Escúchenos en línea

Pastora: «O cambia EEUU, o los pueblos de Latinoamérica lo hacen cambiar»

Villahermosa. El Heraldo de Tabasco. | 23 de Enero de 2009 a las 00:00
Edén Pastora, Comandante Cero, señaló la noche del viernes en Villahermosa, que Estados Unidos debe cambiar, con Obama, su política hacia los países de Latinoamérica "o el mundo, o los pueblos latinoamericanos lo harán cambiar". El guerrillero nicaragüense dijo que el nuevo presidente estadounidense, Barack Husein Obama, representa una esperanza para estos países que vienen, como sucede en Nicaragua, haciendo una revolución verdaderamente sandinista, con libertad, en democracia. "O cambia o el mundo lo hace cambiar; el mundo está cambiando definitivamente; el mismo Estados Unidos ha cambiado enormemente y Obama es algo que era inconcebible hace unos tres décadas, Obama tiene que entender que los pueblos cambian, que todo mundo cambia, tiene que entender esta revolución mundial. Hoy, con una China, un euro, una Cuba unida, los problemas de Medio Oriente; los mismo problemas económicos internos en Estados Unidos. Obama está empezando a cumplir: ya ordenó la clausura de la cárcel de Guantánamo. El sólo hecho de tener una esperanza que Obama puede cambiar, ¿en que magnitud?, eso la historia lo dirá, pero en el mundo hay una esperanza con Obama; eso es una gran cosa, tenemos una expectativa: esa es la esperanz.a Esa es la esperanza, es la dulce amiga" Entra en este cambio México, Salvador y Colombia que son los que faltan que den muestras de que hay un espíritu latinoamericano, que den muestra que queremos una OEA sin Estados Unidos, los que hablamos la misma lengua rezamos al mismo Cristo, tenemos los mismos problemas, las mismas soluciones. -¿El sueño de Bolívar? -pregunta el reportero al guerrillero a quien en esta visita le guió por Tabasco su amigo, -"mi hermano", dijo- Antonio Naranjo Covian-. El sueño de Bolívar, de Martí y de Sandino, una América unida -responde el guerrillero sandinista, que en 1978 encabezó al Frente Sandinista de Liberación Nacional en la toma del Palacio Nacional de Managua al derrotar, tras una larga lucha revolucionaria la dictadura de Anastasio Somoza. Su visita a Tabasco -que repetirá en unos días más- obedece a que vino a comprar una draga para recuperar el río San Juan, que corre unos 200 kilómetros al sur de Nicaragua y que sirve de límite con la república de Costa Rica. Ya he encontrado la máquina, dijo el guerrillero que al triunfo de la Revolución Sandinista recibió el grado de comandante guerrillero y de brigada y ocupó por un tiempo el cargo de viceministro de Defensa y jefe nacional de las Milicias Populares Sandinistas pero, tras advertir errores en quienes gobernaban el país liberado, rompe, en 1980, con el FSLN y funda, en el exilio en Costa Rica, el grupo antifrentista Alianza Revolucionaria Democrática (ARDE). Hoy colabora de nuevo con el sandinismo, con el presidente Daniel Ortega, y se quejó de que en su país la prensa contrarevolucionaira es dura contra Daniel, desinforma a la comunidad internacional. Al enterarse de que César Augusto Sandino -como él- estuvo en Tabasco antes de hacer su lucha revolucionaria en Nicaragua, el Comandante Cero, Edén Atanacio Pastora Gómez, dijo que sabía que Sandino había estado en Huasteca Petroleum Company, en Tampico, pero que ahora vendrá a visitar la avenida que lleva su nombre en Villahermosa. "Hay que hacer de nuevo el busto que había de Sandino" -y que se le informa fue robado-, dice. Al preguntarle otro reportero qué opina de que en México existan guerrillas todavía, Edén Pastora, de 73 años, que de un colegio jesuita pasó a la Universidad Mexicana de Guadalajara y en 1959 regresó a Nicaragua para participar en la lucha armada contra el gobierno somocista, se manifestó respetuoso, "no meterse en los asuntos internos de otros pueblos. Por eso critiqué la presencia de Vicente Fox en Nicaragua. Para los zapatistas, para el pueblo en general, deseo una lucha pacífica, diálogo, entendimiento. Lo mejor para el pueblo mexicano".

Descarga la aplicación

en google play en google play