Escúchenos en línea

Privatización de telefonía fue negocio redondo

Managua. Informe Pastrán. | 19 de Febrero de 2009 a las 00:00
El Director del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR), Orlando Castillo, puso en seria duda la legalidad y legitimidad de la venta de las acciones de la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (ENITEL) y el otorgamiento de licencias para operar la banda de telefonía celular a inicio de los años noventa. Durante una comparecencia en el Canal 4, Castillo recordó que se le autorizó a Enrique Dreyfus la operación de la primera licencia de telefonía celular para la empresa NICACEL, en sociedad con los hermanos Lacayo. Dreyfus era para entonces canciller del gobierno de Violeta Barrios de Chamorro, dijo Castillo. NICACEL fue posteriormente revendida hasta ser absorbida por la Telefónica de España que explota la marca Movistar. Castillo aseguró que en el gobierno de Arnoldo Alemán se le vendieron el 49% de las acciones de ENITEL a una empresa casi fantasma, por 85 millones de dólares cuando en realidad podían haber costado 500 millones de dólares, dándole diez años de plazo para pagar, de las utilidades. Ese oscuro negocio pasó después a manos del mexicano Carlos Slim llamada América Móvil que explota la firma Claro. "Las telecomunicaciones las regalaron para decirlo de alguna manera, cuando valían mucho más", sostuvo el funcionario. En Nicaragua se cuenta con 370 mil usuarios de telefonía básica, que solamente pudo incrementarse en 200 mil en 18 años", precisó Castillo, considerando esto como insignificante cuando deberíamos haber llegado a 2 millones de teléfonos convencionales. En cambio, la telefonía celular llegó hasta 3 millones de usuarios. En 16 años, las empresas telefónicas solamente invirtieron 400 millones de dólares, pero en solamente dos años de gobierno sandinista ya han desarrollado inversiones por 300 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play