Escúchenos en línea

Derecha reconoce de hecho que programas sociales dieron victoria al FSLN

Managua. Por Toni Solo. Rebelión. | 2 de Enero de 2009 a las 00:00
La diputada sandinista Alba Palacios, segunda secretaria de la Asamblea Nacional, declaró que "de hecho" los partidos de la derecha criolla reconocen el impacto que tienen los programas sociales emprendidos por el gobierno del presidente Daniel Ortega, y que le dieron la arrolladora victoria en las pasadas elecciones municipales. Palacios fue abordada por Toni Solo, de "Tortilla con Sal", para realizar un repaso en la situación que vive Nicaragua, iniciando 2009. Esta es la entrevista: TcS: Hace un año un colega mío, Dick Emanuelson, un sueco, hizo una entrevista muy interesante con usted sobre sus criterios sobre el desarrollo del programa del gobierno aquí en Nicaragua después de un año. No sé si sería posible que usted explique a grandes rasgos cómo se ha desarrollado del programa del gobierno en este último año. Alba Palacios: Bueno. Prácticamente van a ser, el 10 de enero, dos años del gobierno del Presidente Ortega. En estos dos años, pues, ha sido una situación bastante compleja, porque aquí se asumió un Estado que estaba organizado de tal manera de que no se le daba respuesta a la gente, y la cooperación internacional no estaba centralizada en los principales prioridades que tienen que ver con el tema de la pobreza. Entonces en el gobierno, cuyo eje central es la lucha en contra de la pobreza y erradicar los principales males sociales de la gran mayoría del pueblo, pues, se encontró con ese fenómeno; una desarticulación del Estado; la salud, la educación ya prácticamente privatizada; los servicios básicos privatizados; un gran desempleo. Una situación bastante dramática, y prácticamente tuvo que arrancarse casi de cero en términos de la situación real del país. A partir de ello se tuvo que comenzar a negociar con la cooperación internacional los cambios hacia donde dirigir los esfuerzos dado que una gran cantidad de los recursos se van en gastos burocráticos y personal, incluso externo, que viene de los distintos países que son los que dan la cooperación. Todo esto fue generando, digamos, conflictos, atrasos, etc. Y a la vez el Presidente fue organizando los programas fundamentales. Y lo primero que hizo fue reestructurar todo el sistema de educación y el sistema de salud en el sentido de garantizar la salud y la educación gratuita que se había negado, prácticamente, al pueblo de Nicaragua. Esto es uno de los grandes avances que hay con el nuevo gobierno. Ha habido una campaña de alfabetización, dado que el analfabetismo había crecido en el país durante los dieciséis años de gobiernos neoliberales. Y, se ha avanzado bastante en el tema del analfabetismo. El gobierno tiene la meta de llevar a cero el analfabetismo. Y si en algunas zonas no se ha logrado, esperamos que al menos, si no se llega a cero, que quede bastante reducido el número de analfabetos. Está el programa de las operaciones de la vista con la cooperación de Venezuela y de Cuba, donde miles de nicaragüenses que no tienen posibilidades de hacerse este tipo de operación, han recuperado la vista como parte de esta famosa Misión Milagro. Y luego está el programa Hambre Cero que ha llevado ya a una buena cantidad de mujeres, jefas de familias campesinas pobres, su bono productivo para que vayan poco a poco teniendo las cosas básicas para poder alimentarse. Luego el programa Usura Cero, que consiste en préstamos que se están dando a cero tasa de interés a mujeres de las comunidades urbanas pobres, que necesitan tener algún pequeño préstamo para activar su venta, su panadería, su tortillería, su costura, etc. De la manera en que todo este sector se ha venido sacando del esquema especulativo en el que tenía que caer dado la situación en que estaba. Y luego todo lo que tiene que ver con el financiamiento a las cooperativas, a los pequeños y medianos productores a través de distintos programas. Está el proceso de legalización de las tierras que ha ido avanzando más o menos, falta todavía. Luego todo lo que tiene que ver con las calles y caminos troncales. Este programa se llama Calles para el Pueblo, porque no se trata de grandes carreteras sino que en los barrios pobres se van haciendo las calles y se van haciendo caminos rurales en las comunidades rurales para mejorar las condiciones de vida y el acceso de los productos, el movimiento de los productos, y de los seres humanos que viven es esos barrios y en esas comunidades rurales que estuvieron marginados durante todos esos años. También se arrancó con el proyecto de viviendas. Es mucho lo que hay que hacer en materia de viviendas. Sin embargo se tiene que hacer con un concepto