Escúchenos en línea

Zelaya rescata material para encuesta y advierte «golpe»

Tegucigalpa. Radio La Primerísima. | 25 de Junio de 2009 a las 00:00
Después de liderar un mitin con miles de hondureños en Casa Presidencial, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, encabezó este jueves una marcha a los hangares de la Fuerza Aérea del país, para rescatar el material para llevar a cabo el domingo una consulta popular sobre si se convoca a una Asamblea Constituyente. Zelaya denunció una resolución de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, que invadiendo las funciones de otro poder del Estado, ordenó la restitución en su cargo al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Romeo Vásquez Velázquez, a quien el mandatario destituyó la noche del miércoles por desacato. Vásquez Velázquez se negó a que las fuerzas armadas distribuyeran el todo el país este material que consultará a los hondureños sobre la instalación de una "cuarta urna", para que en las próximas elecciones generales se consulte a la población sobre si la nueva Asamblea Nacional se constituirá en Constituyente. Zelaya criticó a los jueces de la Corte Suprema de Justicia, calificando a este organismo como "Corte de la Injusticia", que sólo "favorece a los banqueros, a los grupos de poder", y extendió sus críticas a los medios de comunicación que mantienen una permanente campaña mediática en su contra. El mandatario hondureño señaló que no se podía permitir que el cordel judicial interfiera en las facultades del ejecutivo, pues como Presidente de la República es "el comandante general" de las fuerzas armadas, y llamó a los militares a reflexionar y no volver "a los tiempos oscuros" de las dictaduras militares. Sobre la resolución de la Corte Suprema de Justicia, Zelaya puso de ejemplo el caso de nombramientos que debe hacer ese Poder del Estado y que él como titular del Ejecutivo pretendiera desconocerlos o destituirlos, e igual con las facultades de otras instituciones que él ha respetado. "El golpe de Estado ya está. Ya se ha desencadenado un proceso de golpe en Honduras", dijo Zelaya. "Yo no creo que las fuerzas armadas enteras estén desobedeciendo al comandante en jefe de las fuerzas armadas (al presidente). Son los grupos fácticos de poder manipulando los poderes del Estado". "Vamos a vencerlos como los hemos vencido siempre. Nadie para (detiene) la consulta del domingo", agregó. Zelaya dijo que "los militares no se gobiernan solos" y Honduras "ha sido un estado burgués" y que quienes se oponen a que él impulse una reforma de la carta magna "son los ricos, los grupos de poder", que durante muchos años "han estado violando las leyes del país". Afirmó que su gobierno ha denunciado esta nueva intromisión de la Corte Suprema de Justicia de Honduras en las facultades del Ejecutivo a la Organización de Estados Americanos (OEA), y solicitó una reunión del Consejo Permanente de este organismo, que hasta el momento no ha hecho nada. Zelaya y sus seguidores no encontraron resistencia de los militares de la Fuerza Aérea de Honduras en el aeropuerto Toncontín, en las inmediaciones de la capital, para rescatar el material de la consulta a la población, el que luego fue trasladado a camiones, en los que se distribuiría a todo el país. Coreando consignas de que la consulta popular "va y nadie la para", los miles de simpatizantes de Zelaya esperaron ordenadamente que la guardia militar presidencial, que lo acompañaba, comenzara a sacar los materiales y cargara los camiones que regresaban a Casa Presidencial. La acción del mandatario hondureño y sus seguidores se produjo después que emisoras locales anunciaran que grupos de funcionarios del Tribunal Electoral y del Ministerio Público llegarían a la Fuerza Aérea para decomisar el material electoral y luego prenderle fuego, para impedir la consulta. Estas mismas emisoras hondureñas, claramente opositoras a Zelaya, también divulgaron sin citar fuentes oficiales que al aeropuerto de Toncontín llegó un avión procedente de Nicaragua, presuntamente con gente con entrenamiento militar para apoyar al gobernante hondureño. Tales medios de comunicación sostienen que Zelaya se ha quedado sin el apoyo de los militares y de los restantes poderes del Estado, luego que destituyo y provocó la renuncia de unos 30 comandantes y jefes de batallones, así como del Ministro de Defensa. Zelaya pretende que en las próximas elecciones, que además de presidente, diputados y alcaldes, se consulte en una "cuarta urna" si la próxima Asamblea tendrá rango de constituyente, para modificar la Carta Magna vigente desde las épocas de las dictaduras militares de Honduras. La actual Constitución de Honduras contiene varios artículos, entre ellos el que prohíbe la reelección presidencial, los que no pueden ser cambiados so pena de ser procesados y condenados por "traición a la Patria", artículo que utilizan los adversarios de Zelaya para denunciar sus supuestos planes de reelegirse. El mandatario hondureño ha invitado para presenciar la consulta popular sobre la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente a delegaciones de los gobiernos de Centroamérica y América Latina, a miembros del Parlamento Centroamericano, el Parlamento Latinoamericano y otros organismos políticos. Ecuador expresó est5e jueves su respaldo al gobierno de Honduras ante la crisis política desatada por la convocatoria del presidente Manuel Zelaya a una consulta popular para cambiar la Constitución, según un comunicado de la Cancillería. Quito "expresa su respaldo al gobierno legítimo y democrático del presidente Manuel Zelaya y sigue con atención el desarrollo de los hechos recientes", señaló el gobierno. Asimismo, Ecuador apoyó una propuesta para que la OEA analice "la situación por la que atraviesa" Honduras y respalde al gobierno de Zelaya "en la búsqueda de una solución a la crisis". La Organización de Estados Americanos (OEA) convocó para mañana viernes, a petición del Gobierno de Honduras, una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente para evaluar la difícil situación política en el país centroamericano. En concreto, el embajador hondureño ante la OEA, Carlos Sosa, informará al Consejo Permanente de la organización "sobre el riesgo del proceso político institucional democrático y el legítimo ejercicio del poder" en su país, según consta en la convocatoria.

Descarga la aplicación

en google play en google play