Escúchenos en línea

Fascistas masacran campesinos bolivianos

La Paz. Varias agencias. | 11 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El gobierno de Bolivia responsabilizó este jueves al prefecto fascista del departamento de Pando, Leopoldo Fernández, por la masacre de campesinos a manos de los funcionarios de la Prefectura y sicarios contratados para sembrar terror en la población del Porvenir, del municipio de Filadelfia. Al menos ocho personas fueron asesinadas durante la acción terrorista emprendida por la extrema derecha boliviano, que pretende derrocar al gobierno, pese al abrumador respaldo de 67% que recibió el presidente Evo Morales, en el referendo revocatorio de hace cinco semanas. En el Porvenir, esta madrugada un grupo de campesinos seguidores del gobierno fue bloqueado en el sector de Tres Barracas de la localidad pandina del Porvenir, por opositores cuando se trasladaba al municipio de Filadelfia. Ahí, los campesinos fueron masacrados, entre ellos un ingeniero de la Prefectura y un concejal de Porvenir. La policía ha detenido a doce personas relacionadas con este suceso. La arremetida armada contra campesinos e indígenas, provocó este jueves al menos ocho muertos, más de 20 heridos y un número no determinado de desaparecidos, según informe de Silvio Magarzo, comandante Departamental de la Policía de Pando. El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, afirmó en una conferencia de prensa que hay ocho cuerpos en la morgue de Cobija, la capital del departamento de Pando (norte), como consecuencia de la masacre, que ha causado además una treintena de heridos. Llorenti, denunció ante el pueblo boliviano y la comunidad internacional que el prefecto Fernández "ha conculcado una masacre de campesinos a través de funcionarios de la Prefectura acompañados de asesinos que portaban armas de guerra causando la muerte de varios bolivianos". Llorenti responsabilizó al prefecto Fernández, de estas muertes y denunció que los autores atacaron de forma "artera" a los campesinos cuando un grupo de militares mediaba para evitar el choque violento. "Responsabilizamos a Leopoldo Fernández por estas muertes y por los sucesos que todavía lamentablemente siguen aconteciendo en Cobija y en otras poblaciones cercanas a la población pandina", manifestó Llorenti. El Viceministro de Coordinación con Sectores Sociales y la Sociedad Civil denunció que funcionarios de la Prefectura de Pando y mercenarios contratados "atacaron a traición" mientras efectivos de la Policía Departamental realizaban una mediación para evitar un enfrentamiento. "Cuando se hacía la mediación los trabajadores de la Prefectura acompañados de sicarios portando armas de guerra dispararon en contra de los campesinos provocando varios muertos", denunció. Llorenti demandó del Ministerio Público y del Fiscal General de la República individualizar a los responsables de esos actos, los procese y los sancione de acuerdo a ley, porque aseguró que el Gobierno es de la cultura del respeto a la vida y de los derechos humanos, por lo que la responsabilidad de esos actos recae en el prefecto Leopoldo Fernández. "Han empezado tomando instituciones públicas y ahora continúan tomando vidas de compatriotas nuestros, esta denuncia se la hace con el dolor y la frustración que sentimos por la pérdida de cualquier vida y de cualquier persona", manifestó Sacha Llorenti. La paciencia tiene límites, dice Evo El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió que "la paciencia tiene un límite" en relación a la violencia desatada en el país. "Vamos a tener paciencia, prudencia, como siempre tratar de evitar la confrontación, vamos a aguantar, pero la paciencia tiene un límite, de verdad", sentenció el mandatario en la entrega de una obra civil en la ciudad de La Paz. El mandatario dijo que "es obligación del gobierno defender la democracia y la unidad del país". Reveló además que se reunió con organizaciones sociales, dirigentes de la unitaria Central Obrera Boliviana (COB) y dirigentes campesinos e indígenas "que derrotaron tantas dictaduras con sus movilizaciones". "Tengan por seguro, vamos a defender la democracia, vamos a defender el proceso de cambio y sobre todo vamos a garantizar la unidad del país", apostilló. El jefe de Estado acusó una vez más a los prefectos (gobernadores) y líderes civiles de las cinco regiones opositoras de impulsar un "golpe de Estado cívico-prefectural" desde esos departamentos. EU amenaza, «expulsión es grave error» El gobierno estadounidense calificó este jueves de "grave error" la decisión del presidente Morales de expulsar a su embajador en La Paz. Desde hace tiempo Morales acusa a Goldberg de conspirar con la oposición derechista boliviana. Morales anunció el miércoles la expulsión del embajador Philip Goldberg, horas después que la explosión de un gasoducto por parte de saboteadores obligó al país a reducir las exportaciones de gas natural a Brasil. El vocero del Departamento de Estado Sean McCormack dijo este jueves que "la decisión del presidente Morales es un grave error que perjudica seriamente la relación bilateral". Estados Unidos aún no ha decidido cómo responderá, pero "estudia todas las opciones relativas a nuestra relación", dijo el vocero. Por su parte, el presidente de la subcomisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, el demócrata Eliot L. Engel, fustigó la decisión del presidente boliviano. "Estoy indignado por la declaración del presidente Morales de pedir la salida de Bolivia del embajador Goldberg... A consecuencia del anuncio de ayer, suspenderé todo contacto con el embajador boliviano en Washington, y he girado instrucciones a mi personal para que haga lo mismo", declaró Engel en una declaración. "Dadas las diatribas recurrentes del gobierno boliviano contra Estados Unidos, creo que se deberá revisar todo aspecto de la política estadounidense hacia Bolivia, incluyendo la asistencia externa y el intercambio comercial", agregó. "Sería un error", destacó, "que el presidente Morales creyera que su trato hacia el embajador Goldberg será visto de una manera distinta por la mayoría demócrata en el Congreso que por el gobierno de Bush. Estamos todos unidos en calificar el trato del señor Morales hacia el embajador Goldbrg como vergonzoso y provocador".

Descarga la aplicación

en google play en google play