distinto, verdad, porque antes se tenía lo que se llamaba el Plan Techo que solo era techo y piso, y una casa chiquitita. El concepto que tiene este gobierno es de, por lo menos, dos habitaciones, su salita, su cocinita que tenga incluso hasta azulejos, el baño. Entonces es un concepto distinto de un nuevo tipo de vivienda para la gente humilde que sea más digna. Entonces se arrancó este programa que está avanzando. Se logró acabar con un gran problema que teníamos que era el problema de los apagones, el tema de la energía eléctrica. Nosotros teníamos apagones de ocho a doce horas. Hoy son esporádicos y cuando falla la energía es por razones eminentemente técnicas. Y además se ha tratado de mantener un control sobre los precios de la energía y del agua. Incluso INE este año dio dos bajas (de tarifa) ahora a finales de noviembre y a inicios de diciembre, para que se vaya defendiendo el bolsillo de los nicaragüenses. También está el programa de los Alimentos para el Pueblo, en donde se han destinado una gran cantidad de puestos en todo el país para que la gente pueda comprar el arroz, el aceite y otros productos a precios más bajos accesibles para la comunidad, y atacar el mercado especulativo que en materia de los granos básicos existe a través del control que tienen los grandes empresarios. Podemos decir que la matriz energética se va cambiando también, no sólo es lograr reducir los apagones a cero que es costoso por el precio del diésel, sino también los nuevos proyectos y programas de generación de energía alternativa, que se van a ir desarrollando y que ya se están desarrollando en distintas zonas del país. Ha habido generación de empleo. Ha habido cierto nivel de inversión, no considero que ha sido lo necesario todavía, se necesita generar más fuentes de empleo. En dos años, difícilmente se va a acabar con todos los males pero se están dando pasos. Pasos que obviamente tienen sus resultados y efectos en las elecciones municipales de Noviembre. Pero no han querido aceptar la derrota los grupos de la oposición de la derecha, y esperamos que prontamente esta situación se resuelva para que no se siga afectando al país, tratando de quitar la ayuda internacional de Europa o de Estado Unidos. Porque al final al que se va a afectar directamente es a la población. Y, el Presidente anda buscando otras alternativas con otros países para tratar de suplir las necesidades que tan urgentemente tiene nuestro pueblo para que al menos en cinco años, y en una situación de crisis mundial (y los efectos de esta crisis todavía están por venir a nuestro país, a nuestra región) tengamos las mejores condiciones para defendernos de la manera más posible de acuerdo a la realidad de nuestro país subdesarrollado. El financiamiento a la pequeña producción, la semilla, todo eso que se está dando al sector cooperativo y de pequeños productores, eso es importantísimo, porque el sector grande, de gran capital, ese sector ya tiene sus capacidades, sus habilidades, y su mercado local y nacional, al cual tampoco se le ha afectado. TcS: ¿Hasta qué punto, Diputada, piensa usted que estas políticas a nivel nacional impactaba a nivel municipal en las elecciones del 9 de noviembre? Alba Palacios: Impactaba, impactaba. Y hay que recordar que antes de ir a las elecciones en la Asamblea Nacional nosotros ya teníamos detenidos como unos 50 millones de dólares en carácter de préstamo por un lado, y por otro lado una reforma presupuestaria que era para resolver el problema de los caminos, los pegaderos y las afectaciones de miles de familias después de las lluvias. Que ahí quedaron, que no se han aprobado hasta el día de hoy porque los partidos de oposición plantearon de que si se apoyaba al gobierno para que le diera respuesta al pueblo entonces eso tenía un efecto en el voto. De hecho ellos reconocen que los beneficios al pueblo tienen un efecto en el voto, o sea, lo que se hizo fue una campaña de denuncia ante estos señores (embajadores de Europa y EU) de que los estaban dejando en una posición bien difícil. Porque ahora ya subimos a 109.8 millones de dólares lo que se han dejado de percibir de cara al apoyo presupuestario, de cara a mejorar el agua potable en distintas zonas del país, a mejorar varios centros de capacitación técnica, a dar más crédito y financiamiento a la pequeña y mediana producción, entre otros aspectos, pues, que se necesitan apoyar y de estar pendiente. Entonces es lógico que si un gobierno está dirigiendo sus esfuerzos hacía la gente más desposeída, y la gente pobre es pobre independientemente de la ideología que tenga, pues generalmente se va a ir orientando favorablemente a ese gobierno, y eso es lo que ha pasado, y es lo que esos señores no han querido