Escúchenos en línea

EEUU y UE castigan a pobres al cortar ayuda: red solidaria con Nicaragua

Managua. Radio La Primerísima. | 9 de Enero de 2009 a las 00:00
La Red de Solidaridad con Nicaragua (Nicaragua Network) en los Estados Unidos se ha unido al Grupo Sur de organizaciones no-gubernamentales europeas para instar a la Unión Europea y los países donantes europeos a que no corten ni suspendan su ayuda a Nicaragua basado en preocupaciones acerca de posibles casos de fraude en las elecciones municipales del 9 de noviembre en Nicaragua. "Cortar o suspender la ayuda sería castigo colectivo que solamente dañará a los pobres de Nicaragua", dijo Chuck Kaufman, co-coordinador nacional de la Nicaragua Network. La Nicaragua Network es una red nacional de comités de base en los Estados Unidos que ha trabajado por tres décadas por mejorar las relaciones entre los EE.UU. y Nicaragua y para apoyar la justicia social y económica en el segundo país más pobre del hemisferio. La carta de la Nicaragua Network citó esfuerzos hechos por el gobierno del Presidente Daniel Ortega de reducir la pobreza y mejorar el bienestar social en las áreas de educación, salud, agricultura campesina, vivienda, y niñez. El grupo dijo que recortes en ayuda por parte de los países europeos solamente dañarán a los nicaragüenses que son los beneficiados de estos programas. La carta fue enviada el 31 de diciembre a las embajadas en los EE.UU. de la Unión Europea, los Países Bajos, Finlandia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Suiza, y el Reino Unido. El texto de la carta de la Nicaragua Network La Nicaragua Network es una organización nacional de solidaridad en los Estados Unidos que ha trabajado durante tres décadas por construir paz y amistad con el pueblo de Nicaragua y apoyar sus esfuerzos por construir la justicia social y económica y salir de la pobreza. Siempre hemos aplaudido la ayuda de las naciones europeas a Nicaragua para el desarrollo y para reducir la pobreza. Esta ayuda usualmente se ha enviado sin una agenda política abierta, lo que no ha sido el caso para la mayor parte de la ayuda de los Estados Unidos. Les escribimos hoy para pedir que [la Unión Europea, Dinamarca, etc.] reconsidere su decisión de suspender o reducir su ayuda a Nicaragua basada en preocupaciones acerca de las elecciones municipales del 9 de noviembre. Nosotros pensamos que recortando la ayuda al segundo país más pobre del hemisferio constituye un castigo colectivo que solamente resultará en más miseria para los nicaragüenses más pobres. Hacemos eco de los sentimientos del Grupo Sur, una red de organizaciones no-gubernamentales europeas, que expresó su preocupación acerca del recorte de fondos hacía Nicaragua y acusó a la Unión Europea de hacer de la ayuda para el desarrollo de Nicaragua un instrumento político. Dijo el Grupo Sur que la coerción no debe ser el instrumento utilizado para influir en las políticas de un gobierno. El Grupo Sur se compone de nueve ONG de España, Francia, Bélgica, Grecia, e Italia. Nosotros nos hemos opuesto al uso de parte de nuestro gobierno de los fondos del Fondo Nacional para la Democracia y la Agencia Internacional para el Desarrollo para intervenir en el derecho de los nicaragüenses de escoger democráticamente sus líderes. Nos entristecería ver a Europa seguir los pasos del gobierno estadounidense en esa área. La suspensión o recorte de la ayuda es foco de aún más preocupación porque el Fondo Monetario International (FMI) ha dicho que todos los fondos de apoyo presupuestario deben estar en su lugar antes que el Fondo extienda los préstamos programados. El efecto combinado de la reducción en la ayuda y el atraso en los préstamos pone en peligro los programas excelentes de reducción de la pobreza introducidos por el gobierno del Presidente Daniel Ortega durante los últimos dos años, programas que han sido elogiados casi universalmente por la comunidad internacional donante. Por ejemplo, Nicaragua está encaminada a eliminar el analfabetismo