Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos



Una ¿feminista? que desde Paraguay denigra una mujer...

Asunción. Por Luis Agüero Wagner, Radio La Primerísima. | 24 agosto de 2008

Comentar    
El escritor paraguayo, Luis Agüero Wagner, autor de "Fuego y Cenizas de la Memoria" y "Las Banderas de Mitre", denuncia la doble moral de la funcionaria paraguaya Gloria Rubin, quien en nombre de su supuesto feminismo, denigra a una mujer "¿Desde cuándo es feminismo denigrar a una meritoria mujer como Rosario Murillo? ¿No merece acaso la jefa de comunicaciones y primera dama de Nicaragua ser respetada y defendida por alguna organización feminista?", se pregunta el escritor paraguayo. A continuación, les presentamos la combinación de dos artículos de Agüero Wagner, publicados entre el 22 y el 23 de agosto.

LA DOBLE MORAL DE UNA «FEMINISTA»

Por Luis Agüero Wagner No es mi costumbre inmiscuirme en la vida sexual de los demás, pero por una vez me creo autorizado ante la actitud de la ministra Gloria Rubín, quien por motivos ideológicos se zambulló en una polémica desatada a diez mil kilómetros del lugar donde reside. El episodio me habilita a reflexionar sobre algunos hechos de la historia paraguaya de la historia personal de algunos personajes siempre encumbrados, con el gobierno que sea, dado que soy casi un vecino de la familia Godoy-Rubín. Al margen de la distancia, Stella Calloni escribió una vez que Asunción es la más centroamericana de las capitales sudamericanas, por lo que cualquier similitud entre los alabarderos de Stroessner y Somoza, en Paraguay y Nicaragua, pueden ser consideradas meras coincidencias. "Fui admiradora del movimiento sandinista, fui una de las jóvenes que lloró de emoción cuando llegaron al poder" afirmó Gloria Rubín a un medio de Nicaragua. Su posición, por supuesto, varió cuando recibió los dólares del National Endowment for Democracy en los últimos meses de la dictadura de Stroessner. El NED es una fundación creada para relevar a la CIA en el intervencionismo imperialista, y está enfrentado con el sandinismo desde que financió con mil millones de dólares el triunfo de Violeta Chamorro en 1989. Rosario Murillo, quien fue denigrada y agredida con fiereza por la acusaciones de Gloria Rubín denunció a Rubín y su esposo, Humberto Rubín, de ser aliados de Stroessner durante su régimen, que se extendió desde 1954 hasta 1989. "Yo le doy el beneficio de la duda, no de la mala fe. Pero aquí en el Paraguay saben muy bien quién es Humberto Rubín y saben muy bien quién fue Gloria Rubín en su momento, con una radio clausurada por el régimen de Stroessner, con persecuciones policíacas durante mucho tiempo" replicó Gloria Godoy. Es cierto, Señora Godoy de Rubín, pero también es cierto que usted es sobrina de Adán Godoy Giménez, y que su marido Humberto fue animador de los cumpleaños de Stroessner y también integrante del cortejo de adulones del sanguinario dictador por treinta años, hasta que fue cooptado por la embajada norteamericana de Asunción. Entonces, con la protección de Washington, participó en los últimos meses de la campaña desestabilizadora coordinada por la CIA para acabar con el anacrónico dictador al que sostuvieron por más de treinta años. ¿Desde cuándo es feminismo denigrar a una meritoria mujer como Rosario Murillo? ¿No merece acaso la jefa de comunicaciones y primera dama de Nicaragua ser respetada y defendida por alguna organización feminista? ¿Por qué será que los ataques de la esposa del animador de los cumpleaños de Stroessner sólo toman partido por la derecha? ¿Tendrá algo que ver el asilo a una mujer, guerrillera de las FARC, poco antes del estallido de la campaña continental contra Ortega? Por otra parte, cotidianamente en la radio de la ministra Rubín, son agredidos Chávez, Morales, Correa, Fidel Castro, e incluso a Cristina Fernández de Kirchner. El día que la ministra sufrió acoso sexual Al margen de todo, Gloria Rubín fue primero empleada de su marido, Humberto Rubín, en tiempos en que este estaba felizmente casado con su primera esposa, la madre de la bella conductora Pelusa Rubín. ¿No recibió acaso un acoso sexual en el lugar de trabajo, por parte de un hombre influyente en el régimen de Stroessner, que en ese entonces estaba casado con otra mujer? Gloria Rubín era en aquellos lejanos días una atractiva jovencita, que trabajaba en la radio que el coronel Pablo Rojas montó, con dinero distraído con anuencia de Stroessner, de la Intendencia Militar y otras instituciones públicas. Allí conoció a su actual marido, quien por entonces era su jefe, además de influyente animador de los cumpleaños del dictador. La romántica historia, no deja de parecerse bastante a las muchas jovencitas paraguayas que son acosadas por sus jefes paraguayos en sus lugares de trabajo cotidianamente, y a quienes Gloria Rubín debería estar defendiendo, en lugar de agredir a su congénere Rosario Murillo sin tener vela en el entierro. Gloria Rubín hace en su propia radio un programa, que con la excusa del feminismo dedica la mayor parte del tiempo a promocionar a los "chicos