Escúchenos en línea

Brasileña invierte USD 600 millones en hidroeléctrica

Managua. Acan-efe. | 2 de Julio de 2009 a las 00:00
La empresa Centrales Hidroeléctricas de Centroamérica S.A. (CHC), creada por el grupo brasileño Galvao, comenzará en el primer trimestre del 2010 la construcción de un proyecto hidroeléctrico que generará 200 megavatios de energía en el 2013 en Nicaragua, informaron este jueves fuentes empresariales. El presidente de CHC, Marcelo Conde, informó en rueda de prensa de que en esta obra hidroeléctrica, ubicada en Apawás, en el Caribe Norte del país, se invertirán unos 600 millones de dólares. Conde destacó que la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el miércoles una ley especial, enviada por el ministerio de Energía y Minas, para el desarrollo del proyecto conocido como Tumarín, por 87 votos a favor, ninguno en contra ni abstenciones. El ejecutivo de CHC explicó que este proyecto fue elaborado en base a acuerdos firmados en el 2007 por los gobiernos de Nicaragua y Brasil. "Con el respaldo que hemos tenido de la Asamblea Nacional y el Gobierno de Nicaragua tendremos un impacto positivo para obtener la financiación para concretar el desarrollo del proyecto (Tumarín)", dijo a su vez el director para América Central y el Caribe de CHC, Rogerio Zanforlín. CHC es una empresa de la que por ley forma parte la Empresa Nacional de Transmisión de Electricidad (ENATREL) de Nicaragua con un 10 por ciento, creada por el grupo brasileño Queiroz Galvao, para desarrollar el proyecto Tumarín, dijo Marcelo Conde. Está previsto que serán socios de CHC, Electrobras, empresa brasileña con gran experiencia en desarrollo de proyectos hidroeléctricos, que financiarán la obra con otros organismos como el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Conde dijo que por ley también, tras una concesión de 30 años, la empresa mixta CHC-ENATREL se traslada al Estado nicaragüense, en base a un modelo de desarrollo brasileño. La fuente señaló que en los estudios iniciales realizados desde hace dos años se han invertido 3,5 millones de dólares con permisos otorgados por el ministerio de Energía y Minas y las autoridades de la región autónoma del Atlántico norte, que concluirán a fin de este año. Para el desarrollo de esta obra será necesario desplazar en Apawás unas 1.500 personas que serán ubicadas en otras tierras aledañas para la construcción de un embalse de unos 55 kilómetros cuadrados, como parte de la obra hidroeléctrica. Rogerio Zanforlín, a su vez dijo que la obra traerá una serie de beneficios a esta "región olvidada" del país con la construcción de una carretera de 48 kilómetros que unirá a Tumarín y San Pedro del Norte, electrificación de la región y regulación del Río Grande de Matagalpa, que es muy violento. Además el proyecto hidroeléctrico generará unos 3.000 empleos directos, ahorrará 80 millones de dólares en importaciones de petróleo, y aportará el 23 por ciento de la generación de energía hidroeléctrica en Nicaragua. Se trata de la primera obra hidroeléctrica desarrollada en Nicaragua con capital brasileño que tiene previsto construir otras obras similares en otros países centroamericanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play