Escúchenos en línea

Yankes dolidos por construcción de presa hidroeléctrica con apoyo de Irán

Río Blanco, Nicaragua. The Miami Herald | 29 de Junio de 2008 a las 00:00
El plan de Irán para construir una presa hidroeléctrica a un costo de $200 millones en Nicaragua país con escasez de electricidad ha suscitado preocupaciones aquí y en Washington sobre la influencia cada vez mayor del país árabe en América Latina. La propuesta de la planta forma parte de un impulso para liberar a Nicaragua de su dependencia del crudo --80 por ciento de la electricidad la generan plantas a petróleo-- y ayudar a resolver una crisis que constantemente provoca apagones debido al racionamiento de la electricidad. La presa es el último de varios proyectos que Irán tiene planeado construir en el país más pobre de Centroamérica. Otros proyectos incluyen la construcción de 10,000 casas para los pobres, la entrega de 4,000 tractores para la agricultura y un esfuerzo conjunto con Venezuela para unir a puertos de gran calado de las costas del Caribe y el Pacífico. A su vez, Nicaragua exportaría café y otros productos a Irán. Sin embargo, la presa hidroeléctrica, cuya construcción debe comenzar en el 2011, se enfrenta a una fuerte oposición por parte de un grupo de ganaderos que dicen que las aguas inundarían sus tierras. Thomas Shannon, subsecretario de Estado para las Américas, dijo en una conferencia el 10 de junio en Coral Gables que Estados Unidos observa los pasos de Irán "con gran interés y preocupación'' a medida que "se acerca más a nuestro continente''. Por su parte, los expertos dicen que los lazos que Irán profundizando en la región son más que simples gestos de amistad. "Las relaciones cada vez mayores de Irán con los gobiernos izquierdistas de América Latina no son ad hoc'', dijo Arshin Adib-Moghaddam, ex profesor de la Universidad de Oxford y experto en Irán. "Estos gobiernos han evolucionado en función de las preferencias estratégicas de Irán después de la revolución, como los esfuerzos por colocar al país con más firmeza dentro del llamado Tercer Mundo''. Cesar Zamora, director de la mayor compañía eléctrica de Nicaragua, Corinto Power, dijo que el sector de la energía está desesperado por inversiones pero tiene dudas de que el proyecto iraní sea realizable porque el gobierno de Irán está pidiendo garantías de precio que al gobierno nicaragüense le costará trabajo cumplir. Los que se oponen al proyecto exigen que se debata en el Parlamento. Ortega ha sido ampliamente criticado por la falta de transparencia en el manejo de más de $520 millones de ayuda financiera que le entregó Venezuela sin la aprobación del Congreso.

Descarga la aplicación

en google play en google play