Escúchenos en línea

Acciones preventivas ante la muerte de 134 reses por lluvias

Managua. Radio La Primerísima. | 3 de Junio de 2008 a las 00:00
La Dirección de Sanidad Animal del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, investigará la verdadera causa de la muerte de 134 cabezas de ganado bovino que se presume fallecieron murieron por hipotermia en catorce comunidades de Estelí, al norte del país, informó este martes esa institución. Una brigada de técnicos de la institución realizan muestras de sangre al hato de la zona y necropsias a los animales muertos, para determinar, a través de pruebas de laboratorios, la verdadera causa de la muerte. Ronaldo Benavidez, coordinador territorial del Programa de Vigilancia Epidemiológica de Salud Animal del Magfor en Estelí, explicó que se presume que la muerte sea por hipotermia, porque murieron después de siete días de lluvias provocadas por la tormenta Alma. Además, “el ganado bovino tenía bajo peso, por ende estaba expuesto su sistema inmunológico a padecer de cualquier enfermedad”. Informó que la hipotermia es producida por la exposición al frío, es decir, que la temperatura del animal desciende por debajo de los 35 grados centígrados, provocándole que la tensión arterial disminuya y sufra un paro cardíaco. Las bajas temperaturas afectan su sistema nervioso, provoca parálisis intestinal grave y la sangre incrementa su viscosidad en un dos por ciento. Las comunidades más afectadas fueron Llano 1 y 2, Manguitos, Pava, Colorado y Macuelizo, ubicadas entre los municipios de Pueblo Nuevo, Limay, y la zona fronteriza con Honduras, sector donde pasó la tormenta Alma.

Prevención

El funcionario reiteró la urgencia de que los productores deben vacunar al ganado bovino contra las principales enfermedades endémicas que afectan a los animales, como es el ántrax, septicemia hemorrágica, pierna negra y edema maligno. Recomendó a los productores que no se permita a los animales beber agua sucia o estancada, ya que cuando se presenta un cambio climático, al pasar de verano a invierno, emergen muchas bacterias y virus que pueden enfermar al ganado. Dijo que en el caso de animales muertos, éstos deben ser quemados y enterrados para evitar cualquier contaminación de los ríos o fuentes agua. Los productores deberán resguardar los animales en lugares seguros, principalmente a los terneros recién nacidos, destetados y animales flacos, porque son los más propensos a enfermedades. El MAGFOR coordina esfuerzos y acciones con otras instituciones públicas, organizaciones de productores, el Gabinete del Poder Ciudadano y alcaldías de Estelí, para atender al ganado afectado por la reciente tormenta.

Descarga la aplicación

en google play en google play