Escúchenos en línea

Chávez conversará con Funes sobre el ALBA y Petrocaribe

San Salvador. elsalvador.com. | 19 de Mayo de 2009 a las 00:00
El presidente electo Mauricio Funes discutirá este martes con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, la posibilidad de que sea el Estado y no las alcaldías las que importen petróleo venezolano a precio preferencial, un negocio al que se han sumado Guatemala, Nicaragua, Panamá y recientemente Honduras a través del programa Petrocaribe. "A mí me interesa conocer sobre este tema, ver la posibilidad de que la importación no se haga a través de las alcaldías sino a través del gobierno, como lo hacen otros países", dijo el funcionario electo ayer tarde. Varios alcaldes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) han impulsado la empresa mixta Alba Petróleos y afirman que han invertido 40 millones de dólares para construir una planta almacenadora de combustible en Acajutla, Sonsonate. De hecho, a Funes le acompaña el coordinador general del partido efemelenista, Medardo González, así como Carlos Cáceres y Hato Hasbún, quienes lo están asesorando en temas económicos. González sólo le acompaña en calidad de jefe de la bancada legislativa, según lo explicó el mandatario electo. Años atrás, Chávez le propuso a El Salvador que se uniera a esta alianza comercial, pero los sucesivos gobiernos han visto con recelo la iniciativa. La asociación de alcaldes que importa petróleo venezolano (Enepasa) ha sido cuestionada por la Corte de Cuentas de la República por utilizar dineros de las comunas para fundar Alba Petróleos en asociación con la venezolana PDV Caribe, subsidiaria de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). Las autoridades han cuestionado que pese a que Alba Petróleos trabajó con pérdidas por la baja del precio internacional del crudo, entregó dos millones de dólares en utilidades a las alcaldías asociadas. Recientemente la asociación de alcaldes dejó fuera del negocio a la alcaldía de San Salvador que hoy es dominada por ARENA. Unirse al Alba Unirse a Petrocaribe ha significado para muchos países de Centroamérica, como Nicaragua, adherirse además a la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba), que busca contrarrestar las políticas implementadas por el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por los Estados Unidos. Varios analistas han advertido que tras esta venta preferencial de hidrocarburos está la compra de voluntades y la unión geopolítica que amarra a los países participantes a las decisiones que Venezuela tome. Pero Funes no se casa con el proyecto y más bien dijo el lunes que no conoce las virtudes o conveniencias de adherirse a esta alternativa. Más bien, pidió no ver el tema con prejuicio, sino en función de lo que más le conviene a El Salvador y garantizó que desechará lo que le sea nocivo al país. Funes declaró que "Las relaciones son importantes desde el punto de vista de lo que le conviene a El Salvador. Aquello que le conviene se hará. Lo que no le conviene no se hará", afirmó Funes. Ayuda agrícola y médica Pero además del petróleo, Funes discutirá con Chávez otras alternativas comerciales con el fin de reactivar la agricultura en el país. "Venezuela compra buena parte de su materia prima de origen agrícola a Colombia, y bien podría comprárselos a El Salvador", dijo el funcionario electo. También discutirán temas de cooperación de asistencia médica. El diputado Hugo Martínez, quien le acompaña en el viaje, dijo el lunes que el país debería mejorar y fortalecer las relaciones con todos los países reconocidos por Naciones Unidas como se hace por el conducto diplomático "y no más relaciones diplomáticas desde el punto de vista ideológico", aseguró.

Descarga la aplicación

en google play en google play