Escúchenos en línea

Rosales afirma que se analizan ajustes económicos, recomendados por FMI

Managua. AFP. | 2 de Junio de 2009 a las 00:00
El Gobierno de Nicaragua analiza reducir las exoneraciones a sectores no productivos y bajar los excesivos gastos del seguro social, como parte de las medidas recomendadas por el FMI para mantener las finanzas estables y autorizarle un desembolso de 35 millones de dólares a mediados de año, informó el presidente del Banco Central. La administración del presidente Daniel Ortega enfrenta un faltante de más de 200 millones de dólares por caídas en las exportaciones, la recaudación fiscal, la inversión y la cooperación externa en el primer semestre del año, debido a la crisis mundial y factores políticos internos. Las exoneraciones fiscales benefician a organismos no gubernamentales, iglesias, centros académicos, entidades de beneficencia, medios de comunicación y otras empresas de servicio. Las medidas no afectarán a los productores agropecuarios, las industrias de zonas francas, la mediana y pequeña empresa, ni el turismo, afirmó el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales. Las exoneraciones fiscales representan el 4% del Producto Interno Bruto, estimado en 6.000 millones de dólares, lo que según expertos ha beneficiado principalmente a grupos empresariales de poder. Rosales considera oportuno revisar estos privilegios, mediante una reforma legal, que el presidente Ortega deberá discutir con los afectados si quiere mantener el "gasto social" enfocado en salud, educación y lucha contra la pobreza, en los próximos dos años. El gobierno deberá buscar cómo regular los aumentos al salario mínimo que han producido "un incremento sustantivo de los gastos del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS)" que preocupan al FMI, advirtió Rosales. Desde que Ortega asumió en 2007 se han autorizado al menos cinco aumentos al salario mínimo, lo mismo que las 50.0000 pensiones que paga el INSS mensualmente, cuya base también creció con la reciente adhesión de víctimas y madres con hijos caídos en la guerra civil de los años 80. Rosales indicó que "el gobierno debe eliminar del presupuesto todas aquellos proyectos de inversión pública" que no se ejecutaron en el primer semestre "por distintas razones". El BCN colocó 30 millones de dólares en títulos valores para paliar el faltante y cubrir la brecha presupuestaria que dejó la cooperación externa, que retiró parte de su ayuda por las denuncias de fraude en los comicios municipales del 2008. Las medidas deben ser afinadas y presentadas al FMI el 9 de junio en Washington, donde las partes terminarán de evaluar la primera fase del programa económico que el presidente Ortega se comprometió a cumplir para acceder a créditos internacionales. El acuerdo contempla la concesión de 111 millones de dólares, de los cuales ya desembolsaron 47,4 millones. Si el balance es positivo, Nicaragua recibirá 35 millones de dólares más en julio próximo y otros 36 millones en el 2010. El representante del FMI en Managua, Humberto Arbulú, opinó que hay disposición de incrementar la asistencia a Nicaragua, si el gobierno sigue el plan de estabilidad macroeconómica y requisitos acordados.

Descarga la aplicación

en google play en google play