Escúchenos en línea

Las agencias de noticias extranjeras producen mucho material como este: «Chávez y EEUU se enfrentan en elección Nicaragua»

Agencia Reuters. Desde Corinto, Chinandega, Nicaragua. | 19 de Octubre de 2006 a las 00:00
En las últimas semanas, ha crecido la atención en toda la prensa internacional sobre las elecciones en Nicaragua. Las agencias de noticias de todas partes, diarios, cadenas de televisión y de radiodifusión, ya han enviado o enviarán muy pronto a equipos especiales para dar cobertura a un evento que los dueños de esos medios han ubicado mucho más allá de las fronteras nicaragüenses. La idea fundamental de ellos es que Nicaragua es ahora escenario de un enfrentamiento entre Venezuela y Estados Unidos, entre Hugo Chávez y George Bush. En la realidad, están confiscando a los nicaragüenses su derecho a elegir libremente a sus autoridades, y las están condicionando a un conflicto entre dos naciones que para la inmensa mayoría del pueblo, le es totalmente ajeno. Este es un ejemplo típico de esos enfoques distorsionados y manipuladores: «Chávez y EEUU se enfrentan en elección Nicaragua» Por Frank Jack Daniel, agencia Reuters. CORINTO, Nicaragua – La campaña del presidente venezolano Hugo Chávez contra Estados Unidos ha encontrado un nuevo frente en Nicaragua, que dos décadas atrás fue el escenario de una de las más ácidas batallas de Washington durante la Guerra Fría. La nación centroamericana elegirá a su nuevo presidente el 5 de noviembre y Chávez, quien compara al presidente George W. Bush con el diablo, intenta ayudar a su amigo, el socialista Daniel Ortega, a derrotar al conservador Eduardo Montealegre. El bullicioso líder sudamericano elogió y abrazó a Ortega en un programa de televisión transmitido a inicios de año y está enviando fertilizante y diesel de bajo costo a cooperativas vinculadas con el partido sandinista del ex mandatario nicaragüense. Los esfuerzos de Chávez están rindiendo frutos en Corinto, el principal puerto de la nación centroamericana, que fue minado en 1984 por agentes estadounidenses en un intento por cortar el abastecimiento soviético al gobierno de Ortega durante una guerra civil que causó la muerte a unas 30,000 personas. La grúas del soleado puerto descargaron recientemente un envejecido buque de registro norcoreano atestado con 8,000 toneladas de fertilizante venezolano, que cubren una parte significativa de las necesidades anuales de Nicaragua. Los agricultores se formaron en el puerto para recibir el químico a 5 dólares por saco, un precio mucho más bajo que el de la competencia. La semana pasada Chávez envió a Nicaragua, golpeada por constantes cortes eléctricos, un embarco de combustible vendido a crédito y precio preferencial. El mandatario venezolano también está ganando adeptos entre los pobres de Nicaragua, al crear un esquema que envía a miles de personas a Cuba para recibir cirugía ocular gratuita. Venezuela hace ofertas similares a otros países de la región, pero en Nicaragua están impulsando la campaña de Ortega, creando la idea de que esos tratos florecerán bajo un gobierno sandinista. "Esto va a ser apenas la punta de un iceberg", dijo Daniel Pozo, un líder cooperativista y ex coronel sandinista, al recibir el cargamento de fertilizante. "A partir de que gane (Ortega) recibiremos mucha más de esta ayuda", agregó. VIEJO ENEMIGO Ortega, cuyo gobierno combatió en la década de 1980 a los rebeldes de la Contra financiados por Estados Unidos, goza de una amplia ventaja en los sondeos de opinión rumbo a los comicios, pero podría padecer en una segunda ronda en caso de no imponerse el 5 de noviembre. "No voy a decir que ojalá que ganes tu, porque entonces van a decir allá que me estoy metiendo en las cosas internas de Nicaragua", dijo Chávez a Ortega en abril en su programa en la televisión venezolana. "No voy a decir que ojalá que ganes tu pero ojalá que ganes tu", agregó. Chávez, que captó la atención del mundo en septiembre con un virulento discurso contra Bush en la Naciones Unidas, intenta construir un bloque izquierdista en Latinoamérica y el apoyo a Nicaragua es parte del plan. Sus esfuerzos han molestado a Montealegre, que tiene el respaldo de Estados Unidos y escolta a Ortega en los sondeos de opinión. "Está tratando de comprar la voluntad de los nicaragüenses", dijo Montealegre, un admirador del ex presidente estadounidense Ronald Reagan. Pero a pesar del golpe que significaría la victoria de Ortega para el prestigio estadounidense, el izquierdista ha dicho que no retirará a Nicaragua del tratado de libre comercio que tiene Centroamérica con Washington. El gobierno de Estados Unidos creyó haber visto por última vez a Ortega cuando perdió los comicios de 1990, pero ahora funcionarios de ese país intentan contrarrestar su campaña reuniendo a los candidatos de derecha en juntas en la embajada de Managua. El embajador estadounidense Paul Trivelli ha advertido que las relaciones diplomáticas y comerciales se deteriorarían bajo un gobierno de Ortega, recordando a muchos nicaragüenses las duras sanciones de Washington durante la guerra civil. El candidato del Partido Liberal, José Rizo, un cafeticultor que marcha tercero en los sondeos, dice que tanto Estados Unidos como Venezuela están interfiriendo. "No sólo el presidente Hugo Chávez, también el embajador de los Estados Unidos aquí ha sido abiertamente proclive a un candidato y este tipo de injerencia lo que genera es un rechazo absoluto del nacionalismo nicaragüense", dijo durante un acto de campaña en un pueblo costero cercano a Corinto. Un triunfo de Ortega sumaría a Nicaragua a una alianza de países latinoamericanos que desafían la influencia de Estados Unidos en la región, encabezada por Chávez, el presidente cubano Fidel Castro y el boliviano Evo Morales. Chávez sufrió un revés en junio con la victoria presidencial de Alán García en Perú. "El presidente Chávez no oculta su intención de interferir en los asuntos internos de todos los países", dijo Montealegre. "Lo hizo en Bolivia, lo hizo en Perú y lo está haciendo aquí".

Descarga la aplicación

en google play en google play