Escúchenos en línea

Juez Rojas se separa de caso Cardenal

Managua. Radio La Primerísima. | 1 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El juez primero distrito penal, David Rojas, anunció este lunes que se separa de seguir conociendo del caso el poeta Ernesto Cardenal, debido a lo que llamó “fuerte campaña mediática nacional e internacional en contra del sistema judicial de Nicaragua”. Rojas, quien tenía previsto anunciar este lunes medidas cautelares en contra de Cardenal Martínez, señaló que también se separa del caso en pos de la “transparencia” del proceso y “por el bien del sistema judicial”. El propio panida señaló desde un inicio que el judicial fue oficial en los años 80 de la extinta Dirección General de Seguridad del Estado, del también desaparecido Ministerio del Interior, guante el gobierno del presidente Daniel Ortega en esa década. Rojas, quien condenó al padre Cardenal a pagar 20 mil córdobas por el delito de injurias y calumnias la semana pasada, y luego lo declaró valetudinario por presunto respeto a sus derechos humanos, también fue acusado por un diario de la derecha, de haber cometió delito de prevaricato. EL NUEVO DIARIO informó la semana pasada que una de sus fuentes le informó que Rojas, el 28 de diciembre de 2003, brindó sus oficios de notario a Immanuel Zerger, el ciudadano alemán que acuso al cura trapense por injurias y calumnias. Otros medios han calificado a Rojas como "torpe" por haber "desempolvado" el caso del poeta Cardenal Martínez, condenarlo a pagar la multa, amenazar con enviarlo a presidio, y luego declararlo valetudinario. El juez que se hará cargo del caso será Ronaldo Morán, suplente de Rojas en el Juzgado Primero del Crimen de Managua. Rojas indicó este lunes que no impuso ninguna medida cautelar en contra de Cardenal, aunque advirtió que ya se venció el plazo para que éste pague al fisco la multa de 20 mil córdobas (poco más de 1,000 dólares). El juez Morán será quien decida si impone las medidas cautelares contra el sacerdote, quien se negó a pagar la multa y ha dicho que está dispuesto a ir a la cárcel, al considerar que se le condena como "una venganza política" del presidente Daniel Ortega. Por su lado, funcionarios del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, introdujeron este lunes ante el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), un recurso de exhibición personal o "habeas corpus" en favor del padre y poeta Cardenal. El Cenidh expresa en su escrito que solicita el habeas corpus para Cardenal “debido a que se han realizado y realizan acciones que ponen en inminente peligro su libertad, seguridad personal e integridad física, amenazas que dan lugar” al mismo. “La presente acción constitucional va dirigida (en) contra del doctor David Joy Rojas Rodríguez, Juez Primero de lo Penal, Managua y (en) contra (de) cualquier autoridad judicial o administrativa que restrinja o pueda restringir la libertad individual y de libre movilización del padre Ernesto Cardenal Martínez”, señala el Cenidh. El recurso fue solicitado por la presidenta y el abogado de ese organismo, Vilma Núñez y Gonzalo Carrión, respectivamente, quienes anunciaron que también denunciarán el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Ernesto Cardenal ha comprometido conferencias con varias universidades de Estados Unidos, adonde tiene previsto viajar esta semana. Red de Escritores condena La declaración de culpabilidad al cura y poeta Ernesto Cardenal en Nicaragua "aparece como una clara represalia" a su actitud crítica "permanente" contra el Gobierno de Daniel Ortega, dice un comunicado divulgado este lunes en España por la Red Internacional de Escritores por la Tierra. Esta Red anunció el impulso de una "campaña de apoyo" a Cardenal, "la más reciente víctima" -dice- del acoso en Nicaragua a quienes denuncian "la falta de transparencia, el estilo autoritario, el comportamiento sin escrúpulos y la falta de ética de Daniel Ortega en su retorno al poder". El 22 de