Escúchenos en línea

Ortega manda a EEUU a saber organizar sus elecciones y no meterse en las nicas

Managua. Varias agencias. | 26 de Septiembre de 2008 a las 00:00
El presidente Daniel Ortega calificó el viernes como un acto "injerencista e irrespetuoso" el llamado hecho a las autoridades nicaragüenses por el Departamento de Estado de Estados Unidos, para que las elecciones municipales de noviembre sean limpias, transparentes y bajo observación electoral independiente. "Y todavía aquí están quienes cuestionan. Es el colmo, desde fuera, el Departamento de Estado, con una nota injerencista, irrespetuosa, queriendo dictar cómo se deben hacer las elecciones en Nicaragua", reprochó Ortega durante una comparecencia en la Casa de los Pueblos, sede del poder popular. Indicó que los Estados Unidos deberían de preocuparse por mejorar su sistema electoral. "Es un sistema donde un candidato puede obtener la mayoría de los votos y no es electo, ya sucedió una vez cuando Al Gore tuvo una mayoría de votos y no fue electo". Ortega reaccionó a un pronunciamiento de Washington el jueves en el cual instó "al gobierno de Nicaragua a garantizar que todos los nicaragüenses tengan la oportunidad de participar en unas elecciones libres, limpias y transparentes". Esa nota de Washington llamó además a las autoridades nicaragüenses a "tomar las medidas necesarias para que sean acreditados los observadores electorales independientes". "Estados Unidos es un país donde se ha cuestionado a profundidad el sistema electoral, que desde nuestro punto de vista no es democrático, pero nosotros no nos metemos en eso", indicó el mandatario. "Los norteamericanos se han quedado en un mecanismo de sistema electoral que para nosotros no es democrático, y no nos metemos porque eso lo decide el pueblo de ese país, pero ellos sí se quieren meter (en los asuntos) de Nicaragua", agregó Ortega. "Con qué autoridad nos piden cuenta los norteamericanos, cuando a quienes sí hay que pedirles cuentas, es a ellos", exclamó el gobernante. Ortega recordó que el congresista republicano, John McCain y actual candidato a la presidencia por ese país norteamericano, visitó nuestro país en los años ochenta, pidiendo cuentas sobre presuntos prisioneros que tenía el gobierno sandinista. "Les mostré una foto ampliada de unos sacerdotes católicos, quienes luchaban por la paz y les comenté que se encontraban prisioneros. Él (McCain) respondió diciendo que probablemente estaban prisioneros en algún país comunista, pero yo le informé que estaban detenidos en los Estados Unidos", rememoró. "Ni siquiera conocía la situación de los derechos humanos en su país y venía aquí a pedir cuentas", expresó el presidente Ortega. El presidente Ortega explicó en el acto las razones por las cuales desistió de viajar a Nueva York para hablar ante la 63 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), ante la cual estaba previsto que pronunciara un discurso el martes pasado. En su lugar, participó el canciller Samuel Santos. Entre esas razones, mencionó la crisis artificial del gas licuado (para cocinar) creada deliberadamente por la empresa Tropigás, con el explícito propósito de incrementar el precio de los tanques (bombonas) en un 100%. Otra razón, dijo Ortega, fue la difícil situación que vivió Managua y otras zonas del país, debido a los torrenciales aguaceros que cayeron en gran parte del país entre el jueves y el domingo pasados. Sobre la crisis financiera que afronta Estados Unidos, Ortega dijo que es algo que "nos tiene que preocupar, porque es un mercado importante, pero ante esto nosotros no podemos depender de un sólo mercado, hay algunos que piensan que sólo hay que depender de un sólo mercado, pero ahora se están dando cuenta que se puede". Señaló que al entrar en crisis ese mercado, baja la capacidad de compra de los productos y el desempleo se multiplica, los inmigrantes son más perseguidos y los nicaragüenses que residen en Estados Unidos pierden sus trabajos y no pueden enviar remesas a su país. "El presidente (George) Bush corre a ponerle una cura a la herida, pero la herida es enorme y está claro que las raíces del mal de la crisis está en la explotación", insistió Ortega. A su juicio, "las raíces del mal están en la explotación, en las formas de