aceptar. Ellos tuvieron dieciséis años de gobierno, la derecha. Si ellos hubieran hecho por el pueblo todo lo que ofrecían en cada campaña, ellos se hubiera mantenido en el gobierno. Pero la situación, más bien, se agravó, el desempleo se infló, la pobreza creció, el hambre creció, los problemas sociales crecieron. Yo creo que falta una visión nacional en la oposición para que, en vez de estar pensando en sus intereses eminentemente económicos, políticos y personales, estén pensando en la mejoría del pueblo. Lamentablemente eso afecta. Esta lucha contra la pobreza pudiera desarrollar más y mejores acciones si tuviese (la oposición) una posición más responsable o si efectivamente se interesara por la gran mayoría de nuestro pueblo. TcS: Entonces se puede decir de hecho que el motivo por el que la oposición de la derecha no tuvo los resultados que esperaba en las elecciones del 9 de noviembre fue que, quizás, más que todo al nivel municipal pero también a nivel nacional, ¿no estaban ofreciendo un programa que convencía al pueblo? Alba Palacios: Así es, por un lado. TcS: Pero si se acepta eso, ¿sería justo decir que lo que usted ha indicado, lo que ha señalado, que ahora la oposición está actuando de una manera destructiva para los intereses nacionales, ¿cree Usted que ellos han decidido optar por esa manera de actuar como su estrategia, porque ya no tienen? Alba Palacios: Sí. TcS: ¿Sería justo decir eso? Alba Palacios: Hay que acordarse que la estrategia de la derecha para que el Frente Sandinista no llegara al gobierno se basaba en la campaña del miedo. El miedo a la guerra, el miedo al bloqueo, el miedo a que iba a venir de nuevo la escasez, el racionamiento, producto de toda la parte que vivimos, el miedo a la guerra también implicaba el servicio militar. Entonces esos argumentos cayeron, cayeron porque el Presidente ganó, no hubo servicio militar, no hubo guerra, no hubo racionamiento, y no hubo control del Estado. Entonces, ¿qué es lo que les queda a ellos? Bueno les quede inventarse nuevos métodos, nuevos ejes de ataque contra un gobierno que ellos consideran que si sigue desarrollando sus políticas económicas y sociales se puede quedar mucho tiempo ese tipo de gobierno en el cual no están reflejado sus intereses económicos y particulares. Entonces ahora se inventaron el tema de la dictadura, de la anti-democracia. Y ahora de último, sabiendo que iban a perder las elecciones, comenzaron a decir que iba a haber fraude, y se han montado en la campaña, ahora, del supuesto fraude inexistente, con la asesoría y el acompañamiento de gobiernos, en este caso de la Embajada norteamericana, del gobierno norteamericano y de algunos gobiernos de Europa, que son los que los están asesorando y financiando. Es un esquema y un modelo que no es ajeno a América Latina. Lo han implementado y lo implementan en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador y en Nicaragua. Entonces todo esto es parte de un plan. Ellos no han aceptado que la izquierda gobierne. Para ellos la democracia solamente es para sus intereses, y para la derecha. Para ellos la democracia no es para la izquierda ni para los pobres. Entonces ese es el dilema, esa es la situación. Entonces ellos van a seguir con una campaña mediática, con la presión - ahora están congelando algunas cuentas de apoyo, ahora están congelando la Cuenta Reto del Milenio, ahora otros gobiernos Europeos dicen que van a congelar una serie de recursos. Todo esto es para continuar en un plan de desestabilidad interna, de descontento interno, para descomponer la situación con el objetivo final de tener los votos necesarios para que en la otra elección el Frente Sandinista salga del gobierno. TcS: Pero las próximas elecciones están en el 2011, ¿será capaz la oposición de ser tan despiadada? Alba Palacios: Bueno, ellos pueden tener dos rutas; uno, generar una inestabilidad, y por qué no decirlo, una intervención en nuestro país; y dos, tratar de derrocar al gobierno antes del 2011. En esas estrategias ellos trabajan. Y si no es una estrategia de forma permanente y sostenida de ataque sistemático y de ahogamiento al gobierno para, según ellos, presentarse en mejores condiciones ante la población. TcS: Desde un punto de vista constitucional, ¿dónde dejaría eso a la Asamblea Nacional? Porque si la legislativa va a ser inoperante, ¿cómo va a poder funcionar el gobierno para implementar su programa? Alba Palacios: Yo creo que rápidamente, ojalá no se lleve mucho tiempo y en enero se pueda resolver el problema aquí en la Asamblea Nacional. La verdad es que el Presidente de la Asamblea Nacional lo que ha evitado es que se haga una acción inconstitucional al aprobar una ley que va en contra de la constitución. Porque les