agosto pasado, la Justicia nicaragüense, en la persona del magistrado David Rojas, declaró a Cardenal, de 83 años, "reo valetudinario", en un caso de injurias al empresario alemán Inmanuel Zerger. Reo valetudinario se considera a los ciudadanos mayores de 70 años con condiciones crónicas de salud que les impiden ser encarcelados y deben cumplir la pena en sus casas, con restricciones dictadas a discreción del juez, que pueden incluir impedimentos migratorios. Según el abogado defensor de Cardenal, los casos de injurias por los que se juzgó a Cardenal, en un proceso que empezó en 2005, cuando se le declaró inocente, es de orden civil y estos juicios no se pueden desarrollar si no es a petición de las partes y que el juez no tiene facultad para actuar de oficio. La Red de Escritores por la Tierra considera que la sentencia fue dictada "casualmente" al regreso de Cardenal de Paraguay, donde asistió como invitado a la toma de posesión del presidente, Fernando Lugo, y donde "dijo lo que piensa" del gobernante de Nicaragua. Según la prensa nicaragüense, en su viaje a Asunción Cardenal acusó a Ortega de "ladrón" y de haberse aliado con ex personeros del dictador Anastasio Somoza Debayle y la ex "Contra" que combatieron con las armas al primer régimen sandinista. "La integridad de Ernesto Cardenal y sus credenciales como persona que ha dedicado su vida a la causa de la justicia, confieren enorme autoridad a sus críticas", dice el texto divulgado por la Red Internacional de Escritores por la Tierra. La Red llama a los "escritores y amigos de Nicaragua en el mundo" a denunciar la "persecución política" contra Cardenal y a solidarizarse con él. El abogado de Ernesto Cardenal considera nula la resolución judicial y pedirá en los tribunales de Managua que se separe a Rojas de conocer el caso porque "está implicado". Toda la acción penal contra Cardenal, aseguró, debe declararse prescrita, ya que el caso, que fue apelado, tenía 36 meses en "estado de sentencia". ALDHU repudia persecución La Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos (Aldhu), con sede en Quito, repudió este lunes la "persecución" de la que, a su juicio, es víctima el sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal y anunció una campaña internacional de recogida de firmas para pedir que cese al gobierno de Nicaragua. El secretario general de la Aldhu, el chileno Juan de Dios Parra, señaló en un comunicado que "la pretensión de un juez de Managua de criminalizar al sacerdote, esconde una oscura maniobra de acoso y persecución en contra de uno de los fundadores de la Aldhu". Recordó que Cardenal está entre los sesenta líderes Latinoamericanos, como Leonidas Proaño, Oswaldo Guayasamín, Raúl Alfonsín, Adolfo Pérez Esquivel y Rigoberta Menchú, que fundaron en Quito la Aldhu, en 1980 "Esta Asociación considera que la persecución en contra de Cardenal, constituye una afrenta a los Defensores de los Derechos Humanos, y que las acusaciones urdidas en su contra, se deben entender como parte de una repudiable acción, inspirada en el odio y la revancha", señala un comunicado de la Aldhu. Por ello, informó de que ha convocado a "una urgente campaña internacional" de firmas de respaldo a Ernesto Cardenal, dirigida al Gobierno de Nicaragua. Con ella pretende advertir que "cualquier avance en la dirección de consolidar las amenazas proferidas en su contra, incluyendo las medidas cautelares anunciadas por un juez, motivarán una condena universal", subraya. El pasado viernes se cumplió el plazo para que Ernesto Cardenal pagara la multa de 1.000 dólares que se le impuso por injuriar a Zerger, con el que le enfrenta lo que parece una antigua disputa de tierras. El poeta, que recibió el respaldo de un nutrido grupo de intelectuales de todo el mundo, anunció en público que no iba a pagar la multa, por injusta y por ser -dijo- una "venganza" del presidente Daniel Ortega, y señaló que estaba dispuesto a "ir preso".

Descarga la aplicación

en google play en google play