Escúchenos en línea

Organismos de fachada de Estados Unidos quieren que la OEA se haga cargo de las elecciones y Trivelli presiona porque Rizo renuncie y sume sus votos a Montealegre

Varias agencias. Desde Managua. | 27 de Agosto de 2006 a las 00:00
Un organismo creado y financiado por Estados Unidos pidió este lunes a las autoridades electorales permitir que los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) fiscalicen "hasta el último minuto" los resultados de las elecciones generales del 5 de noviembre. La petición fue hecha este lunes en una rueda de prensa por la Fundación Provoto, así bautizada por la embajada norteamericana, integrado por empresarios que vivieron en Estados Unidos muchos años y otro grupos vinculados a la embajada norteamericana, en una actividad a la que acudieron dos de los cinco candidatos a la Presidencia de Nicaragua. "Hemos identificado que cambiar el resultado en la recepción de los votos, en el centro de cómputos, puede ser la diferencia en una elección tan estrecha, como se espera que sea ésta", dijo Hugo Berríos, dirigente de ese organismo. Agregó de que así como se permite la observación electoral en los centros de votación, debe permitirse la observación en el "centro de cómputos" para evitar un "complot" que pueda cambiar la voluntad de los nicaragüenses. La Fundación Provoto también solicitó al Consejo Supremo Electoral (CSE) permitir la observación en el período de impugnaciones de los votos, porque a juicio de ellos "puede ser utilizado de manera arbitraria y maliciosa para impugnar juntas receptoras de votos sin justificación alguna". Berríos reafirmó que de no aplicar esas sugerencias, los comicios pueden no representar la voluntad de la población. "Hubiera sido mejor que se hubieran mantenido sólo promoviendo el voto", reaccionó Edén Pastora, candidato a la Presidencia de Alternativa por el Cambio (AC), al referirse a esa propuesta. El banquero y ex canciller del gobierno de Arnoldo Alemán, Eduardo Montealegre, aspirante a la presidencia de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), dijo estar a favor de la observación electoral y manifestó su preocupación porque, según dijo, el sandinista Daniel Ortega está deslegitimando a la OEA. Montealegre es el favorito de Estados Unidos. El ex gobernante Ortega (1985-1990), que aventaja la intención de votos de cara a las elecciones presidenciales, se declaró en contra de la observación de la OEA, "por ser humillante", la semana pasada. Al evento de la Fundación Provoto no asistió Ortega, tampoco el liberal José Rizo. El candidato del Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) Edmundo Jarquín delegó en su jefe de campaña, el ex vicecanciller Victor Hugo Tinoco. "El CSE no es transparente, ni imparcial y si lo dejamos hacer trampa, va a hacer trampa, por eso pensamos que la observación internacional es importante", comentó Tinoco. Afirmó que el CSE está controlado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Trivelli sigue presionando para que Rizo renuncie

El embajador de Estados Unidos en Managua, Paul Trivelli, no descartó la renuncia de uno de los dos candidatos de la derecha a la Presidencia de Nicaragua, de cara a las elecciones generales del 5 de noviembre próximo. El diplomático estadounidense declaró a la prensa que la campaña electoral apenas comienza y es posible que ocurran "algunas sorpresas en las semanas futuras". Agregó, por ejemplo, que las fuerzas políticas de derecha de este país "pueden tener discusiones" sobre la renuncia a la candidatura presidencial de uno de los dos aspirantes liberales. Trivelli fracasó anteriormente en sus intentos por lograr que las formaciones políticas de derecha inscribieran una sola coalición liberal para enfrentar a los sandinistas. Alemán, líder del PLC, descartó el 9 de agosto pasado que Rizo renuncie a su candidatura presidencial a favor del liberal disidente Montealegre, ante lo bajo que marcha en las encuestas. Montealegre, por su lado, descartó este lunes renunciar a su candidatura a favor de Rizo. "A algunos les gustaría que renunciara para dejarle el camino pavimentado al pasado, (pero) tengan la seguridad de que nosotros vamos a seguir adelante", señaló. Trivelli dijo este lunes que el sistema judicial nicaragüense "está amenazado" por la falta de "funcionarios honestos e imparciales". El diplomático estadounidense señaló que existen "debilidades" en la justicia nicaragüense –que no precisó– lo que no permite impartir justicia de forma independiente y transparente, basado en las leyes y la constitución local. Trivelli, que ofreció un discurso en una universidad de Managua que celebra una semana de reflexión sobre temas judiciales, mencionó "casos en los que se aprecia una falta de independencia de ciertas decisiones judiciales" que los medios de comunicación de este país denuncian. El diplomático se refería a la liberación de narcotraficantes por parte de jueces locales, con fallos que han sido cuestionados por la policía, ejército y grupos de la sociedad civil. Trivelli declaró que pese a esas "debilidades", Nicaragua se ha abocado a la tarea de modernizar su sistema judicial con el fin de fortalecer el estado de derecho. Celebró la aprobación del nuevo Código Penal, que reemplazó un código inquisitorio y anticuado con una legislación moderna; y la Ley de Mediación y Arbitraje, que establece una forma alterna para la resolución de las disputas comerciales de forma rápida y justa. Agregó que en ambas leyes "y otras que ayudarán a que Nicaragua modernice su sistema judicial", su gobierno, por medio de la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional (USAID), invirtió cerca de nueve millones de dólares en asistencia técnica para su redacción, proceso de consultas públicas y promulgación. "Sin embargo, aún con las mejores leyes y con la garantía de un juicio público y oral, sin funcionarios honestos e imparciales, la justicia está amenazada", reafirmó. Observó que la ciudadanía debe tener confianza en la integridad e independencia de los jueces encargados de administrar justicia, lo que a su vez provocará confianza de parte de los inversionistas. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) la integran 16 magistrados, 8 afines al FSLN y 8 al derechista PLC.

Descarga la aplicación

en google play en google play