explotación que se desarrollaron en el mundo con sus políticas colonialistas, buscaron como poner al estado al servicio del capital". El gobernante señaló que por eso su país no debe depender de un solo mercado. "Los que piensan que hay que optar solamente por el mercado norteamericano en contra de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), que se den cuenta lo peligroso que es depender de un solo mercado", insistió. "El comercio y las actividades del mercado se deben de desarrollar dentro del concepto de un mercado justo, solidario y complementario, como lo estamos haciendo con los hermanos venezolanos, con los hermanos cubanos, hondureños, bolivianos dentro del ALBA y dentro de Petrocaribe, donde están 17 países", explicó el mandatario. "También hay que negociar con la Unión Europea, a como estamos negociando los países centroamericanos, y claro también tenemos que negociar con el mercado ruso que ha sido un pueblo solidario con Nicaragua, tenemos que buscar otros mercados y romper esa dependencia con el mercado norteamericano", señaló. Pide abandonar violencia política En su comparecencia ante los ministros, Ortega formuló un llamamiento a los nicaragüenses para que participen pacíficamente en los comicios locales y abogó porque los cinco partidos que participan en la contienda electoral presenten a sus candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales sin originar actos de violencia. Añadió que sus compatriotas deben respetar la ley y las decisiones del CSE, que durante la campaña electoral de 45 días es la única autoridad facultada para autorizar marchas callejeras. Ortega llamó a las organizaciones políticas y al pueblo nicaragüense a deponer conductas violentas. "Seamos respetuosos de la ley", expresó. Recordó que la única institución facultada para otorgar permisos para la realización de marchas y concentraciones políticas durante la presente campaña electoral es el Consejo Supremo Electoral. Además dijo que la Policía Nacional deberá resguardar estas actividades. "Debemos hacer un esfuerzo extraordinario para demostrar que somos capaces de llevar estas elecciones de manera normal", dijo. El mandatario también se refirió a los incidentes ocurridos en León el fin de semana pasado, cuando miles de sandinistas impidieron a la fuerza una marcha opositora. Según Ortega, quienes provocaron esos sucesos fueron los mismos de siempre, "los que hacen llamados, incluso, de hasta tomar las armas y de atacar las casas de los funcionarios, y aterrorizar a toda la familia, los niños y a los vecinos". "Esto trajo como consecuencia algunos actos de violencia de León. Nuestro llamado es que no se repitan estos actos de violencia y que cesen los llamados de violencia totalmente irresponsables". Luego hizo un breve recuento de la historia política electoral reciente y reivindicó que fue "el sandinismo quien trajo la democracia a Nicaragua", gracias a la Constitución Política promulgada en 1987. El mandatario señaló que en Nicaragua, desde 1984, se han realizado 16 procesos electorales, entre elecciones municipales, nacionales y regionales. "Algo sin precedentes en la historia de Nicaragua y esto qué significa, que se está cumpliendo, se está respetando la Constitución" Recordó además que en 1984 se realizaron las primeras elecciones libres en Nicaragua, en la que participaron siete agrupaciones políticas. "Luego vinieron las elecciones que correspondían realizarse en el mes de noviembre de 1990", adelantadas para febrero, fruto de los acuerdos centroamericanos de paz. Ortega recordó que para las elecciones de 1996, "cuando no gobernábamos nosotros, sino los demócratas", fueron inhibidos Antonio Lacayo, Edén Pastora, Álvaro Robelo; Haroldo Montealegre y YATAMA . "Y el frente no estaba en el poder", insistió. En las elecciones municipales de 2000, fue inhibido Pedro Solórzano. "En las elecciones nacionales del año 2001 participaron siete partidos, y fue inhibido por los demócratas en el gobierno, José Antonio Alvarado", y el sandinismo tampoco estaba en el gobierno. Y ahora, para las elecciones municipales de noviembre próximo, han sido inhibidos los partidos Movimientos Renovador Sandinista (MRS) y Conservador de Nicaragua (PCdN).

Descarga la aplicación

en google play en google play