Escúchenos en línea

Comienza reunión de la OEA que podría excluir a Honduras, domingo regresa Mel

Washington. Resumen de Agencias. | 4 de Julio de 2009 a las 00:00
La Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó este sábado a debatir en Washington sobre la posibilidad de excluir a Honduras de su seno tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, constató un periodista de la AFP. El canciller argentino Jorge Taiana, presidente de la Asamblea General de la OEA, dio inicio a la reunión, en la que participará Zelaya, mandatario derrocado de Honduras, según anunció el secretario general de la OEA, Albert Ramdin. Por su lado, Zelaya anunció que tras su participación en el encuentro de Washington regresará este domingo a su país acompañado de "varios presidentes", a los que no identificó. "Estoy organizando mi retorno a Honduras (...) nos vamos a presentar al aeropuerto internacional de Honduras en Tegucigalpa con varios presidentes, varios miembros de comunidades internacionales (...) Este domingo estaremos en Tegucigalpa", dijo Zelaya a la cadena de televisión multiestatal Telesur. La OEA probablemente decidirá excluir de su seno a Honduras, anunció el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, durante una breve estadía en ese país el viernes, donde viajó con la intención de convencer a las nuevas autoridades que repusieran a Zelaya en la presidencia. Hasta ahora, la OEA sólo ha suspendido a un país, Cuba, en 1962 y aceptó abrirle nuevamente las puertas recientemente. Apenas iniciada la reunión, Taiana instruyó al Comité General, para que a puertas cerradas "considere las propuestas de un nuevo proyecto de resolución" sobre Honduras, que fueron preparadas en distintos "diálogos informales" durante los últimos días. Taiana suspendió la reunión hasta las 18H00 locales (22H00 GMT) para que todos los participantes tengan tiempo para estar presentes en Washington. Ramdin confirmó que Cristina Kirchner, presidenta de Argentina, y su par de Paraguay, Fernando Lugo, deseaban viajar hacia la sede de la OEA. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que llegaría a Washington el domingo por la mañana, indicaron fuentes diplomáticas a la AFP. Correa admitió el sábado que el regreso del presidente derrocado a Honduras presentaba "riesgos", aunque mantuvo intacta su intención de acompañarlo el domingo. "Por supuesto que hay riesgos" al regresar a Honduras con Zelaya, dijo Correa en su alocución semanal en radio y televisión. Anticipando una eventual suspensión por parte de la OEA, las nuevas autoridades hondureñas, que destituyeron a Zelaya, anunciaron el viernes por la noche que se retiraban de la Organización. "Por este medio (Honduras) comunica a Usted (la OEA) que denuncia la Carta de la Organización de los Estados Americanos (...) con eficacia inmediata", dijo la vicecanciller designada, Martha Lorena Alvarado, acompañada por el presidente de facto Roberto Micheletti. Según Insulza, en declaraciones a la radio chilena Cooperativa, la decisión de Honduras no tiene ningún "efecto jurídico", y subrayó que el nuevo gobierno de Roberto Micheletti "no es reconocido" por la OEA. Zelaya regresa el domingo El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, anunció este sábado que retornará a Honduras este domingo junto a varios mandatarios latinoamericanos y pidió al pueblo acompañarlo en su regreso. Le pido a los campesinos, amas de casa, sindicalistas, a los amigos que me acompañen a mi regreso, dijo Zelaya en una proclama conocida aquí, y precisó que su llegada será por el aeropuerto internacional de Tegucigalpa. Estoy dispuesto a cualquier sacrificio por nuestro pueblo, sentenció. El primer mandatario llamó al pueblo a no llevar armas, a no practicar la violencia, y responsabilizó al régimen golpista por cualquier acto represivo que se pueda suscitar. Zelaya pidió también al régimen de facto rectificar en el menor tiempo posible y dijo que los golpistas están rodeados, repudiados por la comunidad internacional y tendrán que rendir cuenta a los tribunales por el genocidio. El destino de mi pueblo está ligado al pueblo hondureño, afirmó el jefe de Estado. Una multitudinaria manifestación de campesinos, sindicalistas, indígenas, garífunas, estudiantes y otros sectores tiene lugar hoy en las cercanías de la Casa Presidencial para exigir la salida de los golpistas y esperar el retorno de su presidente. A la OEA El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, participará este sábado en la Asamblea General extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, que podría decidir la expulsión de su país del organismo, informó el secretario general adjunto Albert Ramdin. Zelaya "participará de la Asamblea general", señaló Ramdin a la prensa una hora antes del inicio de una reunión previa de la OEA a puertas cerradas, como preámbulo de la Asamblea General extraordinaria. Ramdin no detalló la hora de llegada prevista de Zelaya. Añadió que la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y su par de Paraguay, Fernando Lugo, también concurrirán a la sede de la OEA en Washington. Se prevé que los representantes 34 Estados miembros de la OEA decidan excluir a Honduras de sus filas, indicó José Miguel Insulza, el secretario general de la Organización, durante su breve estadía en Honduras para intentar convencer a las nuevas autoridades de volver a poner a Zelaya a su puesto. Hasta este sábado, la OEA sólo sancionó con su exclusión a un país, Cuba, en 1962, y recientemente aceptó el retorno de la isla a su seno. Curas piden que no regrese El cardenal hondureño Oscar Rodríguez pidió este sábado al presidente Manuel Zelaya que se abstenga de regresar a Honduras para evitar un "baño de sangre", en cadena de radio y televisión. El prestigioso cardenal hizo un llamado al "amigo José Manuel Zelaya" y le advirtió que "un regreso al país en este momento podría desatar un baño de sangre". "Sé que usted ama la vida, sé que usted respeta la vida, hasta el día de hoy no ha muerto un solo hondureño, por favor medite porque después sería demasiado tarde", instó el prelado. Zelaya fue depuesto el domingo 28 de junio por militares, en cumplimiento de una orden judicial, luego de pretender realizar una consulta popular con el objetivo de reformar la Constitución, medida que fue considerada ilegal por el Tribunal Electoral, la Corte de Justicia y el Tribunal Electoral. La jerarquía de la Iglesia católica hondureña mandó también un mensaje a la Organización de Estados Americanos (OEA), que este sábado se reunía en Washington para decidir si suspende a Honduras por inclumplimiento de la carta democrática interamericana. Monseñor Rodríguez pidió al club de países democráticos americanos que "preste atención a todo lo que venía ocurriendo fuera de legalidad en Honduras y no sólo a lo sucedido a partir del 28 de junio recién pasado", día del golpe de Estado que depuso al presidente Manuel Zelaya. Y espetó: "¿Por qué no han condenado las amenazas bélicas contra nuestro país?", en clara referencia a declaraciones del presidente venezolano, Hugo Chávez. El prelado, que tomó claro partido por las autoridades de facto, le recordó a la comunidad internacional que Honduras tiene derecho a "definir nuestro propio destino sin presiones unilaterales de cualquier tipo, buscando soluciones que promuevan el bien de todos". "Rechazamos amenazas o bloqueos de cualquier tipo que solamente hace sufrir a los más pobres", sostuvo antes de añadir: "Si el sistema interamericano se limita a proteger la democracia en las urnas pero no le da seguimiento a un buen gobierno, a la prevención de las crisis políticas, económica y sociales, de nada servirá reaccionar tardíamente frente a ellas". También pidió a los nuevos gobernantes "a no dejarse llevar por los egoísmos, la venganza, la persecución, la violencia y la corrupción" y abogó por el diálogo y la reconciliación.

Descarga la aplicación

en google play en google play