Escúchenos en línea

El voto oculto, la gran incógnita

Agencias PL y AFP. Desde Managua. | 30 de Octubre de 2006 a las 00:00
Las cinco fuerzas políticas participantes en la contienda miran hoy con recelo al llamado voto oculto, el cual podría ser decisivo para llevar a una de estas a la presidencia de Nicaragua el próximo 5 de noviembre. Analistas coinciden en que la escisión de los dos partidos mayoritarios, léase Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), trastocó el tradicional escenario polarizado de los últimos 16 años.

Por Néstor Marín, corresponsal en Nicaragua de la agencia cubana de noticias, Prensa Latina (PL)

El fraccionamiento que dio origen a la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) y al Movimiento Renovador Sandinista (MRS), divide incluso a los independientes, quienes por lo general traducían en abstencionismo su descontento hacia el PLC o el FSLN. Raúl Obregón, de la firma encuestadora M y R Consultores, por ejemplo, es de los que considera que la volatilidad del voto oculto jugará un papel determinante en los comicios del domingo próximo. Según explicó Obregón en el programa televisivo Esta Semana, que conduce el periodista Carlos Fernando Chamorro, la cifra de electores que prefieren esconder sus preferencias políticas hasta el día de las elecciones ronda el ocho por ciento. La volatilidad de ese porcentaje, especula, podría traducirse en la victoria en primera vuelta de uno de los candidatos, o provocar un balotaje, hecho hasta ahora inédito en la historia electoral de Nicaragua. El analista considera, por ejemplo, que si el dos por ciento de esa masa de votantes se inclina finalmente por el FSLN, el ex presidente Daniel Ortega tendría asegurada la victoria en la primera vuelta. El líder sandinista marcha a la cabeza de los sondeos de intención de votos, pero sólo en uno de ellos compiló las cifras mínimas exigidas por la ley para ser elegido presidente. Según la Constitución, para llegar a la primera magistratura de Nicaragua se necesita que el ganador obtenga como mínimo el 35 por ciento de los votos válidos, y una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre el candidato que ocupe el segundo lugar. Siempre de acuerdo con las opiniones de Obregón, el más cercano rival de Ortega, el ex PLC y ahora candidato de la ALN, Eduardo Montealegre, lo más que podría hacer es forzar una segunda vuelta electoral. Para ganarle al ex mandatario (1984-1990), el ex banquero tendría que arrastrar tras de sí a todos los indecisos, además de que el abstencionismo estuviera muy por debajo del más de 20 por ciento previsto, y que esos votos de última hora fueran hacia él. Montealegre marcó menos de 20 por ciento de intención de votos en los últimos sondeos, al igual que el aspirante presidencial del PLC, José Rizo, y el candidato del MRS, Edmundo Jarquín, quienes se disputan el tercer puesto. El único que estaría prácticamente descartado es Edén Pastora, postulado por la organización evangélica Alternativa por el Cambio, quien nunca ha sobrepasado el uno por ciento. Al margen de especulaciones y del triunfalismo típico de los cierres de campaña, lo cierto es que los cinco candidatos se lanzarán en esta recta final a la conquista de ese caudal de votos.

Estas elecciones, las más observadas de la historia nacional

Agencia AFP. Estas elecciones serán las más observadas de la historia de Nicaragua, ante el temor de un fraude electoral. Según el Consejo Supremo Electoral (CSE), unos mil observadores internacionales y 16.000 nacionales estarán observando los comicios. Dos alianzas de izquierda, dos de derecha y un partido minoritario compiten por el gobierno, y el candidato sandinista Daniel Ortega es el favorito, según sondeos de opinión. "Ni en las elecciones de 1990 (que determinaron el fin de la guerra de la década de 1980) hubo tanta supervisión como ahora", comentó el presidente del CSE, Roberto Rivas. "Casi hay un observador por cada Junta Receptora de Voto (JRV) que se instalará en el país el día de la votación, lo que da una idea del interés que hay en estas elecciones", apuntó el magistrado. "El proceso electoral, en sus inicios, estuvo revestido de dudas y críticas al CSE, pero sirvieron para irlas corrigiendo y a esta fecha se agotaron", señaló Rivas. Organizaciones cívicas, partidos políticos y observadores internacionales expresaron dudas en torno al control del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) sobre el CSE, así como los problemas de la población para la obtención de cédulas de identidad. Los ex presidentes Jimmy Carter (Estados Unidos), Alejandro Toledo (Perú) y Nicolás Ardito Barleta (Panamá) encabezan la misión de observación del Centro Carter que llegará al país el viernes y sábado, informó esa entidad. "La participación de ex presidentes de América Latina demuestra que los demás países de la región comparten el deseo de Nicaragua de tener elecciones libres, justas y transparentes", dijo Jaime Aparicio, Jefe de la Misión de Observación Electoral del Centro. La Organización de Estados Americanos (OEA), que ha acompañado el desarrollo organizativo del proceso electoral desde mediados de año, desplegará a más de 200 observadores que estarán atentos a la votación, escrutinio y eventuales impugnaciones a resultados. La Unión Europea (UE) envió una delegación de 100 miembros, al frente de cual está el italiano Claudio Fava. Las misiones diplomáticas de los países miembros de la UE se incorporarán a la labor de observación el día de las votaciones. La embajada de Estados Unidos, en un hecho inédito, pidió registro como observadores para 48 miembros del personal diplomático. Las misiones más numerosas son la de los organismos nacionales Ética y Transparencia y el Instituto para la Democracia (IPADE) que movilizarán a más de 15,000 personas en todo el país. Estos también harán un monitoreo del conteo de votos a fin de realizar un escrutinio rápido que darán a conocer el lunes 6 después de que el CSE emita los resultados. Los observadores están facultados a ingresar a las JRV para supervisar el padrón electoral, el sufragio y escrutinio.

Descarga la aplicación

en google play en google play