Escúchenos en línea

Miles de sandinistas recuerdan el repliegue táctico al vapor

Managua. El 19 digital. | 21 de Junio de 2009 a las 00:00
Decenas de miles de sandinistas reeditaron la tarde del sábado la gesta heroica conocida como Repliegue al Vapor, que celebra su 30 Aniversario, al igual que la Revolución Popular Sandinista. Combatientes históricos que participaron en esta jornada junto a miles de jóvenes de las nuevas generaciones de sandinistas, se cobijaron con la misma bandera del FSLN, para rememorar esta lucha, la cual se hizo necesaria para recomponer las estructuras de lucha de la zona del barrio San Judas y sectores aledaños. “Este repliegue se hizo necesario porque nuestras estructuras no teníamos suficientes municiones y la Guardia Nacional estaba en plena ofensiva, así que era innecesario exponer a los compañeros a un cachimbeo (enfrentamiento) con la guardia que le cuereaba (se hacía difícil)”, sostiene Héctor Obregón, quien aún tiene intacta las cicatrices de los cuatro disparos que recibió en plena lucha insurrecional. Héctor, conocido popularmente como “Motor”, fue parte de una centena de jóvenes que rondaban los 15 y 18 años, que estuvieron dispuestos a ofrendar sus vidas por la libertad de Nicaragua y derrocar el régimen de Anastasio Somoza, dinastía respaldada por EEUU que ejerció 45 años el poder. Este 30 aniversario del Repliegue al Vapor rebasó la expectativa de sus organizadores, a como lo son los combatientes históricos del barrio San Judas. En esta ocasión, Héctor se reencontró con otros combatientes y con expreso orgullo sostiene “soy sandinista y moriré siendo sandinista”, al instante sus colegas de batallas revolucionarias, le aplaudieron con un grito al unísono “y a los vende-patrias les decimos ¡Que se rinda tu madre!”. De todos los combatientes históricos que participaron en esta gesta, dan cifras diferentes de las columnas y participantes, pues todos se internaron en las montañas de El Crucero para preservar sus vidas y preparar una nueva estrategia que condujera a la victoria, tal y como sucedió el 19 de julio. Un acto principal se realizó a eso de las diez de la mañana en el combativo San Judas. En el mismo, doña Luisa Vanegas y Alfonso Cisneros fueron parte de las figuras principales y dos personajes muy queridos por el pueblo sandinista: su hijo René Cisneros, con apenas 22 años, fue asesinado por la Guardia Nacional Somocista. “Yo miré morir a René Cisneros, la guardia lo acribilló a balazos, por eso y muchos más, no dejaremos que los vende patrias regresen al poder”, dijo Héctor ante la muchedumbre sandinista que ansiosa quería salir hacia la hacienda El Vapor, lugar donde combatientes revolucionarios que se encontraban heridos, fueron asesinados por los esbirros somocistas. A pesar que el trayecto resulta cansado, jóvenes ataviados con los colores y camisetas alusivas al Frente Sandinista lograron llegar hacia la hacienda, donde se les preparó comidas y la animación del conjunto musical de la Dirección General de Ingresos (DGI), que ha realizado nuevas adaptaciones, con letras sandinistas, de connotados éxitos musicales internacionales. Al acto y repliegue, asistieron Edgardo Cuarezma, Secretario Político de Managua; Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua; Mayling Calero, la secretaria adjunta; Víctor Cienfuegos, uno de los principales dirigentes del repliegue al vapor; la vicealcaldesa de Managua, Daysi Torres; y decenas de miles de capitalinos de todos los barrios. Uno de los momentos que jamás serán olvidados por los combatientes del repliegue al vapor, fue el desigual combate que protagonizaron con una gigantesca columna de guardias en el lugar conocido como el kilo 8, donde los guerrilleros sufrieron un importante numero de bajas. “Eran unos cachimbeos violentos, más cuando tuvimos las bajas de los compañeros del 8, eran como 52 y solamente sobrevivieron como 8”, recuerda Héctor, y tan desigual fue el combate que afirma que los guerrilleros apenas contaban con bombas de contacto y unos cuantos fusiles. A estas alturas, Héctor iba cansado por el extenso camino, y otros que aún iban con energía, repetían las canciones revolucionarias sandinistas, que hemos escuchado en los últimos meses y que se cantan a todo pulmón. Aunque el repliegue al Vapor no es nada parecido al que se llevó a cabo en esta conmemoración, ya que originalmente fue internado sobre las montañas buscando El Crucero, donde los combatientes habían recibido la orden de no hacer disparos, para no alertar de su presencia a la Guardia. Héctor sostiene que de no haberse realizado esa estrategia de replegarse hacia el sur, decenas de combatientes hubiesen sido presa fácil de las balas esbirras “te lo digo sinceramente, si no nos replegamos nos hubieran quebrado la vida a todos, muchos murieron, pero logramos nuestro objetivo y un mes después estábamos celebrando el triunfo de la Revolución”. Edgardo Cuarezma, al hacer su intervención en el acto, dijo que el Frente Sandinista está cumpliendo a todos los héroes y mártires del repliegue al Vapor. “Somos miles recordando esta gesta heroica, no la estamos reviviendo para vivir de la nostalgia, estamos recordando a nuestros héroes para proyectar las victorias del futuro, para ser más y mejores”, dijo Cuarezma. Le recordó a los miles de sandinistas, que hace 30 años la lucha contra la dictadura somocista fue con las armas, en la actualidad los combates son de las ideas, esto como forma de ganar conciencias. “Hoy tenemos que ganar conciencias, gracias a Dios hoy no tenemos que enfrentarnos al enemigo con armas, pero sí con ideas”, refrendó. El acto principal del repliegue se hizo en la zona del Ceibo de San Judas, y también desde ese lugar, se dio el banderillazo de salida a 200 jóvenes, entre mujeres y hombres que participaron en una carrera deportiva que tuvo como meta la hacienda el vapor. Este repliegue es la antesala del repliegue táctico a Masaya, donde se contará con la presencia del presidente, compañero Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

Descarga la aplicación

en google play en google play