guste o no les guste a ellos, cuando ellos han ganado con ese Consejo Supremo Electoral todo ha sido perfecto, pero ahora que ellos no ganen todo es malo. Pero esa es la ley, esa es la constitución, el Consejo Supremo es el órgano definido para las cuestiones electorales. El Poder Legislativo no tiene ese tipo de atribuciones, y por lo tanto no puede impulsar una ley que atenta contra el orden constitucional. Y esa es la situación. Ojalá, en enero, una vez que se hayan pasado las fiestas de Navidad y del Año Nuevo, se instale un poco la cordura, y se logre avanzar en un proceso de negociación política en donde si lo que se quiere es cambiar el sistema electoral, pues, que se entre a un proceso de reforma a la Ley Electoral, que es una ley constitucional y requiere de una cantidad de votos calificada para su reforma. Pero no lo han querido hacer de esa forma porque no han tenido los votos. Lo han querido hacer vía una ley ordinaria que atenta contra el orden constitucional por un lado, y por el otro lado que les da, digamos, espacio de campaña y ataque político de forma sistemática y permanente a nivel interno, y sobre todo a nivel internacional que es el objetivo fundamental que ellos persiguen. TcS: Hay un punto muy técnico, y quizás gente que no conoce la constitución de Nicaragua no lo podría entender, y es el hecho de que aparentemente ningún lado en la Asamblea Nacional ha sido capaz de armar un quórum, o una mayoría. ¿Hasta qué punto podría esto ser causa de una parálisis más prolongada? Alba Palacios: Bueno, esperemos que la parálisis no siga - son dos meses, noviembre y diciembre, que se perdieron de trabajo en la Asamblea Nacional. El 9 de enero hay que elegir una nueva Junta Directiva. Entonces tenés dos cosas; una, la elección de la nueva Junta Directiva; y dos, avanzar en la agenda económica y social del pueblo. Y el tema electoral, pues, dejarlo en la instancia que le corresponde, o si lo querés cambiar el sistema electoral entrar en un proceso de reforma a como la ley así lo establece, y a como la constitución así lo establece. Pero bueno, hay que esperar. Nosotros esperamos que la cordura se imponga y no el ataque a un gobierno para hacerle daño a ese gobierno, porque al final el que paga los platos rotos de ese ataque es el pueblo de Nicaragua que es el que necesita de ese apoyo, esa solidaridad y esa cooperación, y es el que necesita de una clase política que se interesa por ese beneficio del pueblo. Pero hoy la oposición no está demostrando ese interés. TcS: ¿Qué efecto podría tener en el trabajo de la Asamblea Nacional el hecho que, creo que es el 15 de enero, se hace la juramentación de las autoridades municipales? Y hay que suponer que si los alcaldes de la oposición asuman sus puestos, están reconociendo la autoridad del Consejo Supremo Electoral. ¿Eso podría impactar positivamente? Alba Palacios: De hecho sí, porque ese es el rumbo, mientras que no haya ninguna resolución en donde el Consejo Supremo Electoral se le haya demostrado de que hubo fraude en algún municipio, como lo han querido demostrar, los alcaldes tienen que tomar posesión de acuerdo con la ley. Una vez que ellos ya son declarados electos, ellos tienen que tomar posesión, y el rumbo tiene que seguir. Donde están los Liberales, a hacer su alcaldía, y donde están los Sandinistas, a hacer su alcaldía, y los otros que ganaron alcaldías, el ALN, pues, a empezar a hacer su trabajo. TcS: ¿Hay señales de que es posible que la derecha del Partido Liberal Constitucionalista va a proponer a sus alcaldes electos no tomar posesión? Alba Palacios: No he escuchado todavía eso yo. Pero es obligación de los alcaldes y concejales electos a asumir sus funciones por los cuales se postularon ante sus comunidades. O sea, el 15, o el 10, o la fecha que establezca el Consejo, ese día tienen que asumir las nuevas autoridades democráticamente electas a través de un proceso electoral. Un proceso que no le ha gustado a la derecha, pues, ni le ha gustado al gobierno americano. TcS: Hablando del gobierno norteamericano y la intervención extranjera en general, las últimas declaraciones del Embajador (Robert) Callahan, parecen ser muy claras, muy categóricas, que dan noventa días para que el gobierno tome o no alguna medida al gusto o no de ellos, y en base de eso, supuestamente, van a volver a tomar otra decisión sobre esa famosa Cuenta del Reto del Milenio. Pero es muy sospechoso para mí y para otros observadores que esos noventa días terminan precisamente pocos días antes de las elecciones en El Salvador. Alba Palacios: Sí. Es parte de la presión también para El Salvador. TcS: Entonces ¿Usted está de acuerdo en que no estamos únicamente hablando de lo que pasa aquí en Nicaragua, estamos