Escúchenos en línea

Correa deplora orden de arresto contra Lucía

Quito. Agencia Notimex. | 13 de Junio de 2008 a las 00:00
El presidente ecuatoriano Rafael Correa deploró este viernes la orden de aprehensión girada por petición de un fiscal regional de este país contra la mexicana Lucía Morett, sobreviviente del ataque colombiano a un campamento de las FARC ubicado en Ecuador. El mandatario dijo a Notimex en una entrevista exclusiva que desde el punto de vista del gobierno ecuatoriano "no había argumento" para que el fiscal de la norteña provincia de Sucumbíos, Firmar Gonzabay, decidiera procesar a Morett y a otras dos sobrevivientes del ataque. "Desde nuestro punto de vista no había argumento, de acuerdo a las declaraciones de Lucía, de acuerdo a los indicios que teníamos, se trataba de una estudiante que iba a hacer un trabajo académico (en el campamento de las FARC)", aseveró Correa. En mayo pasado, Gonzabay determinó procesar a Morett y a las colombianas Doris Torres Bohórquez y Martha Pérez Gutiérrez -las tres refugiadas en Nicaragua desde abril- en base a informes periodísticos por "atentar contra la seguridad del Estado". El juez tercero de lo Penal de Sucumbíos, Pedro Bolaños Aguas, dictó orden de captura contra las tres extranjeras en espera de que se inicie un proceso de extradición ante Nicaragua. Para Correa, esas acciones judiciales demuestran "que en Ecuador las instituciones funcionan. La Fiscalía es autónoma, ellos verán por qué lo hicieron". Agregó que "si ellos han iniciado una indagación (luego de que la Fiscalía de la Nación descartó cualquier cargo contra las tres sobrevivientes), si tienen pruebas, si creyeron que era necesaria esa orden de prisión y medidas cautelares, bueno ellos serán los que tendrán que explicar qué los motivó a hacer aquello". Morett, egresada de la Facultad de Filosofía de la UNAM de 26 años de edad, fue dada de alta el 10 de abril pasado en el Hospital Militar de Quito, donde permaneció internada 38 días tras sobrevivir al ataque colombiano. La sobreviviente mexicana salió del nosocomio luego de que la Fiscalía General de Ecuador notificó que sobre la joven mexicana no existía medida cautelar alguna ni orden de prisión, por lo cual podía salir del país si ella así lo deseaba. Morett se convirtió en la única sobreviviente mexicana del bombardeo colombiano del 1 de marzo pasado contra un campamento clandestino de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano, cerca de la frontera común. En Ecuador, la universitaria tenía el estatus de testigo protegido, dictado por la Fiscalía General de ese país, que realizó una indagación previa del bombardeo colombiano, que dejó 26 muertos. En el ataque perdió la vida el segundo comandante de las FARC, Raúl Reyes, así como otras 25 personas, entre ellas los jóvenes mexicanos Juan González del Castillo, Fernando Franco Delgado, Soren Avilés Ángeles y Verónica Velásquez. Morett denunció que los soldados colombianos que llegaron al campamento tras el bombardeo remataron a varios sobrevivientes del ataque. Morett y las dos sobrevivientes colombianas decidieron el 16 de abril viajar a Nicaragua porque temían ser secuestrada por paramilitares colombianos en Ecuador, según informó la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU). La salida de Morett de Quito se produjo el mismo día que el presidente colombiano Álvaro Uribe declaró en Cancún, México, que los cinco estudiantes que se encontraban en el campamento de las FARC son considerados por su gobierno como "terroristas". La joven mexicana permanece en Nicaragua en calidad de "huésped" del gobierno de ese país, con adecuada protección, a la espera de garantías de que no será procesada en México.

Descarga la aplicación

en google play en google play