Escúchenos en línea

Confirman embargo preventivo a centro turístico español: «no quieren pagar»

Managua. Radio La Primerísima. | 23 de Mayo de 2008 a las 00:00
El Gobierno confirmó este viernes que el hotel Barceló Montelimar, del Grupo Auxiliar o Barceló de España, fue embargado de manera provisional por la justicia por una deuda de varios millones de dólares. El asesor económico presidencial, Bayardo Arce, dijo que la acción judicial fue promovida por la Procuraduría de Justicia, debido a que el grupo empresarial no terminó de pagar el valor del centro que antes pertenecía al Estado, ni cumplió con los planes de inversiones prometidas. La acción de embargo preventivo fue justificada por el procurador Hernán Estrada, porque supuestamente el hotel se vendió a un precio demasiado bajo, y el grupo español tiene una deuda de más de 1,45 millones de dólares. Arce fue abordado este viernes en la Cancillería nicaragüense donde reafirmó que el gobierno del líder sandinista, Daniel Ortega, ha agotado los esfuerzos de negociación con el grupo Barceló, pero "no quieren pagar, se niegan a pagar". El asesor económico presidencial apuntó que Ortega intenta mantener en vigor el acuerdo que firmó, en el inicio de la década de los años 90, la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), pero los españoles no reconocen los compromisos asumidos en ese contrato. Agregó que hace muchos años, desde que la Corporación Nacional del área Pública, Cornap, era presidida por el empresario Rosendo Díaz, el grupo Barceló sólo había pagado los tres millones de dólares como abono inicial para la compra de ese centro turístico, y desde entonces a la fecha no volvieron a realizar otro pago. Los propietarios del Barceló -un bello hotel situado frente a las costas del pacífico nicaragüense- han rechazado la versión del gobierno nicaragüense y aseguraron que el centro fue comprado en 1993 por tres millones de dólares que ya fueron cancelados, a los agregan cinco millones desembolsados en inversión para mejoras. Arce también fue consultado sobre las negociaciones para que el Estado de Nicaragua adquiera entre el 16 y 18 por ciento de las acciones de la filiar de la transnacional española Unión Fenosa en este país, a cambio de la diferencia en el saldos de los cobros de uno y otro lado. El funcionario gubernamental admitió que habían dificultades y problemas en la negociación, pero que Ortega tendrá que tomar una decisión en torno a Unión Fenosa pronto, porque también no ha cumplido con sus compromiso de hacer millonarias inversiones, saca del país sus utilidades, y permanentemente de declara insolvente para pagar a los generadores, privados y estatales, que le proveen energía eléctrica.

Descarga la aplicación

en google play en google play