Escúchenos en línea

Estalla violencia fascista en Bolivia, pero gobierno de Evo descarta estado de sitio

La Paz. Agencia ABI. | 9 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El gobierno del presidente Evo Morales descartó decretar un estado de sitio en Bolivia para frenar el "golpe cívico prefectural" que se inició este martes con la toma de instituciones públicas y anunció que apelará a todos los instrumentos legales y constitucionales para enfrentar este movimiento fascista en varias regiones de la denominada "media luna". Entretanto, el movimiento popular sobre el cual se asienta el gobierno de Morales, ha anunciado una marcha masiva desde Cochabamba para cercar la ciudad de Santa Cruz e impedir que los fascistas siembren mayor violencia y destrucción. LEA ADEMÁS: Fascistas azotan bebé en Santa Cruz La otra cara de la violencia racista y clasista en Santa Cruz Grupos de choque que responden a jefes autonomistas rebasaron el martes a la policía militar, agredieron a las fuerzas del orden, incendiaron y saquearon oficinas públicas, entre ellas la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) -nacionalizada en mayo por Morales a la italiana Euro Telecom Internacional (ETI), en el día más violento que vivió esa capital, bastión de los fascistas. Esas acciones subversivas se dieron inicio apenas unas horas después del retorno al país de Estados Unidos del principal líder de la asonada cívico-prefectural, Branco Marinkovic, rico empresario agroindustrial de origen croata. Los ministros de Gobierno, Alfredo Rada, y de Defensa, Walker San Miguel, ofrecieron una conferencia de prensa conjunta en Palacio Quemado, tras una evaluación de la jornada violenta, vandálica y delincuencial en diferentes regiones del oriente y del sur del país promovidos por los prefectos y cívicos opositores a la administración del presidente Evo Morales. El ministro Rada informó que grupos fascistas dirigidos por los cívicos y prefecto, Rubén Costas, se dieron a la tarea de tomar las entidades públicas que pertenecen a todos los bolivianos y que fueron recientemente recuperados con la política de la nacionalización en esta gestión gubernamental. "Se dio inicio a un golpe de estado cívico prefectural contra la unidad del país y la democracia", afirmó el Ministro de Gobierno y anunció que este hecho será enfrentado con todos los instrumentos legales a su alcance, junto al pueblo. Durante esta jornada los autonomistas y delincuentes sembraron de odio, terror, saqueos y golpizas en varias regiones de la denominada "media una" con toma y saqueo del Instituto Nacional de Reforma agraria (INRA), Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), Televisión Boliviana, Radio Patria Nueva, Aduana, aeropuertos, Superintendencia de Hidrocarburos, planta distribuidora de gas en Villamontes y el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS). "Estará marcada como una de las jornadas más negras, la historia democrática contemporánea del país. En esta jornada en varios lugares del país, (…) ciudad de un millón de habitantes en la que apenas un puñado de gente violenta financiada, organizada, promovida por algunos poderes locales asaltaron instituciones públicas, instituciones del Estado que son parte de todos los bolivianos", afirmó. Rada denunció ante el país y ante la comunidad internacional, que aquello que se venía gestando con apoyo interno y externo y que el gobierno oportunamente denunció aquello que venía preparándose desde los organismos cívicos y desde algunas prefecturas de oposición, en esta jornada materializó en la práctica. "Se lo ha hecho con la más cruda violencia, con el nivel más grande de agresividad contra el patrimonio de los bolivianos, contra la sana convivencia entre los ciudadanos alterando la normalidad en una ciudad como la de Santa Cruz que por mucho tiempo se convirtió en ejemplo de prosperidad, de desarrollo y de sana convivencia", afirmó. El Gobierno convoca a los ciudadanos bolivianos a plegarse a la defensa de la democracia y de la unidad nacional dentro de lo que es la Constitución Política del Estado, las leyes y la legitimidad. De su parte, el ministro de Defensa. Walker San Miguel, advirtió a los prefectos y cívicos del denominado Consejo Nacional Democrático (Conalde) que los "fascistas no pasarán", al referirse al golpe de Estado que promueven estos