Escúchenos en línea

Pastores oran cada semana por la realidad del país

Managua. Por Trinidad Vásquez. Agencia ALC. | 28 de Mayo de 2008 a las 00:00
Treinta y cinco pastores invitados por el Ministerio que promueve el Centro Vida, del pastor Leonel Úbeda Flores, sostienen semanalmente una jornada de oración para interceder por buenas cosechas y por el fin de la corrupción política que genera cada día más pobreza en el país. Somos una iglesia en crecimiento que anuncia buena nuevas y denuncia la injusticia, comentó Úbeda antes de iniciar la oración para que los gobernantes, políticos, magistrados y empresarios sean iluminados con la sabiduría de Dios y sepan así administrar los bienes, no cometiendo injusticia con sus trabajadores. La jornada de oración se realiza todos los martes en Managua. El pastor Úbeda sostiene que en Nicaragua no hay guerra por las oraciones permanentes de la iglesia evangélica que promueve la paz, la fe y la esperanza; "Nicaragua, ante tanta pobreza y corrupción, está al borde de un precipicio, de una catástrofe social", afirmó. También subrayó que promover la teología de la prosperidad con el fin de hacer dinero, es caer en la tentación de la corrupción; recordó durante la reflexión, textos bíblicos desde donde se analiza que Dios compartió la tierra con los humanos para administrarla con sabiduría, para que todos sean ricos en bendiciones; "Dios no promueve pobreza", dijo. En esta etapa, muchos funcionaros del gobierno -del anterior y el actual- se han arrepentido y asisten a templos evangélicos. También muchos militares de alto rango retirados participan en estas jornadas de oración, así como algunos legisladores, tal el caso del diputado Francisco Javier Jarquín. El pastor Alejandro Arcia de la iglesia Fe y Esperanza dijo que el centro de sus peticiones es que los diputados sean iluminados para que aprueben leyes que beneficien al pueblo y no para intereses partidarios. En tanto el sacerdote católico Neguib Eslaquit recordó que no se puede servir a Dios y al dinero, agregando que el ideal de Dios es una sociedad igualitaria. Tenemos la opción de servir a Dios con justicia y solidaridad, o servir al dios dinero que representa marginación, despojo, injusticia, y hasta crímenes, analizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play