Escúchenos en línea

Israel inicia ofensiva con todo contra palestinos de Gaza

Jerusalén. Agencias. | 3 de Enero de 2009 a las 00:00
Fuerzas terrestres de Israel comenzaron a cruzar la frontera con la Franja de Gaza este sábado, en una expansión de su ofensiva iniciada hace una semana contra los gobernantes milicianos de la región, informó el ejército israelí. Imágenes transmitidas por la televisión israelí mostraban soldados marchando hacia Gaza después del anochecer de este sábado. El ejército de Israel confirmó que estaba en marcha una operación terrestre. Las autoridades de la Defensa habían dicho previamente que alrededor de 10.000 soldados se habían concentrado a lo largo de la frontera en días recientes. La ofensiva terrestre lanzada este sábado por el ejército israelí en la franja de Gaza contra Hamas durará "muchos días", indicó en un comunicado un portavoz militar. "Los combates durarán muchos días", indicó el comunicado. El ejército israelí amenazó el sábado por la noche a los habitantes de Gaza que ayuden a los "terroristas" de Hamas contra Israel, al comenzar una ofensiva terrestre contra el movimiento islamista, indicó un comunicado. La artillería se sumó a la aviación en una escalada de la ofensiva de Israel en Gaza, que este sábado entró en su segunda semana y causó 26 víctimas mortales, hasta elevar a 466 el número de muertos y a más de 3.000 el de heridos. El ataque más cruento se produjo en la mayor mezquita de la localidad de Beit Lahiya, en el norte de la Franja palestina y donde once personas murieron y decenas resultaron heridas por el bombardeo de helicópteros Apache israelíes. Los aparatos lanzaron tres bombas contra el templo, donde tras la matanza se extendió el caos ya que la aviación del Estado Judío siguió después bombardeando el área, lo que impidió a las ambulancias evacuar con rapidez a los heridos. De acuerdo con el jefe de los servicios de emergencia en Gaza, Moawiya Hasanien, veinticuatro de los hospitalizados se encuentran en estado de "extrema gravedad". El bombardeo fue acompañado con fuego de artillería disparado por tanques israelí desde fuera de la Franja, en la primera ocasión que se produce un ataque de ese tipo en la actual ofensiva. Los tanques dispararon desde una distancia de unos quinientos metros de la línea fronteriza y, además de la mezquita, sus objetivos fueron posiciones que los milicianos palestinos suelen utilizar para lanzar cohetes sobre territorio israelí. Según cadenas de televisión israelíes, ese ataque con fuego de artillería sería el prolegómeno de la invasión terrestre de la Franja por parte de los cientos de tanques y miles de soldados israelíes que la cercan desde principios de semana. La aviación israelí bombardeó a lo largo de la jornada más de cuarenta objetivos y abatió en la capital de Gaza a un comandante de Hamás, Abu Zakaria al Yamal, cuando viajaba en su vehículo. Se trata del segundo líder relevante del movimiento islamista muerto por fuego israelí desde que el pasado día 27 comenzó la ofensiva, después de que el jueves fuese abatido Nizar Rayan, dirigente de Hamás que se encargaba de coordinar la rama política con el brazo armado, las Brigadas de Ezedín al Kasam. Otros dos milicianos de Hamás resultaron muertos y una niña sucumbió a sus heridas tras ser bombardeada su vivienda en la misma zona en un nuevo ataque que causa víctimas entre la población civil. Según los datos de Hasanien, entre los muertos se encuentran al menos 75 niños y 37 mujeres, mientras que alrededor del cuarenta por ciento de los heridos son civiles. El Ejército israelí bombardeó esta mañana un instituto en la localidad de Elatatra, en el norte de Gaza, al considerar que éste era utilizado como plataforma para el lanzamiento de cohetes y lugar de escondite para las operaciones armadas de Hamás. También fueron atacados un túnel que comunicaba el sur de Gaza con el Sinaí egipcio, varios almacenes de armas, lanzaderas de cohetes y las viviendas de miembros del movimiento islamista. Por su parte, las milicias palestinas no dejaron de disparar cohetes Grad, Kasam (caseros) y proyectiles de mortero contra las poblaciones del sur de Israel. Los lanzamientos causaron dos heridos de metralla de carácter leve en la ciudad de Ashdod, una de las poblaciones israelíes más lejanas de Gaza que ha sido alcanzada y que hasta hace pocos días no estaba en el radio de fuego desde la Franja. Los cohetes lanzados por los milicianos palestinos golpearon también Ashkelon, Netivot, Kiryat Malachi, Gan Yavne y la región de Eshkol, sin causar víctimas. Aunque las milicias siguen con el disparo de proyectiles, el número de lanzamientos ha disminuido significativamente desde el comienzo de la ofensiva israelí. Tras la primera jornada, en la que lanzaron 140 cohetes, el número de disparos fue oscilando hasta descender el miércoles, cuando se registraron 75, para bajar el jueves a 55 y a 30 ayer, viernes. Siempre según datos del Ejército de Israel, los milicianos palestinos habían lanzado desde esta mañana y hasta primera hora de la noche una veintena de proyectiles. Los cohetes de las milicias palestinas han provocado cuatro muertos y unos cuarenta heridos en Israel, y no han causado víctimas mortales desde el lunes. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denunció que, por segundo día consecutivo, el Gobierno de Israel impidió este sábado la entrada a Gaza de uno de sus equipos médicos, pese a que había informado con anticipación a las autoridades de su llegada. El personal médico, dirigido por un cirujano de guerra, espera desde el pasado viernes la autorización para entrar a la Franja de Gaza, que lleva una semana sometida a los bombardeos aéreos de Israel. La organización humanitaria señaló que el cruce de frontera de Erez entre Gaza e Israel fue abierto para otros trabajadores humanitarios y personas extranjeras que deseaban abandonar el territorio palestino. El equipo médico del CICR debe colaborar en el hospital de Shifa con operaciones quirúrgicas complejas a heridos por los bombardeos. El CICR, que ha permanecido en Gaza desde el inicio de las hostilidades, informó también de que los hospitales siguen reportando la llegada de nuevas víctimas, "incluidos niños". El cuerpo de socorro de la Media Luna Roja Palestina señaló por su parte que, entre la tarde del viernes y del sábado, sus ambulancias transportaron los cuerpos de nueve niños asesinados. Israel ha justificado los bombardeos como una respuesta a los ataques de Hamás con cohetes contra su territorio. Desde que empezaron las hostilidades, la sociedad de ayuda israelí Magen David Adom ha informado de cuatro muertos y 55 heridos por esa causa. Del lado palestino se han registrado más de 400 muertos y alrededor de 2.000 heridos. Según el CICR, el temor en Gaza va en aumento, particularmente después de que la fuerza aérea israelí arrojara octavillas en la zona norte advirtiendo a los ciudadanos de que deben abandonar esa zona por su propia seguridad, lo que hace pensar en que los ataques se intensificarán. "La gente (palestina) se pregunta a dónde deben supuestamente ir. Esto está creando ansiedad y confusión. La gente nos llama buscando un consejo, pero nosotros no tenemos respuestas", dijo el responsable de la oficina del CICR en Gaza, Antoine Grand.

Descarga la aplicación

en google play en google play