opositores. El titular de Defensa dijo que un millón de habitantes en Santa Cruz no puede ser alterado por 500 pandilleros, por lo que descartó la declaratoria de un estado de sitio. Reconoció el trabajo patriótico que desempeñan los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía que enfrentaron a los vándalos con tolerancia y "sin disparar ni una bala". El Ministro de Gobierno dejó entrever que los principales responsables de la escalada de tomas y saqueo de entidades públicas y del golpe cívico prefectural son; el titular de los cívicos cruceños, Branco Marinkovic, y el prefecto Rubén Costas. "(…) Branco Marinkovic que acaba de retornar hace pocas horas de los Estados Unidos, lugar donde estuvo por varios días, y a su retorno desata esta oleada de atentados, de violencia, de separatismo", manifestó Rada. Criticó la actitud contemplativa de Rubén Costas, quien tiene la obligación como primera autoridad del departamento de garantizar la tranquilidad y la convivencia pacífica entre todos los ciudadanos que habitan la ciudad de Santa Cruz, brilló en esta jornada por su ausencia. "Sin embargo, desde las sombras alienta este tipo de actitudes (toma de entidades públicas) y actos violentos". Movimiento popular cercará Santa Cruz Colonizadores, campesinos y organizaciones sociales determinaron iniciar a las 00.00 de este miércoles un cerco a Santa Cruz, desde al menos tres puntos cardinales, en repudio a la toma de instituciones del Estado, la violencia desatada por grupos de choque al servicio de los cívicos y ricos terratenientes cruceños, y para el Conalde dialogue con el Gobierno. En el departamento de Cochabamba, definieron iniciar el cerco indefinido a ese departamento, tanto en la carretera nueva que atraviesa el Chapare (centro), como la antigua que va por Aiquile. El vicepresidente de las seis Federaciones del Trópico cochabambino, Eusebio Romero, dijo que la determinación fue asumida por las organizaciones sindicales y sociales del departamento en respuesta a la violencia incitada por el presidente del Comité Cívico, Branco Marinkovic, y el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas. El dirigente señaló que la medida de presión será de carácter indefinido hasta que los prefectos y cívicos agrupados en el autodenominado Consejo Nacional Democrático (Conalde) pidan que se suspenda el cerco e inicien el diálogo con el Poder Ejecutivo para compatibilizar el nuevo texto constitucional con sus estatutos autonómicos. Explicó que en la ocasión se determinó que las organizaciones afiliadas a las Seis Federaciones del Trópico se encarguen de bloquear la carretera nueva a Santa Cruz en los sectores de Entre Ríos, Bulo Bulo y Mamoré. Mientras que la Federación Única Departamental de Campesinos de Cochabamba bloqueará el camino antiguo hacia Santa Cruz en los sectores Carrasco, Aiquile y Tiraque. "Frente a las provocaciones de la ‘media luna’ hemos determinado el bloqueo de caminos desde las cero horas (de este miércoles) en repudio a las acciones vandálicas de delincuentes de la Unión Juvenil Cruceñista que han tomado entidades del Estado y han destruido medios de comunicación del Estado", declaró Romero a la red Patria Nueva. El dirigente de las federaciones del Trópico cochabambino llamó a todas las organizaciones sindicales e indígenas sumarse a esa medida de presión indefinida e iniciar el bloqueo de caminos hacia los departamentos de Beni, Pando y Tarija. Romero aseguró que la medida de presión no se realizará con volquetas o tractores, sino con un bloqueo hormiga con troncos, piedras y la presencia de las organizaciones sociales. El dirigente acusó al embajador de Estados Unidos en Bolivia, Philip Goldberg, de estar propiciando un golpe a la democracia boliviana, por lo que en el curso de las siguientes horas harán una petición formal "para que abandone Bolivia y vaya a su país a hacer lo que le dé la gana, porque el pueblo no está dispuesto a seguir aguantando humillaciones". A su vez, el secretario de Relaciones de la Federación de Colonizadores de Santa Cruz, Juan Varea, confirmó a la red Erbol que desde las cero horas de este miércoles se inicia el bloqueo de caminos en el tramo carretero Santa Cruz - Trinidad en repudio a la toma de instituciones y la humillación de gente humilde. Además, adelantó que como lección para los que forman parte del Comité