Escúchenos en línea

La pesadilla del desempleo a gran escala

Por Gabriela Guerra Rey. PL. | 10 de Febrero de 2009 a las 00:00
Cada día el anuncio de despidos masivos alarma a entidades como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la cual pronostica que la cifra de parados en el orbe puede ascender en 2009 a 51 millones. Pesadilla global ha devenido el anuncio de recortes de grandes compañías, en su afán por contrarrestar los efectos de la crisis financiera y económica a escala planetaria, reducir los costos y mantener la competitividad en el mercado. Este martes el principal banco suizo, el UBS, comunicó oficialmente pérdidas por 16 mil 770 millones de dólares, acompañadas de la supresión inminente de dos mil empleos más. Ya en octubre pasado esta entidad financiera se vio golpeada por las turbulencias crediticias y próxima a la quiebra fue rescata por el Banco Nacional del País. También en ese entonces hubo que reducir los puestos para enfrentar la coyuntura. Por su parte, el gigante estadounidense General Motors llega con el anuncio de una reducción de 10 mil empleos, de los cuales dos mil ocurrirán durante los próximos días y el resto a partir de mayo. En la planta de Lasing, Estados Unidos, mil 200 trabajadores deberán abandonar sus trabajos para fines de marzo con la eliminación de turnos. Otros 800 puestos serán excluidos en la planta de la localidad de Lordstown (Ohio), donde se producen los autos Chevrolet Cobalt y Pontiac G5. Asimismo, cesará la producción temporalmente en 10 fabricas de esa nación en los siguientes meses como respuesta a la caída de las ventas, aclaró el grupo. A principios de semana, también la automovilística japonesa Nissan informó la supresión de 20 mil empleos en todo el mundo, además de un plan de austeridad para hacer frente a la crisis. La medida responde a las pérdidas que registrará el tercer grupo automotriz nipón en el ejercicio actual. Esta será la primera vez que las cuentas quedan en rojo desde 1999, cuando esa firma escapó a la bancarrota rescatada por el francés Renault, advirtió el ahora presidente de ambas compañías, Carlos Ghosn. Este dijo que los despidos ocurrirán en el ejercicio 2009-2010, que comienza el 1 de abril, y empezará en los países donde la mano de obra es más cara. Los contratos temporales no serán renovados y se aplicarán los planes de jubilación anunciados con anterioridad, destacó. Miles de cesantías ya habían sido advertidas por la firma en los últimos meses en España, Gran Bretaña, Estados Unidos y el propio Japón. A principios de este mes ya se avizoraba la debacle generalizada en el sector laboral, cuando una aerolínea, una metalúrgica y una financiera anunciaron recortes de más de 11 mil puestos. Entonces los titulares declararon que una vez más tres empresas de primer nivel mundial anunciaron reducción de plantilla debido a mermas en sus finanzas impulsadas por la depresión. Ellas fueron la aerolínea escandinava SAS, el banco norteamericano PNC Financial Services Group Inc y el fabricante finlandés de acero inoxidable Outokumpu Oyj. Estas son apenas las noticias de los últimos días, tras meses en que el área del empleo ha visto agravarse por día su situación. Economías principales de Europa como Francia, Alemania y Gran Bretaña no se quedan fuera con índices pocas veces registrados. Mientras, en Estados Unidos esta área se convierte en el principal punto de la agenda del presidente Barack Obama, aunque algunos expertos consideran es más que eso, es su mayor pesadilla. Proyecciones de la OIT muestran que la crisis dejará alrededor de 25 millones de personas en la calle durante el año en curso, sin embargo, especialistas se alarman con el incremento constante y consideran puede exceder esa cifra, con los consecuentes males sociales que acarrea. Para América Latina y el Caribe las cesantías en 2009 rondarán las 500 mil, en el viejo continente deben crecer a tres millones y medio, mientras en el gigante norteño, donde se originó la crisis, ya superan los cuatro millones.

Descarga la aplicación

en google play en google play