buenos" de las ONGs cooptadas por la embajada norteamericana de Asunción y a despotricar contra los gobiernos socialistas. Su compañero de audición es un misterioso médico siquiatra correntino, que firmó varios libros con Augusto Roa Bastos, aprovechándose del laureado novelista en la última etapa de su vida, el doctor Alejandro Maciel. Los amigos de Roa Bastos lo conocen por haber aislado al escritor en sus últimos días, encerrándolo y durmiéndolo con altas dosis de sedantes. Personalmente puedo testimoniar que en una oportunidad acudí a una cita concertada con Roa en su departamento, y a pesar de haber sido invitado por el mismo escritor, el doctor Maciel me impidió el acceso en el umbral del edificio. Una de las tantas veces en que Roa Bastos fue abandonado con llave y sedado con altas dosis de somníferos, el escritor despertó devorado por el hambre, y no encontró nada que comer en su departamento. Como vivía en un entrepiso, intentó salir por la ventana pero perdió pié en la pendiente que lleva al estacionamiento, rodando por varios metros y lastimándose gravemente el cráneo. Pocas horas después falleció. Cuando la justicia paraguaya iba a investigar al siquiatra, éste desapareció del Paraguay e incluso cambió su identidad. A buen resguardo hoy, merced a las influencias de su compañera de audición la ministra Rubín, volvió para pasearse a sus anchas por Paraguay. Humberto Rubín y sus negociados con Stroessner Humberto Rubín, antes de convertirse en disidente a sueldo de la CIA contra Stroessner, hizo varios negocios con tierras que debían destinarse a campesinos. De uno de ellos quedó esta constancia, presentada por un periodista, víctima de la dictadura de Stroessner, Nemesio Barreto. (Ver: http://luisaguerowagner.zoomblog.com/archivo/2007/05/06/la-Falsa-Lucha-Contra-Stroessner.html) Humberto Rubín no tuvo inconveniente alguno en otorgar su "Micrófono de Oro" a su tío, el doctor Godoy Jiménez, pese a los serios cuestionamientos que se le hacían en materia de derechos humanos. En este sentido, el capitán Hilario Ortellado cuenta en sus memorias la lenta agonía del preso Domingo Regalado Brìtez, quien empezó a enfermarse un día de febrero de 1966 y que a los pocos días ya había perdido el habla. Sigue contando Ortellado "que el día miércoles 24 de agosto, el Secretario General de la Policía, Inspector Carlos Duria, vino personalmente a traer una nota remitida por el director del Policlínico Policial "Rigoberto Caballero" que decía que «de acuerdo al pedido formulado por la Jefatura se envía el diagnóstico del enfermo Domingo Regalado Britez y que se trata nada más que de una bronquitis» Este documento criminal estaba firmado por el Director del Policlínico Policial, Adán Godoy Jiménez. El capitán Ortellado anota en su diario -jueves 2 de febrero de 1967- cuanto sigue: "Hoy, víspera de San Blas, tuvimos la noticia de la muerte de quien en vida mera nuestro compañero de martirio Domingo Regalado Brítez". Otro testimonio, igualmente desgarrador, es el de Heriberto Florentín Peña, quien señala a Adán Godoy Jiménez como el médico del Policlínico Policial que inspeccionaba a los torturados, pero sólo para que éstos no cometieran la ingratitud de morirse antes de declararse comunistas o culpables del delito que se les quería atribuir. Este desalmado es el Humberto Rubín verdadero, no el que desde su radio dicta cátedra de moral a los "hijos iluminados de la sombra". Un hombre sin escrúpulos, en cuyo prontuario de iniquidades figura el de haber premiado a nuestros verdugos. Telenovela caribeña El 9 de marzo de 2004, el Nuevo Diario y el diario La Prensa, publicaron en Managua que el ocho de marzo de 2004, Día Internacional de la Mujer, ocurrió un suceso inesperado: Zoilamérica Narváez anunció a través de Radio Mujer, que se había reencontrado con su madre, Rosario Murillo, después que ella había sido manipulada por los adversarios del FSLN para que denunciara a su padre adoptivo Daniel Ortega. En esa oportunidad, El Nuevo Diario tituló: "Reencuentro con Zoilamérica", y el diario La Prensa: "Zoilamérica dispuesta a perdonar". Según se publicaba el 9 de marzo de 2004, “Rosario Murillo, esposa del comandante Daniel Ortega, se reconcilió ayer públicamente con su hija Zoilamérica Narváez, después que la última generó un escándalo político, al acusar a Ortega por violación y acoso sexual”. Como si fuera una telenovela caribeña, al parecer la ministra de la mujer del teólogo de la liberación tercermundista Fernando Lugo, se perdió ese capítulo y echó leña al fuego el 15 de agosto, cuando con un grupo de feministas a sueldo de la embajada norteamericana, organizó un protesta contra Daniel Ortega sin dudar calificarlo de depravado a diez mil kilómetros de Nicaragua. La cuestión devino en un continuado insulto a la Nicaragua sandinista, a la que Fernando Lugo visitó y pidió perdón por el asilo paraguayo a Somoza. El obispo jubilado visitó pocas semanas atrás a Ortega y compartió con él una tarima en Managua, pero el líder sandinista no pudo retribuir la gentileza porque la ministra Rubín orquestó un gran