Escúchenos en línea

Violeta de Chamorro se pronuncia por votar contra el FSLN

Agencia AP. Desde Managua. | 20 de Octubre de 2006 a las 00:00
La ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro, que sufrió censura de prensa durante el régimen sandinista cuando dirigía el diario La Prensa, dijo el viernes tener una enorme fe en que su país no retrocederá al pasado luego de las elecciones presidenciales del cinco de noviembre.

Por Filadelfo Alemán, agencia Associated Press (AP). Desde Managua. "Yo tengo una enorme fe en Dios en que este país no vaya en retroceso como en los tiempos pasados. Ya no más las armas ni las gentes mal encaradas, sino las sonrisas", dijo la ex mandataria a Associated Press, en una entrevista exclusiva en su residencia de Las Palmas. "Ese pasado nadie lo quiere. El pasado de las armas yo creo que ni los sandinistas lo quieran", dijo la ex gobernante (1990-1996), que en 1990 enterró miles de fusiles en una fosa común sobre la que se construyó el denominado Parque de la Paz en el centro de la ciudad destruida por el terremoto de 1972. "Que se den las manos unos a otros para que Nicaragua sea un ejemplo en el mundo", agregó Chamorro, cuyo gobierno de reconciliación nacional afirmó la paz en el país, lo libró de grandes deudas heredadas del sandinismo, terminó con la inflación, estabilizó la moneda y enrumbó al país hacia la economía de mercado. La ex mandataria, que en silla de ruedas y vestida de blanco, venció en 1990 en elecciones libres al líder sandinista Daniel Ortega, que esta vez es candidato favorito, luego de tres derrotas electorales, dijo "no confiar" en él. En un discurso pronunciado a principios de mes en el Banco Central de Nicaragua, Chamorro recordó "el manejo desafortunado del gobierno" de Ortega "cuando los nicaragüenses se hicieron los más pobres de su historia y se acumuló una gran deuda (12.000 millones de dólares)". Ella brindó la entrevista sentada en una acolchonada poltrona, vistiendo una blusa blanca y jeans. Elegante y de pelo cano, vive en su casa en medio de fotos de su familia y recuerdos. La viuda del periodista Pedro Joaquín Chamorro, asesinado durante la dictadura somocista en 1978, de quien guarda ropas ensangrentadas, no concibe cómo es que Ortega insiste en ser presidente. "Yo cumplí con mi papel, todos debemos cumplir nuestro papel y regresarnos a la casa, para qué insistir en la reelección", dijo. Suegra del candidato presidencial disidente sandinista, Edmundo Jarquín, del Movimiento Renovador Sandinista, ella no quiso decir por quien votará el próximo cinco de noviembre "porque el voto es secreto". "Yo tengo una gran simpatía por él, Mundo es de la familia, fue muy amigo de mi esposo Pedro Joaquín Chamorro, pero el voto es secreto. Lo voy a decidir cuando cruce la calle el cinco de noviembre y esté frente a la urna", dijo. Preguntada sobre si es difícil derrotar a Ortega contestó: "¿Yo no lo derroté, pues?". Otro yerno de Chamorro, José Antonio Lacayo, fue su mano derecha durante su gobierno. Jarquín, conocido como "el feo que quiere una Nicaragua linda", acompañó a su suegro en su lucha política contra la dictadura somocista. La ex presidenta recomendó a los nicaragüenses "piensen en la persona al votar, y no en lo que le van a regalar", en alusión a las abundantes promesas de Ortega al electorado y que según Jarquín no podrá cumplirlas. Chamorro dijo que tuvo que rogar por la condonación de la deuda sandinista y entre esas anécdotas contó cómo la obtuvo del presidente soviético Boris Yeltsin, durante una visita a la ONU. "El lanzó una enorme carcajada durante el almuerzo, cuando le pregunté cual era su secreto para mantener su copete en el pelo, y ahí comenzó todo", dijo. Recordó también, que tuvo que viajar a Roma "para pedirle perdón a mi muchachito, el papa Juan Pablo II, por los desagravios que le hicieron los sandinistas" durante su primera visita a Nicaragua. "Lo invité a venir de nuevo para desagraviarlo y él, muy regio, nos visitó de nuevo", dijo. Chamorro, quien cumplió 77 años el miércoles, recuerda también que durante una visita del Rey de España, Juan Carlos I, este le sirvió de chofer y ella también a él.


Descarga la aplicación

en google play en google play