Escúchenos en línea

Al fin Uribe se decide por la paz y busca contacto con Cano, jefe máximo de FARC

Bogotá. Agencia Notimex. | 30 de Agosto de 2008 a las 00:00
El gobierno colombiano designó dos delegados para buscar contactos con el jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Alfonso Cano, reveló el alto comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo. En entrevista con el diario El Tiempo, Restrepo sostuvo que además de buscar un acercamiento con Cano, el gobierno también trabaja la opción de negociar por separado con bloques del grupo insurgente. Cano asumió la comandancia de las FARC tras el fallecimiento de su líder histórico, Manuel Marulanda Vélez (Tirofijo), en marzo pasado. "Hay dos personas con todo el apoyo logístico del gobierno, dedicadas única y exclusivamente a mantener el canal de comunicación, en la cordillera del valle del Tolima, con Alfonso Cano y Pablo Catatumbo", dijo Restrepo. Sin embargo, "hasta este momento no ha habido contacto, no ha habido voluntad de las FARC", señaló el alto comisionado de paz de Colombia. "Lo que les hemos mandado a decir a los máximos jefes de las FARC es que el gobierno está dispuesto a un encuentro directo con ellos para hablar de paz, que tenemos toda la voluntad, es decir, incluir el tema de los secuestrados en un gran acuerdo de paz", dijo. Agregó que "hasta ahora lo que hemos notado es que no hay un cambio en la política de las FARC, siguen en su posición intransigente y obstinada". Restrepo aseguró que "apenas constatemos que hay un cambio, una voluntad o un deseo, el gobierno siempre ha dicho que está dispuesto a avanzar en los caminos de la libertad". En forma paralela a estas gestiones el gobierno hace "un trabajo persistente hacia los frentes guerrilleros que tienen a los secuestrados, aunque nosotros no descartamos tampoco los rescates militares. Avanzamos en eso". "Estamos orientados hacia los frentes y estructuras que tienen en su poder a los secuestrados, les estamos ofreciendo alternativas de reincorporación, legales y también económicas porque creemos que en este momento es la vía más adecuada", explicó. Restrepo sostuvo que le preocupa el hecho que en la última lista que entregaron las FARC identificando a los secuestrados en su poder, estén al menos cuatro policías recientemente secuestrados cuando iban de civil en un bus. "Yo a eso no le veo una señal de paz; le veo más bien un mensaje de guerra, un mensaje terrorista, de que se va a aprovechar cualquier licencia de un soldado o de un policía para secuestrarlo y después decir que es canjeable", aseveró. El grupo insurgente tiene en su poder a 29 personas, 26 de ellas miembros de la Fuerza Pública y tres dirigentes políticos, a los cuales pretenden canjear por medio millar de guerrilleros en prisión. Restrepo aseguró que, con sus comunicados, las FARC buscan "reactivar los contactos internacionales, generar unos espacios políticos mostrándose como actores políticos internacionales, pero sin un avance efectivo en la solución". "Yo no diría que con la nueva cúpula las cosas se han complicado más, sino que siempre han sido complicadas, porque todo el tiempo las FARC han mantenido un doble lenguaje: por un lado, internamente, un lenguaje de guerra, y hacia afuera, un lenguaje de diálogo", dijo. A juicio de Restrepo, Cano "tiene una actitud dogmática marxista leninista. El sí es un político, pero un político marxista leninista, dogmático y esa es la línea que quiere imponer dentro de las FARC". "La información que tenemos es que dentro de las FARC hay un afianzamiento de la posición terrorista", indicó. Restrepo dijo que el gobierno mantiene "abierto el camino del diálogo y si el señor Cano quiere reunirse conmigo, estoy dispuesto. Eso ya lo sabe él, porque ese mensaje se lo hemos mandado varias veces y se lo hemos reiterado en las últimas semanas", afirmó.

Descarga la aplicación

en google play en google play