Escúchenos en línea

Diputados liberales de nuevo se niegan a trabajar y paralizan la Asamblea Nacional

Managua. Radio La Primerísima. | 11 de Febrero de 2009 a las 00:00
El bloque de diputados del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y del sin legalidad Movimiento Vamos Con Eduardo, MVE, paralizaron este miércoles el trabajo de la Asamblea Nacional, repitiendo la historia de septiembre de 2008, pero ahora con otro pretexto: que el Legislativo conozca una iniciativa que le compete en forma exclusiva al Poder Electoral. Los diputados del PLC encabezaron la negativa a trabajar, aunque después fueron apoyados al inicio tímida y desconfiadamente por los del MVE y por los del proscrito Movimiento Renovador Sandinista, MRS, así como algunos "independientes" que salieron de sus filas. Una vez más, el PLC y el MVE sabotearon la sesión plenaria con su intento de pasar a comisión su iniciativa para declarar la nulidad de las recién pasadas elecciones municipales, pese a que la Constitución establece que los temas de índole electoral son de exclusiva competencia del Consejo Supremo Electoral. En el hemiciclo se registraron como presentes los 38 diputados sandinistas, los seis de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y los independientes Juan Ramón Jiménez y Guillermo Osorno, sumando 46 de los 47 legisladores para abrir sesión, faltando el independiente Mario Valle, quien está fuera del país. Haciendo a un lado la norma constitucional, el primer vicepresidente del PLC y primer secretario del Legislativo, Wilfredo Navarro, alegó que al no pasar a una comisión esa iniciativa, el presidente de ese Poder del Estado, el sandinista René Núñez, lesiona el derecho de todo diputado de presentar una propuesta de ley. "Se le está dando largas a ese derecho que tienen 38 diputados (liberales) dentro de esa iniciativa (de anular las elecciones municipales) y hemos decidido que no vamos a hacerle quórum al Frente Sandinista (de Liberación Nacional), hasta que tengan sus 47 votos con sus aliados", dijo Navarro. De acuerdo con Navarro, señalado por los mismos liberales de tener a una gran cantidad de sus familiares empleados en el Gobierno del presidente sandinista Daniel Ortega, los aliados de los sandinistas "reciben beneficios y privilegios en esta Asamblea (Nacional)". Agregó que paralizar el trabajo legislativo "es una manera de protestar y dejar sentada la posición del PLC de que se tiene que aprobar o por lo menos enviar a comisión la Ley de Nulidad (de las elecciones municipales). Así que en todas las sesiones vamos a estar así (paralizados)". Por su lado, Eduardo Montealegre declaró que la daba "un voto de confianza" al PLC en su protesta de paralizar los trabajos del Parlamento, dado que sigue convencido de su "pacto" con el FSLN, evidenciando una desconfianza con el partido que lo propuso de candidato derrotado a Alcalde de Managua. Montealegre dijo que "de una vez" el FSLN debe acceder a la revisión de las actas de votación del 9 de noviembre de 2008, y que "devuelvan lo robado" en alusión a su supuesta victoria en las urnas durante esos comicios. Núñez llamó a la reflexión a los liberales para continuar el jueves con las actividades previstas del Legislativo y reiteró que dará trámite al proyecto de Ley para nulidad, "porque la Asamblea Nacional no tiene ninguna competencia ni siquiera la de pronunciarse en asuntos electorales". La Asamblea Nacional tenía en la agenda de este miércoles ratificar el protocolo de entendimiento entre el consorcio español Unión Fenosa y el Gobierno; así como la aprobación de otros préstamos y leyes sociales.

Descarga la aplicación

en google play en google play