Escúchenos en línea

Liberal Aguirre descubre el agua helada: en 2009 hay que apretarse la faja

Managua. AFP. | 5 de Enero de 2009 a las 00:00
El presidente de la comisión Económica del Parlamento, el liberal Francisco Aguirre, advirtió sobre un enorme déficit en el presupuesto de 2009, cercano a 400 millones de dólares, que obligará al gobierno y a los nicaragüenses a apretarse el cinturón. Aguirre explicó que en el proyecto de presupuesto de 2009 "hay un hueco de entre 120 y 150 millones de dólares" adicional al déficit anual de unos 250 millones de dólares que tradicionalmente han sido cubiertos por donaciones y préstamos de la comunidad internacional. "Austeridad gubernamental es un término que empezaremos a escuchar muy seguido a partir de ahora" pero no sólo el gobierno deberá ahorrar, sino los otros poderes de Estado y el sector privado también "deberán socarse la faja" (el cinturón) para disminuir gastos y fomentar el ahorro, dijo Aguirre a un diario local. El proyecto de presupuesto del 2009 -paralizado en el Congreso por una crisis política tras los cuestionados comicios municipales del 9 de noviembre- prevé un gasto de 1.900 millones de dólares, sobre un crecimiento económico de 4,5%, pero según Aguirre éste andará más cerca del 0%. Además, por la crisis financiera internacional las remesas familiares han bajado, al igual que el valor de las exportaciones, lo que impactará en las recaudaciones del fisco, que serán menores que lo estimado en el presupuesto, señaló Aguirre. El legislador liberal consideró que al no aprobar el 15 de diciembre el presupuesto a causa de la crisis política postelectoral se le hizo un favor al gobierno, que ya debería pensar en redimensionar el gasto a una realidad del 2009 "que ya comenzamos a sentir". El gobierno sandinista también debiera recomponer sus relaciones con los países y organismos donantes, ya que su ayuda es importante para el país y no se puede prescindir de ella "construyendo castillos en el aire", criticó el diputado. La Unión Europea y algunos países del bloque que en forma bilateral aportan al sostenimiento del presupuesto, suspendieron los desembolsos al gobierno del presidente Daniel Ortega, como parte de sus exigencias de respeto a la democracia y transparencia por los cuestionados comicios municipales. Aguirre aclaró además al rotativo, que "no estaría de acuerdo" con el cierre de la Asamblea Nacional, "porque es el foro político por excelencia", pero reafirmó que junto con sus colegas liberales opositores podrían continuar la parálisis de ese Poder del Estado, es decir ganando sin trabajar.

Descarga la aplicación

en google play en google play