Escúchenos en línea

Suárez: si EEUU mantiene ayuda CRM bueno, y si no ni modo, no vamos a morir

Managua. Agencias. | 9 de Junio de 2009 a las 00:00
El gobernante Frente Sandinista de Nicaragua restó importancia a la amenaza de Estados Unidos de excluir al país de la cooperación financiera en el marco de la denominada Cuenta Reto del Milenio (CRM), suspendida tras los pasados comicios municipales del 2008. "Aquí se ha creado una expectativa como que el destino de Nicaragua depende de ese dinero. Yo no veo por qué tanta preocupación, de que si la Cuenta va, que si la Cuenta viene. Si viene, viene, y si no viene, ni modo", afirmó el secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jacinto Suárez, al Canal 12 de televisión. "Yo no veo que tengamos que estar expectantes... como si nos vamos a morir si no hay CRM, cuando estamos claros que todos estos (proyectos de cooperación) son mecanismos de acción, de intervención que el gobierno de Estados Unidos usa" para incidir en la política interna de Nicaragua, agregó Juárez, también diputado ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). Es una "decisión soberana de Estados Unidos" aunque sus decisiones "no siempre han sido en la historia ajustadas a las conveniencias de los pueblos", recriminó por su lado, el coordinador de la bandada legislativa del FSLN, Edwin Castro, a la prensa local. Suárez, diputado del FSLN ante el Parlamento Centroamericano dijo que la CRM es un mecanismo de presión, coacción política, intervención e injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Nicaragua. Por su parte, el diputado Gustavo Porras, calificó la decisión del Departamento de Estado como un chantaje. "Lo que hay es un chantaje de los gringos con una ayuda que dicen que es humanitaria o para el desarrollo y la están condicionando a que los nicaragüenses hagamos lo que ellos quieran, ¿Quién es el chantajista?, ¡los gringos!", expresó. Lamentó que existan "razas vende patrias" que quieren arrodillarse ante Estados Unidos. La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, presidirá el miércoles una reunión de la directiva de la CMR, en la que se resolverá, entre otros puntos, sobre la continuación de sus proyectos en Nicaragua, congelados hace siete meses debido a las denuncias de fraude en los comicios municipales de noviembre del año pasado. El miércoles vence el tercer plazo que Washington dio a las autoridades nicaragüenses para que esclarecieran o buscaran una solución a las supuestas irregularidades en esos comicios, que el FSLN ganó en la mayoría de los municipios. El presidente Daniel Ortega rechazó revisar los comicios por presiones externas y adelantó que "Venezuela se hará cargo" de los proyectos si Washington cancela definitivamente el programa. El embajador estadounidense en Managua, Robert Callahan, no descartó que el programa sea cerrado por falta de respuesta del gobierno nicaragüense.

Descarga la aplicación

en google play en google play