Cívico de Santa Cruz a partir de las siguientes horas se empezará con la toma de haciendas de los empresarios y los sitios donde almacenan la soya y el girasol. "Tienen que saber que se siente cuando se toman sus pertenencias. Nos estamos organizando para iniciar el bloqueo de caminos desde las 12 de la noche (00.00 de este miércoles) y para directamente ir a tomar esas tierras de los empresarios cruceños", sentenció el dirigente colonizador. Vera adelantó que el bloqueo de caminos en Cuatro Cañadas, Villa Paraíso y San Julián será indefinido, hasta que los prefectos de oposición pidan al Gobierno iniciar el diálogo sin condiciones para compatibilizar la nueva Constitución Política del Estado con sus estatutos autonómicos. "Ya es un hecho el bloqueo indefinido, hasta que estos señores depongan su actitud y pidan el diálogo. Está decidido la toma de tierras de los empresarios para que sepan qué se siente", manifestó el colonizador. Entre tanto, el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Colonizadores y presidente del Consejo Nacional por el Cambio (Conalcam), Fidel Surco, después de sostener una reunión en Palacio Quemado con dirigentes de otras organizaciones confirmó el estado de emergencia y el inicio de movilizaciones desde las cero horas de este miércoles. "Ante la ola de violencia con claras muestras de racismo que se ha registrado en Santa Cruz por parte de la Unión Juvenil Cruceñista con financiamiento de Branco Marinkovic y Rubén Costas el Conalcam ha decidido iniciar desde esta noche (martes) el cerco a Santa Cruz y nos declaramos en estado de emergencia con movilizaciones", manifestó el colonizador. La decisión de adelantar ese bloqueo, que inicialmente estaba fijado a partir de 15 de septiembre, fue tomada ante los actos de violencia desenfrenada que protagonizaron este martes vándalos al servicio de los cívicos y latifundistas cruceños. Horas de terror viven en Santa Cruz A pocas horas del retorno de Estados Unidos del dirigente cívico Branco Marinkovic, hordas de autonomistas y delincuentes sembraron de odio, terror, saqueo y golpizas el centro de esta ciudad con la toma de al menos tres entidades del Estado que fueron prácticamente destrozadas. Desde antes del mediodía, los denominados unionistas, grupo de choque financiado por la Prefectura de Santa Cruz, comenzaron la jornada con una marcha que recorrió algunas calles del centro de la ciudad antes de dirigirse al edificio de Impuestos Nacionales, ubicado en la calle Sucre, entre La Paz y Beni. En este lugar, los vándalos arremetieron con palos, piedras, petardos y explosivos en contra de las instalaciones, pero no pudieron romper, en primera instancia, la resistencia de un grupo de policías y militares que rechazaron los asaltos comandados por delincuentes. Sin embargo, cerca de las 15.00, finalmente tomaron las instalaciones y procedieron a robar equipos y destruir todo lo que encontraron a su paso. La violencia luego se trasladó al edificio del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), ubicada a sólo dos cuadras de la Plaza 24 de Septiembre. Una vez que las fuerzas del orden se replegaron los facinerosos robaron cuanto hallaron en su interior. El robo y las acciones de violencias fueron atribuidas al gobierno del presidente Evo Morales por el diputado Pablo Klinski (Podemos) uno de los principales impulsores de los saqueos. "El pueblo reaccionó contra el gobierno. El gobierno es responsable", dijo cínico Klinski. Sin embargo, quienes cometieron los hechos delictivos fueron unionistas borrachos, delincuentes financiados por los cívicos e incluso pitilleros reclutados para cometer esas fechorías. Ante el total respaldo a sus acciones vandálicas por parte de los dirigentes autonomistas, los delincuentes también tomaron violentamente el edificio de la nacionalizada Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel). Grupos de gente que gritaba "autonomía", primero destrozaron las puertas de Entel y luego saquearon sus instalaciones. Los "jóvenes autonomistas" salían del interior de Entel cargados de computadoras, televisores, equipos telefónicos y cuanto podían cargar. En ese contexto, los conscriptos que fueron encontrados en el interior del edificio fueron duramente golpeados por la turba, en medio de la euforia autonomista.

Descarga la aplicación

en google play en google play