hablando de lo que pasa en toda la región? Alba Palacios: Sí, en toda la región. Es un modelo que se ha implementado en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador, y obviamente en El Salvador. Lo que quieren decir es que, bueno, si allá gana un gobierno de izquierda va a tener los mismos problemas que tiene el gobierno de Nicaragua, lo vamos a bloquear. Y obviamente todo eso va en beneficio de la derecha salvadoreña, del partido gobernante que es ARENA. Pero, el pueblo salvadoreño tendrá que dar también su batalla. Y Dios quiera, pues con esta situación que se está generando aquí para presionar ese voto en El Salvador, Dios quiera que el pueblo vote de acuerdo con sus propias necesidades y no de acuerdo a una presión externa que al final no le va a resolver sus problemas. Ellos saben que en El Salvador hay serios posibilidades, posibilidades reales de que gane el FMLN, y de esa manera la situación política en Centroamérica se vaya recomponiendo en beneficio de los propios centroamericanos, y no en beneficio de los intereses de las transnacionales norteamericanas que son los que han dominado la economía y la política de nuestra región. TcS: ¿Qué impacto podría haber tenido, sí ha tenido alguno, la Primer Cumbre de Gobiernos de América Latina y el Caribe que contó con la presencia del gobierno de Cuba y no tuvo la presencia del gobierno de los Estado Unidos? ¿Sería posible que ese mensaje tenga su impacto en las políticas de los gobiernos? Alba Palacios: Yo creo que sí, porque América Latina va dando los pasos necesarios para irse unificando, irse articulando, mostrándose como una región, indistintamente de las diferencias que hay entre los diferentes gobiernos, porque hay gobiernos de derecha dentro de América Latina. Pero el hecho de que estén todos juntos viendo sus propios problemas también tiene que ver con la misma crisis que hay en el Norte. La crisis de la recesión que va a impactar a todos indistintamente de la posición política que tenga, pues, va a impactar a toda la región. Y todo eso es generado por la crisis energética, el problema alimentario, entonces eso está obligando obviamente a los gobiernos a buscar salida desde una posición más regional, y desde una posición más autónoma y más digna. La unión de la región se va fortaleciendo frente a un país que tradicionalmente tuvo relaciones bilaterales y decidía quienes gobernaban y quienes no gobernaban en nuestra región de cara a sus intereses económicos, de sus grandes empresarios y sus transnacionales. Pero eso ahora está cambiando, gracias a Dios, América Latina se va emergiendo como una región en donde además se está privilegiando su comercio local, el intercambio entre los latinoamericanos a nivel económico, el intercambio entre el Sur a nivel económico. Y yo creo que quienes vamos ganando somos nosotros, verdad. Y ojalá que el nuevo gobierno de los Estados Unidos en su posición hacía América Latina tenga una visión diferente a la que han tenido en los últimos dos períodos de gobiernos Republicanos. Al menos que sean respetuosos, ya con eso sería bastante. Que no se entrometieran en los asuntos internos de nuestra región, ya sería bastante, aunque no nos apoyaran. TcS: Una última pregunta, Diputada. ¿Usted cree que será crítico ese asunto de un posible retiro de la cooperación de algunos gobiernos Europeos y de los Estados Unidos para la ejecución del programa del gobierno? ¿Usted cree que es crítico? Alba Palacios: Claro, todo afecta, no vamos a decir que no afecta. Va a afectar y eso va a poner al gobierno en una posición donde tiene que ir buscando nuevos recursos con otros países. Por eso yo creo que el Presidente está haciendo una serie de relaciones más allá de Europa y los Estados Unidos para tratar de suplir esos vacíos que se nos harían en materia económica si efectivamente se comience a bloquear a Nicaragua a través de la eliminación de la cooperación, o congelándola a como han hecho ahorita. Es una situación que se va a tener que resolver, verdad, y que el gobierno va a tener que enfrentar y buscar los recursos por otras vías. Y yo creo que con la voluntad y las gestiones, pues, se va a lograr. Quisiéramos tener esa ayuda, porque sería adicional a las otras que se consigue. Pero, bueno, si esa es la decisión de ellos, pues, ni modo, lamentablemente. Yo creo que nosotros, el pueblo de Nicaragua, tenemos dignidad, y no se va a doblegar por ese tipo de cosas. Alguna salida vamos a tener que buscarle. A través de sus relaciones internacionales el Presidente va a buscar una solución, va a la búsqueda de recursos para esos programas que pueden dejar de ser financiados y que son en beneficio de nuestra población.

Descarga la aplicación

en google play en google play