Escúchenos en línea

Pellas exhibe su «conciencia social» con despido masivo en Chichigalpa

Managua. Radio La Primerísima. | 17 de Marzo de 2009 a las 00:00
El multimillonario Carlos Pellas, propietario de uno de los consorcios más fuerte y diversificado en Nicaragua y Centroamérica, mostró lo que los patrones han dado en llamar "responsabilidad social empresarial" con el despido masivo de gran parte de sus empleados, que trabajaban en la Compañía Licorera Flor de Caña, en el municipio de Chichigalpa, departamento de Chinandega. Varios empleados de Pellas denunciaron este martes a Radio La Primerísima que los ejecutivos del multimillonario empresario despidieron en forma indirecta a al menos 280 de sus trabajadores en el Ingenio San Antonio, encubriendo su acción con el alegato de enviarlos de vacaciones. Según los denunciantes, los 280 empleados de Pellas fueron enviados a sus humildes ranchos sin un centavo, y cuando argumentaron que ninguno tenía vacaciones pendientes, para ser suspendidos de sus labores, los ejecutivos del consorcio les alegaron que les "adelantaban" las vacaciones. Los funcionarios de Pellas escogieron ese mecanismo para suspender de sus labores a esos 280 trabajadores, con la venia del sindicato "blanco" que opera en el Ingenio San Antonio, que abastece a la Compañía Licorera de Nicaragua, que a su vez pertenece a la Nicaragua Sugar Estates, de la familia Pellas. De acuerdo con el reporte, los ejecutivos de Pellas -con la "bendición" de todos los sindicalistas que tienen a sueldo- y que pertenecen a federaciones del otrora Consejo Permanente de los Trabajadores, CPT, también han alegado que las bodegas de licores están repletas, lo que negaron los perjudicados. Este mecanismo, de suspensión temporal de actividades, y posterior despido, es utilizado sistemáticamente por los patrones que intentan evadir el control del Ministerio del Trabajo, MITRAB, para enviar al desempleo a sus trabajadores sin causa justificada, violando el Código del Trabajo, agregaron. Los despidos masivos en la empresa de Pellas, se produce sólo una semana después que el multimillonario empresario llevó al embajador de Estados Unidos en Managua, Robert J. Callahan, al ingenio San Antonio, para que catara el Flor de Caña que mantiene en envejecimiento. El nicaragüense con más dinero en el mundo en la visita de Pellas contrató las cámaras de un canal de la televisión de Managua, para que filmara el acto de catar la calidad del licor que envejece en Chichigalpa, pero le ocultó a Callahan su "política social" para con sus trabajadores más humildes. Pellas, cuya fábrica de etanol, también en el Ingenio San Antonio, pasó de exportar 3 millones de dólares el año pasado, a 45 millones de dólares este año, y que posee bancos, distribuidoras de autos y repuestos, y una docena más de millonarios negocios rentables, mandó a pasar hambre a 280 familias de sus trabajadores, que ni en sueños han visto los manjares que él se lanza. Los trabajadores despedidos indirectamente por Pellas anunciaron que buscan el apoyo del Ministerio del Trabajo para que sean restituidos en sus empleos, o que el multimillonario les pague como corresponde por ley.

Descarga la aplicación

en google play en google play