Escúchenos en línea

Honduras y Nicaragua más afectadas por crisis, por su dependencia EEUU

Guatemala. Capitales.com. | 4 de Febrero de 2009 a las 00:00
El Instituto centroamericano de Estudios Fiscales, ICEFI, finalizó Boletín de Estudios Fiscales número 9 titulado "Los nuevos desafíos de Centroamérica frente a la recesión de Estados Unidos", en el que se estudia la capacidad de los países centroamericanos para enfrentar la recesión estadounidense, al comparar el impacto del último período recesivo (2000-2001), con la situación económica actual. En el estudio se observa que la Inversión Extranjera Directa, las Remesas Familiares, el Comercio y el Turismo constituyen los principales canales de transmisión de lo que sucede en el ciclo económico estadounidense. Esto quiere decir que en momentos de crecimiento económico en Estados Unidos, los países de la región han contado con más recursos financieros, provenientes de este país, en forma de inversiones, pagos por compras de bienes y servicios, turismo, y más remesas provenientes de los ciudadanos migrantes. De igual forma, ante períodos de recesión económica en Estados Unidos, como en el contexto actual, las economías centroamericanas han tenido menores flujos de inversión, al igual que menos exportaciones, turistas y remesas. En términos generales, con respecto al período 2000-2001, la diversificación del intercambio entre Centroamérica y Estados Unidos ha permitido que la economía de la región sea menos dependiente del ciclo económico estadounidense. Sin embargo, esta tendencia general se ha manifestado de manera diversa en los distintos países del istmo. Guatemala y El Salvador, constituyen las economías menos sensibles a los efectos económicos de Estados Unidos, pues en los últimos años su relación con este país se ha compuesto en buena medida por las remesas, cuyo flujo es el menos sensible al estado de la economía estadounidense. Honduras y Nicaragua son las economías más susceptibles, debido en parte a que alrededor del 70% de sus exportaciones se venden en este país. En el medio, Costa Rica y Panamá, países que han logrado disminuir su sensibilidad al ciclo económico estadounidense por medio de una mayor diversificación de sus mercados comerciales. Ante la crisis económica actual, el estudio concluye que los gobiernos de Centroamérica tienen varios desafíos, entre ellos, el poner en marcha políticas contra cíclicas, además de promover la diversificación de sus economías y la búsqueda de nuevos socios comerciales. Debido a los escasos presupuestos públicos con los que cuentan la mayoría de Estados, es evidente que se necesitará hacer cambios para mejorar la recaudación tributaria y hacer más efectivo y transparente el gasto público.

Descarga la aplicación

en google play en google play