Escúchenos en línea

INSS anuncia construcción de hospital de asegurados

Managua. Radio La Primerísima. | 20 de Enero de 2009 a las 00:00
El presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, anunció este martes que esa entidad construirá un moderno hospital propio de los asegurados, pensionados y jubilados, equipado con 200 camas y atención médica general y especializada. López, en declaraciones formuladas este martes al Canal 4, resaltó que ahora la misión y la visión del INSS, es "restituirle los derechos" de los trabajadores, transformando por completo el sistema establecido por los gobiernos neoliberales, poniendo a su disposición los servicios que se merecen. El alto cargo indicó que el hospital de los asegurados se construirá en la sede de la "Policlínica Oriental", actualmente conocida como la clínica médica previsional del Ministerio de Salud, MINSA, y que consistirán en cuatro nuevos pabellones, aunque no precisó el monto de la inversión ni cuándo se inaugura. Agregó que en el marco de la nueva política del INSS, cancelaron los contratos con las denominadas clínicas previsionales "de garaje", 15 en total, que en los gobiernos neoliberales hacían jugosos negocios sin brindar los servicios mínimos a los asegurados, pensionados y jubilados. Explicó que en la actualidad, en Managua sólo tienen contrato con 10 clínicas médicas previsionales, las que como requisito previo deben contar con servicio de emergencia, servicios de medicina general y de especialidades, las que han otorgado al menos siete millones de recetas en un año. López indicó que el INSS, con la política del Gobierno de Reconciliación y de Unidad Nacional, ha eliminado además una cantidad de medicamentos y de servicios especializados que antes se le negaban a los asegurados, e incluso se les brinda atención y medicinas a los pacientes que padecen cáncer u otras enfermedades terminales. Señaló que ahora los asegurados tienen la oportunidad de que se les practique operaciones de corazón abierto o de transplantes renales, por ejemplo, las que antes le negaban las políticas de los gobiernos anteriores, y se les realizan como un servicio al que tienen derecho, "no por «volado» (favor)". Apuntó que en esas clínicas, el INSS mantiene una o dos trabajadoras sociales en cada una de ellas, dependiendo de su tamaño, que ayudan a los pacientes en su atención, sea para agilizar sus consultas o entrega de medicamentos, o en otros servicios, pagadas por el Estado y no por la entidad privada. López resaltó también la responsabilidad que han asumido los empresarios, los que en la actualidad en un 95 por ciento enteran las cotizaciones mensuales de sus trabajadores y el aporte empresarial, y se trabaja en el 5 por ciento restante para que se pongan al día, y sin que el asegurado pierda sus derechos. Añadió que ello permite que el INSS recaude un altísimo porcentaje en relación a los ingresos que tenían las administraciones anteriores, lo que le permite un incremento en las reservas para inversión y atención a los asegurados, tanto en medicamentos, como en consultas y pensiones. López señaló que el promedio de las pensiones se ha incrementado en un 50 por ciento: “hemos tenido un incremento importante en el monto de las pensiones. La pensión promedio, al finalizar el 2006, era de 1,300 córdobas, actualmente es de 2,400 córdobas, registrando un incremento de casi el 50 por ciento”. Según el titular del INSS, las pensiones mínimas son las más beneficiadas: “además, se ha aumentado el 10 por ciento a todas las pensiones producto de la devaluación de la moneda, que fue una reforma a la ley que introdujo la bancada sandinista en 2006”. “Hemos venido cumpliendo con ese derecho de los jubilados y pensionados a tener una pensión digna, en la medida de las posibilidades financieras del INSS”, indicó López. Recordó que también se recuperó el derecho de las pensiones de las víctimas de guerra: “no es cierto que provenga del dinero que aportan los asegurados y jubilados. La ley dice que el dinero para víctimas de guerra debe gastarse en víctimas de guerra, pero los gobiernos neoliberales no pagaban estaba pensiones”. El monto de las pensiones para madres de caídos aumentó en un 300 por ciento. El INSS atiende a más de 21 mil víctimas de guerra y 80 mil jubilados, a quienes se les ha aumentado la pensión en los últimos dos años. Otro logro que reseñó es la apertura de centros de pagos para los jubilados en todo el país, terminando de esta manera con las largas filas que anteriormente se formaban en los bancos. “Los centros de pago, ubicados en las sucursales del INSS, se abren desde las cuatro de la mañana hasta que se va la última persona, a las nueve de la noche”, expresó. Los jubilados no tienen necesidad de llegar los tres primeros días del mes, ya que estás ventanillas de pago atienden durante todo el mes. Aseguró que también se ha reducido el tiempo en que se tramita una pensión o jubilación, en un promedio de dos meses, y se trabaja en reducirla a un mes.

Descarga la aplicación

en google play en google play