Escúchenos en línea

San Juan de Río Coco convive con su enjambre sísmico

Managua. Radio La Primerísima. | 26 de Marzo de 2009 a las 00:00
El director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, INETER, Alejandro Rodríguez, confirmó este jueves que la población del municipio de San Juan de Río Coco, en el departamento de Madriz, continúa bajo el azote de una sismicidad extraña, con sacudidas continúas a diario o cada dos o tres días. Rodríguez explicó que "San Juan de Río Coco, es una zona en la que casi nunca ha habido sismos, y ahora, a partir de las últimas semanas de febrero empezó una sismicidad extraña, cada dos (o) tres días hay sismos". "Los primeros no pudimos detectarlos, son muy pequeños y nuestras estaciones (sismológicas) no están tan cerca, en algunos casos la de Estelí, ha logrado registrar algunos de ellos", agregó. El alto cargo señaló que ante la emergencia, "enviamos cuatro acelerómetros y con ellos hemos logrado ubicar tres sismos, que están más o menos alineados con una falla (geológica) que ya había sido identificada anteriormente", que atraviesa el Valle de San Lucas, y específicamente en la comarca El Bálsamo. Apuntó que "aprovechamos la presencia de una brigada del Servicio Geológico Checo, que está colaborando con INETER, pero que estaba trabajando en el municipio de Jalapa (departamento de Nueva Segovia, fronteriza con Honduras), que se trasladaran a San Juan de Río Coco, para hacer un reconocimiento". "También enviamos a nuestros geólogos y geofísicos, revisamos puntos que nos habían dicho que el agua se calentaba, lo verificamos y no era cierto, nos dijeron que el agua cambiaba de color, tampoco lo comprobamos. Ko que encontramos son amenazas de deslizamiento, San Juan de Río Coco es una zona sumamente montañosa", añadió. Explicó que "los sismos en realidad no son muy fuertes, el de mayor magnitud alcanzó los 3.6 grados en la escala abierta de Ritcher, sin embargo por la cercanía (de su epicentro con el poblado) y su muy poca profundidad, producen retumbos, que por supuesto asustan mucho, y la sacudida también". Manifestó que esa situación "en realidad, tiene a la gente muy atemorizada, y en muchos casos ha salido a la cale a ponerse a buen resguardo, sin embargo los daños han sido mínimos, en algunas casas de adobe ha habido unas pequeñas fisuras, pero no ha habido daños de consideración". "Yo comprendo la actitud de la población y sus autoridades ante esta situación, ya que tienen cuatro semanas de estar sintiendo sismos cada día, cada dos días, cada tres días, lo menos que pueden estar es atemorizada", expresó. Rodríguez dijo que INETER afronta el problema que esa red de acelerómetros es temporal, no está conectada con el sistema nacional, y tienen que enviar cada semana a obtener los informes y traerlos en ordenadores a Managua para procesarlos, logrando así detectar algunos de ellos. El funcionario advirtió que ante esta situación "no se puede hacer nada", más que convivir con el enjambre sísmico, y recomendó a la población organizarse y prepararse, acatar la instrucciones y recomendaciones de la Defensa Civil, preparar los albergues, las reservas de agua, alimentos, etc. para el caso de una sacudida mayor.

Descarga la aplicación

en google play en google play