Escúchenos en línea

Extraño giro a la derecha del partido de Agustín Jarquín

Managua. Radio La Primerísima. | 3 de Marzo de 2009 a las 00:00
Líderes del minoritario partido Unión Demócrata Cristiana, UDC, miembros de la llamada "Convergencia Nacional", aliada del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, propusieron este martes que el Gobierno llame a un diálogo nacional y a volver a realizar las elecciones municipales. El diputado Agustín Jarquín, miembro de la bancada sandinista, y Azucena Ferrey, comparecieron este martes en el Canal 12, donde formularon su propuesta, aunque hicieron la salvedad que esos temas primero deben de ser aprobados en el seno de su organización, la UDC, el próximo domingo. Jarquín ratificó sus criterios de que el gobierno de su aliado Daniel Ortega tiene grandes logros, especialmente por retomar "la agenda social" olvidada por los gobiernos de los últimos 18 años, aunque señaló que al FSLN le "hace falta" trabajar en "convivencia y tolerancia democrática". El líder del "los pepes" como eran conocidos los simpatizantes de la UDC años atrás, antes de que virtualmente pasaran al ostracismo político, afirmó que "ya no deben de repetirse hechos como los del fin de semana pasado", cuando el sábado piquetes de sandinistas impidieron violentamente marchas opositoras. Apuntó que este tipo de acciones de violencia tienen resultados negativos para el país, en particular en los sectores externos interesados en invertir en el país, trastoca la economía interna, y se incrementa la polarización política, en vez de contribuir a mejorar el clima de entendimiento entre los nicaragüenses. Jarquín resaltó los logros del gobierno de Ortega pero insistió en la necesidad de buscar un mecanismo de unidad nacional para enfrentar los efectos en el país de la crisis económica internacional, y aseguró que en lo político "son más las coincidencias que nos unen, que las divergencias". Ferrey, ex miembro del directorio de la Resistencia Nicaragüense (ex contras) y el funcionaria de la Alcaldía de Managua, declaró abiertamente que a su juicio, el FSLN no ha cumplido en su totalidad con sus aliados de la UDC y fue quien planteó un diálogo nacional y reeditar las elecciones. Expuso que a su juicio se debe tomar la oferta de la Unión Europea para el financiamiento para repetir las elecciones municipales en 146 alcaldías, que se levaron a efecto en noviembre de 2008, para lo cual los nicaragüenses se tomen el tiempo necesario para efectuarlas. Ferrey agregó que ese eventual diálogo nacional debería ser sin exclusiones, con participación de los sectores más representativos del país, incluida lo que llamó la "sociedad civil", expresada en organismos no gubernamentales, igual que los sandinistas Concejos del Poder Ciudadano, CPC. Dijo que tampoco se trata de realizar un diálogo nacional con 500 delegados o representantes de los diversos sectores políticos, económicos y sociales, y que no se trate de nada secreto, oculto, sino un debate serio, con agenda definida y propuestas específicas, con visión de nación. Coincidió con otros analistas y políticos en que la actual oposición carece de un verdadero liderazgo y no es propositiva, al tiempo que resaltó los mensajes de los obispos de la Conferencia Episcopal, que llaman a la "transformación moral", la que dijo debe comenzar de "uno mismo". Tanto Jarquín como Ferrey criticaron a los medios de comunicación, por el sesgo que le imprimen a las noticias políticas, señalando que sería un alivio que se lograra una moratorio, por lo menos de 24 horas, en que esos medios no publiquen informaciones políticas.

Descarga la aplicación

en google play en google play