios al transporte urbano de esta capital. El precio del galón de diesel aumentó el domingo a 4,49 dólares y el de la gasolina súper es de 4,48 dólares. La huelga deja pérdidas diariamente por dos millones de dólares, según dijo el dirigente de los empresarios, José Adán Aguerri.

Descarga la aplicación

en google play en google play