Escúchenos en línea

Paso de la tormenta «Alma» deja tres muertos y cuantiosos daños materiales

Managua. Radio La Primerísima. | 29 de Mayo de 2008 a las 00:00
Paso de la tormenta «Alma» deja tres muertos y cuantiosos daños materiales
La tormenta tropical Alma, primera de la temporada, provocó torrenciales lluvias el jueves en Costa Rica y Nicaragua, donde dejó tres muertos, y avanzaba en horas de la noche hacia Honduras, que tiene alerta declarada en cinco departamentos, incluida la capital. Lo que empezó como una depresión tropical frente al Pacífico costarricense se convirtió en la primera tormenta de la temporada del 2008 y sus efectos se sentirán desde Costa Rica hasta Guatemala, provocando inundaciones y deslizamientos. Por horas, Alma fue considerada huracán categoría uno, con vientos superiores a los 130 kilómetros por hora. La Defensa Civil informó que la tormenta entró por el balneario de Poneloya, 89 kilómetros al occidente de esta capital, a las 17:00 horas. Advirtió a los habitantes de la cordillera volcánica de occidente alejarse de esos sitios ante el peligro de deslaves. Erasmo López, un pescador de ese lugar, quien puso a salvo su bote a la orilla de su casa, dijo que "el fuerte viento que arrastraba arena del mar pegaba contra las casas y raspaba el rostro como si fuera lija. Los árboles se movían como locos, los carros se tambaleaban y no se podía ver de frente". La gente se refugió en sus casas mientras parecía que la noche llegaba antes de tiempo. El alcalde de la ciudad de León, Tránsito Téllez, dijo que una de las torres de alumbrado del estadio de béisbol se derrumbó por el viento y la ciudad quedó sin energía eléctrica. Agregó que hay casas derrumbadas y caminos destruidos. El corte de la energía eléctrica dejó sin servicio de agua potable los departamentos de León y Chinandega. Los dos departamentos de occidente y una gran cantidad de poblaciones quedaron sin servicios de energía, agua potable, teléfonos convencionales e internet. La Defensa Civil nicaragüense decretó alerta máxima para municipios costeros de los departamentos de León y Chinandega, mientras en Managua pobladores temerosos empezaron a llenar supermercados y tiendas para abastecerse de víveres y otros productos. "Está lloviendo como nunca hemos visto, esperamos que Dios no nos castigue", comentó a la AP desde León la maestra Socorro Alvarez. Poco antes el ministro de Educación, Miguel de Castilla, ordenó suspender las clases en la región en riesgo para utilizar los edificios como posibles refugios. Saldo provisional Tres muertos, varias personas desaparecidas y centenares de evacuados es el saldo hasta el momento en todo el país. El jefe de la Defensa Civil, coronel Mario Pérez Cassar, informó que se conoce que una persona hasta el momento no identificada murió en Estelí. David Stanley Sandoval Gutiérrez, pereció electrocutada en Masachapa, al sur de Managua, al pisar un cable de alta tensión. Apuntó que el fallecido era un pescador que regresaba de faenar y no se vio el cable de alta tensión en el suelo. Otra persona que le acompañaba resultó con quemaduras por la descarga eléctrica, indicó el oficial. Autoridades de socorro de la ciudad de Estelí, 135 kilómetros al norte de Managua, confirmaron que una tercera víctima fue un joven, identificado como Dolores Morán, que realizaba tareas de jardinería, y que accidentalmente tocó un cable de 110 voltios, descarga que aumentó porque el fallecido estaba mojado y corgaba objetos de metal. Pérez Cassar indicó que otras dos personas, habitantes de la comunidad de Miramar, ubicada entre los municipios de La Paz Centro y Nagarote, departamento de León, al occidente del país, han sido calificadas oficialmente como desaparecidas por autoridades de la región. El oficial no precisó las causas de la desaparición de ambas personas, en una zona localizada en las costas del Pacífico, bajo intensas lluvias desde el miércoles, y azotada por fuertes vientos, que trae la tormenta tropical "Alma". Pérez Cassar