Escúchenos en línea

El Niño amenaza con traer más calamidades

Agencia AP. Desde Managua. | 12 de Octubre de 2006 a las 00:00
La sequía asociada al fenómeno climatológico conocido como El Niño podría derivar en hambruna y sumar así otra calamidad a las que padecen hoy los nicaragüenses, agobiados por los apagones y la falta de agua potable. De acuerdo con el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, Alvaro Fiallos, la escasez de precipitaciones ya afecta las cosechas en la zona del Pacífico y el norte del país, por lo que vaticinó un impacto directo en los niveles de producción. El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED) advirtió, que también existe la posibilidad de que ocurran incendios forestales, por lo que instó al gobierno del presidente Enrique Bolaños a estar preparado para decretar el estado de desastres por sequía, como establece la Ley. El viceministro Agropecuario y Forestal, José Rivera, admitió este jueves que la mitad de los 153 municipios tienen severas y leves afectaciones por la sequía que "podría derivar en hambruna". Rivera agregó que a finales de septiembre se formó un comité de emergencia encabezado por el Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres, el que elaboró un primer informe técnico sobre el impacto del Niño en el país, que incluso prevé serios problemas en el suministro de agua por la disminución del caudal de los mantos acuíferos. El Instituto de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió el 21 de septiembre que "los impactos del Niño en desarrollo son ya evidentes en los patrones de precipitación durante los últimos 30 días, ya que las condiciones deficitarias, más secas que lo habitual, se han observado a través de todo el territorio nacional". La irregular distribución de las lluvias ha provocado un "alto riesgo" y efectos negativos severos en las actividades agropecuarias de 36 municipios de nueve provincias de las regiones norte, central y del Pacífico, incluyendo Managua, dijo Ineter. El Niño es una perturbación del sistema atmosférico marítimo en el Pacífico tropical que tiene consecuencias importantes para las condiciones meteorológicas en todo el mundo. En la región sureña de Estados Unidos se presenta con mayor precipitación pluvial e inundaciones, y fuerte sequía en el Pacífico occidental y Centroamérica. La escasez de lluvias provocada por el fenómeno de El Niño ha afectado unas 500,000 hectáreas de cultivos y pastos. El vicepresidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, Ariel Bucardo, dijo a la AP que en los últimos 50 días El Niño ha dañado más del 60% del área cultivada de granos básicos (unas 300.000 hectáreas), 200.000 hectáreas de pastos y ha secado fuentes de agua para el consumo humano y animal.

Descarga la aplicación

en google play en google play