Escúchenos en línea

Golpistas asumen posición de fuerza ante Insulza, para evitar restituir a Mel Zelaya

Tegucigalpa. Agencias. | 3 de Julio de 2009 a las 00:00
El canciller de facto de Honduras, Enrique Ortez, dijo este jueves que si el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, viene a exigir la restitución del presidente Manuel Zelaya, "mejor que no venga". Insulza llegará a Honduras para pedir a las autoridades que ejercen el poder desde el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya el domingo pasado, "que cambien lo que han estado haciendo ahora y encuentren maneras de retomar a la normalidad", según expresó ayer el secretario general de la OEA. En declaraciones a Acan-Efe, Ortez dijo que recibirá a Insulza en Tegucigalpa y le dirá que "el regreso de Manuel Zelaya como presidente de Honduras no es negociable", y que "si el señor Insulza viene a eso, mejor que no venga". Agregó que "ningún organismo internacional puede intervenir en un país para quitar o poner un presidente, porque esa es una atribución de los pueblos". Ortez subrayó que si a Honduras se le separa de la OEA por no restituir a Zelaya como presidente, "no pasará nada, ya lo hicieron con Cuba y no pasó nada, Fidel Castro enfrentó esa situación". "Ahora vamos a jugar derecho internacional, tenemos las leyes, la Constitución, vamos a hacer que se nos respete, la soberanía no se negocia, se defiende", añadió el diplomático hondureño, que ha sido embajador de su país en las Naciones Unidas y Francia, y presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En su opinión, algunos países y organismos internacionales "están juzgando a Honduras a la carrera e injustamente", pero "ahora el gobierno (que preside Micheletti) ha comenzado a explicar y a darle a la comunidad internacional todos los expedientes de defensa para evitar una soberanía de izquierda en el país". El canciller dijo además que el gobierno que preside Roberto Micheletti, luego del derrocamiento de Manuel Zelaya, "tiene a su favor el pueblo y la ley". Sobre la advertencia que hizo ayer el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de que en Honduras se puede producir "un baño de sangre" por el golpe de Estado contra Zelaya, expresó que "eso no ocurrirá". Además, restó importancia al anuncio que Chávez hizo anoche en el sentido de que ha ordenado la suspensión del suministro de combustibles venezolanos a Honduras a través del programa de Petrocaribe. A través de Petrocaribe Honduras puede recibir hasta 20.000 barriles diarios de combustibles. "Hemos tomado las medidas y tenemos quién nos suministre combustibles", enfatizo Ortez. Honduras polarizada espera a Insulza El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se disponía a visitar este viernes Honduras para exigir la restitución de Manuel Zelaya en la presidencia de un país que se polariza cada día con manifestaciones diarias a favor de ambos bandos. Mientras se esperaba el arribo de Insulza, cuya agenda exacta no ha sido informada oficialmente, unos 2.000 simpatizantes de Zelaya habían comenzado a concentrarse en Tegucigalpa, donde también se esperaba una manifestación en apoyo del presidente interino Roberto Micheletti. Los seguidores de Zelaya se reunían en la Universidad Pedagógica Nacional, en el sur de Tegucigalpa, mientras que los simpatizantes de Micheletti tenían previsto encontrarse en la casa presidencia, a unos tres kilómetros de distancia, lo cual ha generado temores de posibles enfrentamientos. La guatemalteca Rigoberta Menchú, Nobel de la Paz 1992, llegó este viernes a Tegucigalpa para buscar contribuir a resolver con la crisis hondureña "Vengo a tratar de hablar con cualquiera que me quiera escuchar para buscar la paz en este país", dijo Menchú a periodistas. La OEA informó la víspera que Insulza notificará este viernes a diversos actores políticos hondureños sobre la resolución del organismo hemisférico que demanda la restitución de Zelaya a más tardar el sábado. Hasta el momento no se ha informado oficialmente las personas con las que se encontrará, aunque líderes sociales han asegurado que ellos tendrán una reunión con Insulza la tarde del viernes. "Esta tarde hablaremos con Insulza", dijo a la AP el líder sindical y candidato independiente presidencial Carlos H. Reyes, aunque no quiso dar más detalles. El líder campesino Rafael Alegría también aseguró a la radio local que estaría con Insulza. Eulogio Chávez, presidente del Colegio de Profesores de Educación Media y dirigente del izquierdista Bloque Popular, dijo a la estación radial HRN que la marcha de apoyo a Zelaya se trasladará a la sede local de la OEA, donde permanecerán "hasta ser atendidos" por la misión que encabeza Insulza. Interpol niega orden de captura Voceros de la Fiscalía y de la Corte Suprema dijeron a la AP desconocer si el secretario general de la OEA se reuniría con los jefes de sus dependencias. Insulza dijo la víspera que llegaría a Honduras a hacer todo lo posible, aunque advirtió que "será muy difícil cambiar las cosas en un par de días". También la víspera, Micheletti dijo que Insulza era bienvenido, aunque ratificó su determinación de no restituir en el poder a Zelaya, quien se encontraba en El Salvador. Micheletti dijo no tener "ninguna objeción" en adelantar las elecciones generales de noviembre como una salida a la crisis que enfrenta Honduras por el derrocamiento de Zelaya. El mandatario derrocado ha sido advertido que de pisar suelo hondureño será detenido de inmediato para ser juzgado por varios delitos como traición a la patria, atentar contra la forma de gobierno democrático, abuso de autoridad, usurpación de funciones públicas y desobediencia a la Constitución. Mientras, la Interpol aseguró el viernes que no ha recibido en sus oficinas centrales de Francia alguna solicitud con miras a la detención de Zelaya, como afirmó esta semana la fiscalía hondureña. La Interpol señaló, además, que está impedida de publicar notificaciones para aprehender a algún mandatario, salvo que sea a petición de un tribunal internacional.

Descarga la aplicación

en google play en google play