Escúchenos en línea

Comunidades afectadas, por Beta serán reconstruidas

None | 1 de Noviembre de 2005 a las 00:00

En las cuatro comunidades se reportan un total de cuatro iglesias y dos centros de salud arrasados, y 100 viviendas, según los datos preliminares de Defensa Civil las que resultaron desvastadas sus casas localizadas estas comunidades en la zona de impacto de "Beta",

El huracán tocó tierra en la mañana del domingo con vientos de 165 km/h y castigó a varios poblados costeros de Nicaragua donde el 80% de las viviendas de la región resultaron dañadas y en algunas comunidades, como Sandy Bay Sirpe, no quedó una en pie, según estimaciones de la Defensa Civil.

"Estamos transfiriendo un millón de córdobas (51.000 dólares) al Instituto de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) para que comience ya. Es de inmediato, más rápido no puede ser", declaró Bolaños a la prensa local.

El mandatario también entregó 5.000 láminas de zinc a la Cruz Roja para que sean entregadas a las familias cuyas casas resultaron destechadas por los vientos huracanados tras el paso de Beta.

"Esta es una primera entrega para que no sigan mojándose, pero son 12.000 tejas las que se necesitan, así como otros materiales" que se van a adquirir con fondos disponibles de la cooperación japonesa, señaló. La reconstrucción también incluye escuelas e iglesias.

En una evaluación preliminar, la Defensa Civil contabilizó en 334 las casas dañadas total y parcialmente, así como cuatro escuelas, tres centros de salud, cinco iglesias, seis pozos y dos tanques de agua.

Además de las comunidades afectadas directamente por el huracán, también fueron afectados los municipios de Waspán y Prinzapolka, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

En los departamentos del norte, Jinotega y Matagalpa resultaron afectados los municipios de Wiwili, San José de Bocay, Río Blanco y Waslala, donde hay 5.836 personas desplazadas de sus comunidades que todavía permanecen en albergues temporales, asistidas por el gobierno.

"Estas comunidades se encuentran doblemente afectadas" porque ya estaban en estado de desastre tras las lluvias de la tormenta Stan y por una plaga de ratas que acabó con las cosechas", informó a los donantes el director del Sistema Nacional de Prevención y Desastres (Sinapred), Jerónimo Giusto.

Pese a que Beta se disipó sobre el territorio en la mañana del lunes, sus remanentes todavía se hacían sentir en algunas zonas del país con lluvias que amenazaban con el desborde de ríos, sobre todo en el norte.

Una misión del gobierno y la defensa civil, viajaron este lunes e hicieron un reconocimiento aéreo sobre la zona de desastre de Beta, la tuvo que regresar a Managua, ante las malas condiciones del tiempo.

Por esta causa, el gobierno mantendrá una alerta amarilla hasta que sea posible garantizar la seguridad para que las personas desplazadas de sus comunidades puedan regresar, indicó Bolaños.

El gobierno ya recibió las primeras ayudas de Estados Unidos, España y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para atender la emergencia provocada por el huracán.

Ayuda internacional servirá para la reconstrucción de zonas afectadas

Nicaragua ha apelado a la solidaridad internacional para poder afrontar los daños que ha causado el huracán "Beta" que, aunque se ha disipado, aún provoca lluvias, mientras se espera la llegada desde España de un avión con asistencia.

El viceministro para Asuntos de la Cooperación Internacional, Mauricio Lacayo, dijo este lunes que la zona donde impactó el ciclón se caracteriza por ser altamente aislada y dispersa.

Entre la ayuda inmediata que recibe Nicaragua, Lacayo citó la de España, de donde se espera que este martes llegue un avión con siete toneladas de artículos para primeros auxilios.

En colaboración con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Managua gestiona la llegada de 400 toneladas de alimentos que llegarán al país próximamente.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (AID) donó 200.000 dólares para atender a los afectos por el "Beta" y también Japón ha mostrado su solidaridad.

Aunque "Beta" se disipó este lunes en Nicaragua tras su impacto en el país el domingo, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, al Gobierno se le han agotado los recursos.

El director del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (SINAPRED), Gerónimo Hiusto, dijo la noche de este lunes que las lluvias han causado daños en los departamentos de Jinotega, Matagalpa y en el norte de la RAAN.

"El Río Coco (fronterizo con Honduras) ya está sobre crecido en algunas áreas y se reportan inundaciones y en Waspán el número de evacuados se ha incrementado y anda por los 2.000", dijo.

"Este es un efecto indirecto de Beta que nos tiene preocupados", enfatizó el director de SINAPRED en una cita con representantes de la comunidad de países cooperantes y de organismos no gubernamentales nacionales e internacionales en el edificio de la Cancillería.

El director del SINAPRED agregó que las lluvias continúan en sectores de la ribera del Río Coco, asentamiento natural de poblaciones indígenas, declarada zona de desastre desde marzo pasado por los efectos de plagas de ratas e inundaciones causadas por diversas ondas tropicales, que arrasaron con las cosechas de granos básicos. Añadió que "estamos abiertos a la solidaridad internacional", anotó Hiusto.

Suspenden alerta en Honduras

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras suspendió la alerta roja que declaró en cinco departamentos del este y noreste a causa de la tormenta Beta, informó el organismo este martes.

"La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) suspende las alertas que fueron decretadas ante la presencia de este fenómeno natural y únicamente mantiene una alerta amarilla en los departamentos de Colón y Gracias a Dios por la vulnerabilidad a que han quedado expuestos ante nuevas precipitaciones propias de la estación lluviosa", dijo un comunicado del organismo.

Copeco señaló que la suspensión de las alertas las tomó "en consideración a que el huracán Beta se disipó en territorio nicaragüense y a que las lluvias pronosticadas por el Servicio Meteorológico Nacional para los próximos días son consideradas como normales dentro de la temporada invernal".

Desde el sábado, cuando el entonces huracán Beta era una inminente amenaza para Honduras, Copeco declaró alerta roja en los departamentos de Gracias a Dios (este) Colón, (noreste), Olancho y El Paraíso (este) y el domingo sumó Atlántida (noreste).

En alerta amarilla fueron declarados los departamentos de Yoro (norte), Comayagua, Francisco Morazán (centro, donde se ubica la capital) y Choluteca (sur) y alerta verde en los restantes diez departamentos del territorio de 112.492 km2.

Gobierno salvadoreño levanta también la alerta verde

San Salvador_ El gobierno salvadoreño anunció este martes, la suspensión de la alerta verde que había decretado el pasado domingo en prevención de las lluvias que podrían ocasionar en el país el huracán Beta, que afectó a Nicaragua y Honduras.

La Dirección de Protección Civil dijo, en un comunicado, que ha sido cancelada la alerta verde ante la desaparición del peligro.

Informa de que en la actualidad "la notable incidencia de un sistema de alta presión sobre el Golfo de México empuja a la región (centroamericana) una masa de aire fría, permitiendo hacer descender la temperatura principalmente en horas de la madrugada".

Señala que esa tendencia incidirá en el territorio salvadoreño durante las próximas 48 horas, aumentando la velocidad de los vientos que alcanzarán en unas zonas 30 kilómetros por hora.

Las autoridades pidieron a la población que se abstengan de realizar quemas de plantaciones con fines agrícolas, así como fogatas en zonas boscosas para evitar incendios.


Descarga la aplicación

en google play en google play