Escúchenos en línea

Arias advierte graves riesgos si el gobierno golpista se mantiene en el poder

San José. Acan-efe. | 2 de Julio de 2009 a las 00:00
El presidente de Costa Rica, Oscar Arias, advirtió este jueves que la consolidación del "gobierno de facto" en Honduras es peligrosa para toda Latinoamérica, pues podría alentar a las fuerzas armadas de otros países a seguir este camino y dar golpes de Estado a los gobiernos democráticos. En declaraciones a la local Radio Monumental, el mandatario costarricense y Premio Nobel de la Paz 1987, afirmó que aceptar que el gobierno encabezado por Roberto Micheletti permanezca en el poder "es un desprestigio para América Latina, porque abre la posibilidad de un efecto dominó para que otros ejércitos se animen a dar golpes de Estado al igual que en tiempos de la guerra fría". Arias explicó que el miércoles, durante la toma de poder de Ricardo Martinelli en Panamá, conversó con el Secretario del Interior de Estados Unidos, Ken Salazar, sobre la gravedad de la situación hondureña y le pidió que indicara a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, que su país "no puede permitir que eso suceda". De acuerdo con el gobernante costarricense, el efecto de dejar al nuevo gobierno hondureño en el poder sería una equivocada sensación de que "cualquiera que está enfrentado con un presidente porque no hace las cosas como las fuerzas armadas lo quieren, o porque disminuyó su popularidad", tiene el derecho de cambiarlo. "Es muy fácil justificar que un gobierno civil es impopular porque está metiendo impuestos, porque cambió su política en una u otra cosa y la opinión pública no esta de acuerdo, entonces eso sería una excusa para que las fuerzas armadas lo derroquen", expresó. "Sería gravísimo que se consolide este golpe de Estado. Sería, regresar a una era que creímos que habíamos superado en la región. Recordemos que en el campo de la moral si no se avanza se retrocede", añadió Arias. El mandatario costarricense también considera inconveniente que el actual gobierno hondureño organice las elecciones presidenciales de noviembre en ese país. "No se puede ir a elecciones con un gobierno de facto, pues no se garantiza la transparencia", subrayó. Arias manifestó que la situación en Tegucigalpa es compleja, pero que se debe esperar a que se cumpla el plazo de 72 horas solicitado por la Organización de Estados Americanos para restablecer el orden constitucional en el país con el regreso de Manuel Zelaya a la presidencia. "Sigo apostando todo a que se restaure la democracia en Honduras y que estas cosas ni vuelvan a pasar; debemos ser severos y categóricos en esto", acotó.

Descarga la aplicación

en google play en google play