Escúchenos en línea

Presidente del INSS irá al Parlamento a explicar financiamiento a viviendas sociales

Managua. Radio La Primerísima. | 3 de Junio de 2008 a las 00:00
La bancada del Movimiento Vamos con Eduardo solicitó este martes ante la junta directiva de la Asamblea Nacional, que el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, comparezca ante la Comisión de Salud, para que explique el financiamiento a un programa para la construcción de viviendas sociales. El diputado Luis Callejas dijo que convocaron a López para investigar sobre las inversiones inmuebles que están desarrollando en el proyecto "El Pueblo Presidente" o "Casas para el Pueblo", en el viejo casco urbano de Managua. Callejas precisó que pidieron copias de las actas de la junta directiva del INSS en donde se tomaron esas decisiones, "porque preocupa que se esté usando el dinero de los cotizantes porque puede ser llevado el INSS a la quiebra". Destacó que a los diputados de la oposición les interesa determinar cuáles fueron las licitaciones que se realizaron para adjudicar la obra, bajo que parámetros y ofertas técnicas y económicas y no que se le haya adjudicado a una sola empresa relacionada, presuntamente, con un funcionario del gobierno y que el INSS no se convierta en una caja chica de nadie. Por su parte, la Asociación de Jubilados y Pensionados Independientes (Ajupin) de Nicaragua denunció que el gobierno está usando las reservas del seguro social para financiar un lujoso complejo del ejército y viviendas populares. "La ley dice que las reservas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) son intocables porque son para las pensiones de los nicaragüenses, y nos estamos dando cuenta que las están usando para préstamos riesgosos", protestó el dirigente de los jubilados, Donald Castillo. El coordinador de la bancada sandinista, Edwin Castro respondió a las críticas de algunos sectores sobre el complejo habitacional "Casas para el Pueblo", asegurando que el INSS bien puede hacer estas inversiones, porque su Ley Orgánica lo permite. "Creo que (realizar esas inversiones) es más seguro y rentable para el INSS invertir en casas con garantía y aval del estado, que invertirlo en los bancos", alegó Castro, diciendo que es probable que haya una contrapartida del fondo ALBA en esta construcción. Defendió al presidente de PETRONIC, Francisco López, señalado de ser dueño de la empresa constructora del proyecto, diciendo que éste tiene derecho a tener empresas pero actualmente, pero que como funcionario público está alejado de ellas. Castro citó declaraciones del contralor Guillermo Arguello Poessy quien dijo no ver nada malo en esas inversiones, "y creo que es mejor y más humano tomar dinero del INSS para construir casas populares que enriquecer a un banquero", dijo el legislador, enfatizando en que estas inversiones del INSS están garantizadas por el Estado, mientras reprochaba porque "hay medios de comunicación de la derecha que tratan de desprestigiar al gobierno y sus obras". "El INSS puede invertir en construcción de casas para favorecer a gente pobre y no para enriquecer a los banqueros, estos es más humano y el mejor garante del dinero es el Estado", argumentó, añadiendo que "es mejor ha que esté en manos de los bancos que ya han quebrado, es mejor construir para los pobres, porque antes estaban engrosando la bolsa de los banqueros y ahora se usan para obras sociales, como se usan los fondos de pensiones en Estados Unidos, es lo más rentable y lo más seguro". Por su parte, el diputado sandinista Gustavo Porras dijo que en las operaciones financieras del INSS no hay nada anómalo, que fue una decisión de la Junta Directiva del INSS, pero van a llamar a Roberto López para que explique todo en la Asamblea Nacional. Porras alegó que la ex presidenta del INSS, Edda Callejas, dejó en reservas en la institución 5 mil millones de córdobas, para lo cual se tomó 5 años, pero en año y medio de gobierno sandinista las reservas llegaron a 7 mil millones de córdobas, lo que significa que la señora Callejas debió haber dejado al menos 10 mil millones de dólares en el INSS. "Saben ustedes cuánto dinero (del INSS) hay depositado en BANPRO y BANCENTRO, 30 mil millones, ¿y quien dice que ese dinero no está en riesgo si estos bancos pueden quebrar?", adujo. "Esos 30 mil millones, BANPRO y BANCENTRO los agarran y se lo prestan a las empresas que hacen casas, pagan al INSS 5% y se lo prestan a las empresas que hacen casas al 10 o 12%, es decir hacen negocios con esa plata y por eso es el ardor de los banqueros que están (de propietarios) en los medios de comunicación, que ese dinero se les esté entregando directamente a las constructoras", dijo Porras. El legislador sandinista dijo que las reservas del INSS para pagar las pensiones y jubilaciones suman unos 7 mil millones de córdobas, los que son intocables. El diputado y dirigente sindical dijo estar de acuerdo en que el Parlamento cite al titular del INSS, para que explique lo de las inversiones, pero que también presente pruebas de una serie de ex funcionarios públicos que presuntamente fueron beneficiados con pensiones máximas de 1,500 dólares mensuales y que siguen trabajando, así como ex funcionarios que adquirieron prestamos a través del INSS y que todavía hoy no los han pagado.

Descarga la aplicación

en google play en google play