antes de julio 2009 y la mayoría de las municipalidades ya se han declarado libres de analfabetismo. Esto se debe en parte al hecho de que la primera acción del nuevo gobierno fue eliminar los cobros para las escuelas públicas. Esa acción hizo posible la matriculación de más de 100,000 niños adicionales en las escuelas. Durante los tres gobiernos neo-liberales anteriores, muchos padres no pudieron enviar a sus niños a la escuela por los cobros que fueron exigidos por las políticas del FMI y el Banco Mundial. Para eliminar el analfabetismo en los adultos, el gobierno Sandinista ha implementado el programa cubano "¡Yo sí puedo!" y ha extendido el programa a los idiomas indígenas Miskito y Mayangna. Solamente los pobres serían afectados por un recorte en la ayuda europea al sistema educativo nicaragüense. Los hospitales y las clínicas estatales ya tienen equipo y medicinas para que los pacientes puedan recibir la atención que necesitan, en lugar que recetas para medicinas que no podían comprar- como era el sistema bajo los gobiernos de la derecha en los años 1990-2006. La cooperación con Cuba y Venezuela ha vuelto a miles de personas su vista después de operaciones para cataratas, y operaciones gratis en los hospitales han salvado vidas incontables. Solamente los pobres serían afectados por un recorte en la ayuda europea al sistema nicaragüense de salud. El gobierno Sandinista también ha resucitado el sector agrícola pequeño y mediano, la columna espinal histórica de la economía de Nicaragua, que ni estaba en el Plan Nacional de Desarrollo que heredó el Presidente Ortega de anterior presidente, Enrique Bolaños. Otra vez, solamente los pobres sufrirían de un recorte en la ayuda europea a Nicaragua. El Programa Hambre Cero ha proveído a 32,709 familias pobres con animales, semillas, fertilizante, etc., para que puedan hacerse autosuficiente en alimentos y también vender el excedente en mercado local. Usura Cero ha dado préstamos de baja interés a pequeños productores y comerciantes para que puedan ganarse la vida y dar de comer a sus familias. Casas para el Pueblo está dando techos dignos para familias que antes tenían viviendas hechas de cualquier cosa que podían encontrar. Proyecto Amor está trabajando para eliminar la tragedia del trabajo infantil. Los centros de distribución de alimentos subsidiados proveen un servicio que salva a muchas familias de la desnutrición. El gobierno sandinista está tomando pasos para alimentar, vestir, y albergar a su pueblo a pesar de alzas en los costos de los alimentos y la crisis más grande del capitalismo en 80 años. Estos programas significan mucho para las vidas de estas personas y estas vidas son más importantes que las escaramuzas entre la clase política en Nicaragua y en el extranjero. Reconocemos que el gobierno de Daniel Ortega, como todos los gobiernos, no es perfecto. Sin embargo, también reconocemos que en Nicaragua no hay presos políticos, no hay asesinatos políticos, no hay censura de prensa, y que hay esfuerzos verdaderos por el gobierno de resolver los problemas críticas de la pobreza, la ignorancia, y la destrucción del ambiente. Estos esfuerzos dependen en gran parte de la ayuda de la comunidad internacional donante. La generosidad de las naciones de Europa desde 1979 ha sido ejemplar y crucial para los programas de desarrollo y reducción de la pobreza. Por favor reconsidere su decisión y renueve esta vital fuente de amistad hacia la mayoría pobre de Nicaragua. Agradeceríamos mucho su contestación a esta súplica. Atentamente, Chuck Kaufman Co-Coordinador Nacional Dra. Katherine Hoyt Co-Coordinadora Nacional Donna Leist Presidenta de la junta directiva Dr. Arnold Matlin Miembro de la junta directiva Shelly Scribner Miembro de la junta directiva Robert M. Siegel Miembro de la junta directiva Tim Jeffries Miembro de la junta directiva Barbara Larcom Miembro de la junta directiva Charlie Delaney Megeso Miembro de la junta directiva

Descarga la aplicación

en google play en google play