Escúchenos en línea

Posible caída en remesas y demanda como efecto de crisis financiera EU

Managua. Agencia Notimex. | 26 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El gobierno de Nicaragua expresó este viernes preocupación por los efectos de la crisis financiera que deprimiría el mercado estadounidense y provocaría una eventual reducción en las exportaciones locales a ese país y en el envío de remesas familiares. El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, manifestó al Canal 4 de Televisión que por ahora esta nación no percibe consecuencias en el flujo de remesas ni en la venta de productos en ese mercado. Sin embargo, dejó ver su inquietud porque la crisis podría afectar la demanda de productos nicaragüenses, que tienen como principales destinos Estados Unidos y los países de Centroamérica. Ese efecto, explicó, provendría de que el istmo resentiría un golpe producto del descalabro financiero internacional y el consumidor disminuiría su demanda. Rosales no descartó que se experimente una posible disminución en el envío de remesas familiares como resultado del aumento del desempleo en Estados Unidos. “La clarísima tendencia de aumento del desempleo puede conducir al desempleo de nicaragüenses que viven en Estados Unidos y disminuir las remesas”, recalcó. Datos oficiales revelaron que en 2008 las exportaciones de este país mantenían un crecimiento sostenido de 30 por ciento en comparación con 2007 y para este año, se espera que las exportaciones superen los mil 200 millones de dólares. Las remesas familiares en el primer semestre de 2008 aumentaron 18 por ciento. A julio pasado, el monto llegó a 300 millones de dólares y las proyecciones para finalizar el año eran de unos 800 millones. “Nos interesa mucho la crisis en Estados Unidos y habrá que analizar el efecto en las remesas”, reiteró el funcionario. Explicó que se trata de una crisis que no ocurre en la periferia, sino “en el centro” de las economías más grandes del mundo y tendrá sus repercusiones en las naciones pobres en la medida en que se reduzca el consumo. Rosales recordó que las anteriores debacles económicas estuvieron focalizadas en Asia, México, Argentina y Brasil y Estados Unidos había tomado medidas para aliviarlas con paquetes de ayuda financiera. El funcionario opinó que se requiere de “una necesaria participación obligatoria del Estado” para garantizar una línea de asistencia financiera que aleje toda posibilidad de una estampida generalizada de los ahorros de los depositantes estadounidenses. Ello, porque según el experto, los bancos comerciales no tendrían capacidad para responder ante un eventual retiro masivo de fondos de sus clientes.

Descarga la aplicación

en google play en google play