escándalo a través de la prensa adicta al imperio, desenterrando un problema familiar de Ortega que hace tiempo se cerró, que la justicia desestimó y la Asamblea Nacional de Nicaragua declaró intrascendente. Si algo ha quedado plenamente ratificado con todo esto, es que la izquierda no tiene participación en el nuevo gobierno de Paraguay. Eso a pesar del permanente esfuerzo de sus propagandistas como Aldo Zucolillo, de querer decirnos qué es izquierda en Paraguay a pesar de haber sido un conspicuo financista de las actividades de la Liga Mundial Anticomunista y hacer negocios como Massera y la Secta Moon. En el Paraguay de hoy, todos los sectores participan del gobierno menos la izquierda, los comunistas son golpeados en las calles por personeros de la embajada norteamericana de Asunción, los editoriales prometen el infierno para todos si el gobierno se deja llevar por Chávez y sataniza a los gobiernos socialistas de la región. Como guinda de la torta, un icono de la izquierda latinoamericana como Daniel Ortega es hostigado desde el mismo gabinete de Fernando Lugo, por una prepotente personera de la National Endowment for Democracy, y su presencia en el Paraguay es impedida como en los buenos tiempos de la dictadura de Alfredo Stroessner. La construcción de una opinión continental Actualmente las "feministas" cuyas convicciones son subsidiadas por los dólares del NED, la USAID, la CIA y otras instituciones filantrópicas de tan feliz memoria en Latinoamérica, se encuentran empeñando sus esfuerzos en construir una opinión continental adversa a Ortega en el culebrón nicaragüense, que ya fuera aprovechada por Gloria Rubín en Paraguay para demostrar que su poder supera al del clérigo presidente Fernando Lugo. La cuestión tiene muchos antecedentes, desde que la operación de la CIA para derrocar al presidente nacionalista guatemalteco Arbenz (denominada"Sucess") fue la primera que incluyó la implementación de "un aparato de construcción de opinión a nivel continental" según la definición propia de los EEUU. La operación fue autorizada por el presidente de EEUU, Dwigth Einshower e instrumentada por el entonces canciller John Foster Dulles, y su hermano Allen, director de la CIA. Los hermanos Dulles, eran accionistas de la United Fruit Company, propietaria de enormes latifundios y plantaciones en Guatemala, afectados por la Reforma Agraria emprendida por Arbenz para darles tierra a los miles de campesinos e indígenas privados de ella La CIA redacta, la prensa latinoamericana publica El ex presidente de EEUU, Bill Clinton, ordenó en 1995 desclasificar información de la CIA. La Central de Inteligencia anunció en 1997 que tenía 165.9 millones de páginas de documentación. La misma CIA contrató un grupo de historiadores para que agruparan la información. Uno de ellos se ocupó de la "Operación Guatemala" considerada "una de las más exitosas" realizadas por EEUU en el continente y además, "tomada como modelo" para la política posterior de Washington en América Latina En 1999 se liberan 1.000 páginas y en 2003 otras 14.000, en total 5.124 documentos. Historiadores uruguayos analizaron estos documentos, buscaron las referencias a Uruguay y cotejarlos con las publicaciones de los diarios uruguayos de la época. El documento inicial donde se fija toda la operación contra Guatemala, tiene el siguiente código "CIA, "Guatemala¬General Plan of Action", Doc. No. 135875, 12 November 1953" (Ver facsímil 1) . En el mismo se establece, además de los planes de invasión y desestabilización terrorista en Guatemala, "una operación continental de prensa y convencimiento" con los siguientes objetivos: "convencer" a los gobiernos y la opinión pública de América Latina de que el "comunismo internacional" se había apoderado de Guatemala y este país, dominado por una potencia "foránea", "ajena", constituía una "amenaza" para la seguridad continental y de EE.UU. en particular". El documento establece una serie de "fases", hasta con fechas establecidas para la aparición en "medios amigos" de editoriales y artículos, buscando primero influir en los gobiernos para lograr que en la Conferencia de la OEA en Caracas, realizada a mediados de marzo de 1954 se aprobara la moción "anticomunista" propuesta por EEUU y luego justificar la "intervención" en Guatemala. (**) Puede encontrar más artículos de Luis Agüero Wagner en esta página: http://elmercuriodigital.es/content/category/7/139/179/


Comentar     Arriba

ESCUCHENOS EN LINEA

En celulares!

streaming ios streaming android streaming bb y otros streaming android

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Pensamiento Crítico

Guatemala: #ParoNacional, privatización y despojo

Mientras se mueven los límites del país que conocemos (se amplían, se reducen, o se desplazan y...

Guerra de despojo territorial y acaparamiento de tierras

Las disputas por la tierra y el territorio forman parte de los conflictos más antiguos de la...

La asfixia financiera, un arma contra Venezuela

Las arremetidas de la administración Trump contra Venezuela se amplifican y profundizan mediante...