Escúchenos en línea

Pérdidas por huracán Félix son más de 716 millones de dólares

Managua. Radio La Primerísima. | 30 de Mayo de 2008 a las 00:00
El impacto de los daños que provocó el huracán "Félix", que en septiembre de 2007 devastó una amplia zona de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, alcanza un monto de 13,395 millones de Córdobas (716.3 millones de dólares), de acuerdo a una estimación de la Comisión Económica para América Latina, CEPAL, un organismo especializado de las Naciones Unidas. Según la CEPAL, la destrucción que provocó ese meteoro, que además cobró la vida de más de 130 personas y otras decenas más desaparecidas, representa más del 14.4% del Producto Interno Bruto, PIB, del año 2006. DOCUMENTO ÍNTEGRO INFORME DE CEPAL (archivo PDF) PRIMERA PARTE SEGUNDA PARTE El informe señala que la composición de este impacto fue concentrado en daños, equivalente al 70% de los más de 716.3 millones de dólares, y el restante 30% lo sufrió principalmente la sociedad de la región, cuya población urbana y de las comunidades se encuentran entre las de mayor pobreza y menor índice de desarrollo humano del país. La CEPAL resalta que tales daños constituyen "una necesidad urgente del Gobierno en acudir como soporte de la recuperación de dichas pérdidas". "Por las características socioeconómicas de esa gente y su limitada capacidad de recuperación por sí misma, se hace necesario el aporte de recursos públicos complementados por la cooperación internacional para compensar tales daños y pérdidas", agrega. "El apoyo para restitución de medios de vida (de la población de la RAAN) implicará programas de recuperación y reconversión productiva importantes y el paso del huracán abre oportunidades para la reflexión sobre cambios decisivos en las actividades extractivas (de sus riquezas), de las que depende muy principalmente la región", sostiene el organismo de la ONU. La estructura del impacto en la RAAN refleja un gran daño sobre el medio ambiente (76.0% del total de daños y pérdidas). Los sectores productivos (agricultura, ganadería, pesca y silvicultura) tienen un peso de 8.8%, en tanto los sectores sociales pesan el 11%, altamente concentrado en las viviendas, añade. Los daños en la infraestructura son de 4.2% (todo se refiere al total de daños y pérdidas). El menor impacto en la infraestructura refleja la escasa cobertura en términos de red de comunicaciones y transportes y de provisión de energía con una red de distribución limitada en una zona geográfica muy amplia, apunta. En el caso de la zona noroccidental el impacto total es apreciablemente menor: el monto es de 2,668.67 millones de córdobas, concentrado en daños en la infraestructura, seguido de los sufridos en los sectores productivos, dice. Las mayores pérdidas, se dan en la agricultura, principalmente la de subsistencia. La totalidad del monto de daños de 2,124.99 y las pérdidas alcanzan 543.68 millones. En total de daños y pérdidas tiene un peso relativo respecto al PIB nacional de poco menos del 3%, y aún sumado a los daños y pérdidas en la RAAN no altera dramáticamente el comportamiento de la economía, si bien sí pone una presión adicional sobre los fondos estatales, particularmente en las áreas de reconstrucción de vivienda y la red vial, que tenían ya un déficit de inversiones significativo, señala la CEPAL. El déficit habitacional, ya muy elevado antes del paso del meteoro, ahora tiene presiones adicionales dado que se requieren mecanismos de apoyo y de compensación social a la población afectada que se concentra en los estratos de menores ingresos, rurales, con medios precarios de producción y, en algunos casos -como la camaricultura- sin haber logrado recuperarse de desastres anteriores, incluido el huracán "Match" de hace casi una década, añade. De acuerdo con la CEPAL, esta situación plantea la necesidad de la adaptación y modificación de los programas sociales del gobierno pero a la vez puede ser la oportunidad de fortalecer la resistencia de los sectores más afectados, y revertir tendencias negativas de vulnerabilidad, aislamiento y marginación previas a los eventos. En conjunto los dos eventos suman un monto de daños y pérdidas de 16,063.69 millones de córdobas (ver gráfico comparativo), equivalente a casi 858.0 millones de dólares y con peso relativo de 17.3% del PIB del año anterior. Los daños sufridos en términos de infraestructura física, productiva y natural afectada por el paso del huracán Félix, representan más del 58.0% de la inversión bruta anual que hizo el país el año precedente, indica el informe de la CEPAL.

Descarga la aplicación

en google play en google play