confirmó también la desaparición de una embarcación pesquera artesanal, en Puerto Sandino, a 70 kilómetros al suroeste de Managua, sin que hasta ahora se precise la cantidad de pescadores que lo tripulaban. El oficial confirmó la caída de árboles y postes del tendido eléctrico y telefónico sobre la carretera Managua-León, y que al menos siete casas han perdido sus techos en la zona, donde también se registra un herido, sin que se conozca las causas de ello y el centro asistencial donde ha sido tratado. Ratificó igualmente que León, 90 kilómetros al oeste de Managua, está al igual que el resto de la zona costera del Pacífico, sigue azotada por fuertes vientos, que han derribado árboles y postes sobre las calles, y que al menos 8 viviendas "han colapsado" en el casco urbano de León. Pérez Cassar indicó que pese a que "Alma" se degradó oficialmente a tormenta tropical, las autoridades del Sistema de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, Sinapred, "mantienen la alerta amarilla en todo los departamentos del Pacífico (Rivas, Carazo, Masaya, Granada, Managua, León y Chinandega)". Graves daños en Occidente Además, causó daños incalculables en la infraestructura, inundaciones y peligros de deslizamientos de tierras en el Pacífico, así como localidades y carreteras anegadas, cortes de energía y voladuras de techos en Puerto Sandino y en otras comunidades costeras. Uno de los departamentos más afectados es León, al noroeste de la capital, donde los vientos y las fuertes lluvias que cayeron en la zona en las últimas 24 horas -que ya habían disminuido- dañaron las redes de servicio público, afirmó el jefe de la Defensa Civil del Ejército, coronel Mario Perezcasar. Muchas comunidades y ciudades del departamento de León- con medio millón de habitantes- quedaron anegadas por las precipitaciones y permanecían a oscuras, sin agua, luz ni teléfono, mientras las autoridades reportaban al menos 40 casas destruidas por la tormenta y más de 1.000 personas en los albergues. Los grupos de socorro anunciaron que el trecho de la carretera Panamericana que une los departamentos de León y Chinandega (noroeste) está anegado y con postes del tendido eléctrico caídos en algunos cruces del camino. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió en un comunicado del peligro de deslizamiento de tierras en las faldas de la cordillera volcánica del noroeste y en el sur del país. Las "lluvias intensas y prolongadas pueden tienen el potencial de desencadenar deslizamientos de tierra y flujos de escombros en las zonas con mayor pendiente, especialmente en los volcanes", según la nota del Ineter. Las zonas de riesgo "están ubicadas en el volcán El Chonco, San Cristóbal, Casita, Telica, Momotombo, Mombacho" en la cordillera que cruza la zona del Pacífico nicaragüense y en el volcán Concepción y Maderas, situadas en la isla de Ometepe, en el Lago Cocibolca, en el sur de Nicaragua. Las autoridades de Defensa Civil se encontraban en la zona evaluando los daños causados por Alma en la región del Pacífico, en la que las autoridades declararon desde horas de la mañana alerta amarilla para los departamentos de León, Chinandega, Managua, Carazo, Rivas, Masaya y Granada y verde en el resto del país. Ineter informó que las lluvias más fuertes se registraron en la cadena volcánica -con más de 50 mm en 24 horas- y entre la zona sur del departamento de Managua jurisdicción de 26 kms al sur de la capital hasta San Juan del Sur, en la frontera con Costa Rica. Un vocero de la empresa española Unión Fenosa informó que unos 17 postes del tendido eléctrico fueron derrumbados por el aguacero en las carreteras, y que la estatal central eléctrica Geosa, que genera 110 megavatios de energía, salió del sistema por daños en su infraestructura. Maty Chávez, de información de vuelos del Aeropuerto Internacional Sandino, dijo telefónicamente que los vuelos internacionales no han sido interrumpidos pero sí los del interior del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play