Escúchenos en línea

Oposición se fragmenta, confirman fondos de embajadas para «gran coalición»

Managua. Informe Pastrán. | 27 de Abril de 2009 a las 00:00
La oposición política al presidente Daniel Ortega se fragmentó todavía más este lunes, luego que se formaran dos nuevas coaliciones, en donde los dos bloques liberales (PLC-PLI) no participan. Por un lado, el ex presidente Arnoldo Alemán tiene varias semanas de estar pidiendo al Gobierno que habilite un diálogo para desembocar en un gran acuerdo nacional, pero otros bloques buscan por el contrario un candidato presidencial único para derrotar a Ortega a quien dan como seguro candidato del FSLN, aunque la Constitución Política no ha sido reformada aún para permitir la reelección presidencial. Del otro extremo algunas organizaciones civiles continúan exigiendo un recuento de las actas de escrutinio de las elecciones municipales de Noviembre y en donde la oposición fracasó en el intento de aprobar una ley para anularlas. Este lunes se anunciaron en conferencias de prensa distintas dos nuevas coaliciones, la primera llamada "Coalición Democrática", es liderada por el ex candidato y ex diputado conservador Noel Vidaurre Arguello y la otra, por el ex candidato a la Alcaldía de Managua y ex dirigente del desaparecido MDN, Mauricio Mendieta. La primera cuenta con el respaldo del ex vicepresidente Virgilio Godoy y la segunda con todo el liderazgo del Partido Conservador que prácticamente se partió en dos, ya que un sector liderado por Alejandro Bolaños Davis respalda a Vidaurre y los otros, encabezados por Alfredo César y Azalea Avilés se oponen. La primera favorece un arreglo con el PLC, la segunda acusa al PLC de seguir pactando con el Frente Sandinista. Confirma dinero de embajadas Para el comentarista político, Jaime Arellano, una unidad de la oposición para los próximos comicios pasa irremediablemente por una alianza con el Partido Liberal Constitucionalista. En el Canal 23, Arellano alegó que el PLC como institución no tiene la culpa de los desmanes de la cúpula, pero es esa cúpula con la cual hay que entenderse. "Sin el PLC no logramos llegar a ningún lado", sostuvo, agregando que "Arnoldo Alemán es tan culpable como Daniel Ortega de lo que está pasando en el país, pero ese es un problema del PLC y esa es una realidad y el PLC como institución no lo podes culpar". Detalló que esta nueva coalición está planteando reglas del juego claras, como las de que todos aquellos que quieran ser candidatos presidenciales se sometan a una elección primaria y eso incluye al PLC y a Alemán, pero con observadores y garantes. Reveló que la Internacional Liberal para apoyar este proceso unitario. "Hay varias embajadas y varios gobiernos que han dicho nosotros podemos ayudarles a recoger los fondos para eso", dijo Arellano. Esta coalición encargó un análisis sobre la realidad nacional a un grupo de personas, entre las que se mencionan a Humberto y Pedro Belli y a los hermanos Silvio y Mario De Franco, en donde dicen estar convencidos que Ortega trata de instaurar una dictadura en Nicaragua igual a la de los Somoza, de concentrar el poder político y económico. Aseguró que la posición de Alemán no es defendible ni justificable, pero al PLC como institución no se le puede excluir en una alianza opositora. "Si no nos unimos y sin el PLC no ganamos y lo peor es que nos puede hacer perder", dijo Arellano. Los compromisos del PLC Según Arellano, el liderazgo del Partido Liberal Constitucionalista se comprometió con otros grupos opositores no solamente a integrar una gran alianza, sino también a cumplir una serie de acuerdos. Arellano aseguró que "la coalición no es para justificar o defender a Arnoldo Alemán, la situación de Arnoldo Alemán no se puede ni defender y es injustificable". Agregó que "ahora la diferencia (con los arreglos del PLC y Eduardo Montealegre), por lo menos es lo que nos dicen en las platicas que hemos sostenido con amigos del PLC es que Arnoldo Alemán ya está libre y quiere volver a ser Presidente de este país". Dijo que se van a ir tomando pasos "porque esto no puede esperar hasta las elecciones del 2011 y hay muchas cosas que hacer", como una nueva reforma electoral. "Y eso es parte de lo que vamos a ver, si el PLC quiere ser parte de verdaderos cambios en este país o quiere seguir creyendo que todos los demás somos pendejos", sostuvo y subrayó que en una eventual reforma a la ley electoral se tratará de neutralizar a Alemán y a los magistrados del CSE. "He estado platicando con muchos diputados del PLC y Arnoldo Alemán ha estado insistiendo en que si el FSLN lleva su cuota yo no me puedo meter, ¡eso se acabó!, los diputados del PLC no vuelven a votar por Roberto Rivas en el CSE", dijo categóricamente, indicando que "esa es la lucha que tenemos". Ortega no tiene contrincante A juzgar por la atomización que vive la oposición política de Nicaragua en este momento ante una enorme falta de desprendimiento, pragmatismo y cese de ambiciones personales, de lograrse la reforma constitucional y la reelección continua en todos los cargos de elección popular, el presidente Daniel Ortega ganaría ampliamente ante la falta de un contrincante que cohesione a sus adversarios. Mientras el FSLN impulsa una serie de proyectos sociales desde el gobierno e incrementa su base social con un agresivo plan de afiliaciones que involucra hasta las instituciones del estado, la oposición se agrieta en la cúpula y deja a las bases a su suerte, ante un FSLN que controla más de 100 alcaldías y tiene poder e influencia en todos los poderes del estado. Se suma a las debilidades de la oposición la carencia de un plan de gobierno alternativo al que actualmente impulsa el sandinismo y la defensa del sistema neoliberal y de economía en crisis. La oposición en las calles ya no la hacen los partidos políticos sino organismos no gubernamentales y los grandes medios de comunicación social como La Prensa y El Nuevo Diario. Solamente la Conferencia Episcopal de Nicaragua se ha quedado llamando al diálogo y al acuerdo nacional por el país.

Descarga la aplicación

en google play en google play