Escúchenos en línea

Poeta Cardenal dice sentirse bien, tranquilo, pero triste

Managua. Agencia ACAN-EFE. | 7 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El sacerdote y poeta trapense Ernesto Cardenal, condenado por injuriar a un empresario alemán y a quien la justicia nicaragüense le ha congelado sus tres cuentas bancarias, se siente "acosado por perros rabiosos", informó este domingo a la prensa local. Cardenal, de 83 años, y ministro de Cultura durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990), dijo en entrevista que publica El Nuevo Diario de Managua que se "siente muy bien, completamente tranquilo", aunque también "un poco triste". "Tal vez un poco triste porque pensé que los últimos años de mi vejez iba a pasarlos en paz y tranquilidad, pero Dios sabe lo que hace y yo estoy en manos de Dios. Él me ama", agregó. El conocido poeta, que fue amonestado en público en marzo de 1983 por el fallecido Papa Juan Pablo II por su activismo político, fue condenado el 22 de agosto pasado a pagar una multa de 20.000 córdobas (1.025 dólares) por injurias al empresario alemán Inmanuel Zerger, con quien enfrenta una antigua disputa de tierras. Cardenal no acató la sentencia por "injusta e ilegal" y por considerarla una "venganza" del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, del que está distanciado. Según el sacerdote, Ortega ejerció toda su influencia en el Poder Judicial en contra suya por sus declaraciones críticas y la acogida que tuvo en Asunción, cuando asistió a la toma de posesión del presidente de Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo. "Yo les dije (a los medios en Paraguay) que la situación (de Nicaragua) era de una dictadura de Daniel Ortega, su esposa (Rosario Murillo) y sus hijos", recalca el poeta. "Sabía que me exponía al decir verdades en un país extranjero donde me estaban preguntando por Nicaragua. Podía haberme quedado callado o dar unas declaraciones ambiguas. Hubiera sido infiel a la verdad y al Evangelio", continua. "Tenía que decir la verdad y la dije, manteniendo mi fidelidad a la revolución y al Evangelio, que para mí vienen a ser lo mismo", añade. Reafirma, además, que en Nicaragua "no hay nada de revolución, no hay nada de sandinismo, sólo traiciones". "Lo que piensa la mayoría de Nicaragua, que todo es una hipocresía, una mentira de los dos ellos (Ortega y Murillo). No hay ninguna izquierda, no hay nada que sea de izquierda en ellos, no hay nada que sea de revolución, nada de sandinismo", recalcó. "Es una traición a (Augusto César) Sandino (héroe nicaragüense), al pueblo y traición a ellos mismos", agregó. En la entrevista también denunció que Nicaragua vive un "Estado policiaco" y puso como ejemplo el hecho de que averiguaran sus tres cuentas bancarias y las divulgaran. "Tienen que decir cómo averiguaron eso. Hay un Estado policiaco en contra del país, de todos los nicaragüenses", señala. Cardenal concluye la entrevista citando el Salmo 59 de la Biblia, para ilustrar como se siente: "Acosado por perros rabiosos", dijo. El caso del poeta trapense, declarado por el juez David Rojas reo valetudinario, por su edad y estado de salud, lo lleva ahora el juez Ronaldo Morán, quien anunció que posiblemente falle esta semana. La justicia nicaragüense no ha dictado ninguna medida cautelar contra el poeta, quien se puede mover libremente por el país e incluso viajar al exterior.

Descarga la aplicación

en google play en google play