Escúchenos en línea

FMI escuchará la voz unida de los nicaragüenses, asegura Antenor Rosales

Managua. El 19 Digital. | 13 de Julio de 2009 a las 00:00
El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, reiteró la disposición de Nicaragua de cumplir los compromisos suscritos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para continuar impulsando el programa de reducción de la pobreza, en entrevista que publica este lunes el portal oficial "El 19". Rosales dijo que el interés del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional es fortalecer las condiciones para crear empleo, garantizar la estabilidad macroeconómica y asegurar la sanidad financiera, para impulsar el desarrollo económico del país. Esas apreciaciones las brindó el funcionario del Poder Ciudadano horas antes de partir a Washington, al frente de una comisión gubernamental que incorpora entre sus miembros a connotados empresarios nicaragüenses como Carlos Pellas, Juan Bautista Sacasa, Ramiro Ortiz y el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri. Esa comisión de alto nivel dialogará con el director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss Khan, como parte de la segunda y tercera ronda de la revisión de los acuerdos suscritos con el organismo financiero internacional, lo que abrirá las puertas a Nicaragua a un fondo de 35 millones de dólares. En una extensa conversación con periodistas de los medios sandinistas, Rosales analiza la trascendencia de esta misión de concertación que incluye a representantes del sector privado para plantear una posición compartida de nación ante el FMI y diferentes aspectos referidos a l cumplimiento de los requerimientos planteados por esa entidad financiera. Nicaragua unida ante el FMI P: ¿Cuáles son los planteamientos que lleva Nicaragua este lunes a Washington? Muchísimas gracias por la invitación para hablar con los medios de comunicación sandinistas que con mucho esfuerzo y con mucho profesionalismo, brindan a toda la ciudadanía el acontecer nacional y en particular lo vinculado a las actividades económicas, El día lunes va Nicaragua, no una comisión negociadora, sino que es Nicaragua entera a través de una expresión gubernamental y a través de una expresión de otros sectores de la sociedad como son los empresarios, los directores, presidentes de bancos nacionales, a conversar con las máximas autoridades administrativas del Fondo Monetario Internacional sobre la importancia de que Nicaragua continúe en ese programa del Fondo conocido como "servicio de crecimiento y de lucha contra la pobreza", con el propósito de alcanzar los grandes objetivos que el país tiene planteado en este momento, como son la reducción de la pobreza, la generación de empleo, y la continuación de un clima que garantice la estabilidad macroeconómica y la sanidad financiera como elementos indispensables para lograr el desarrollo. P: ¿En una primera fase, Nicaragua ya había negociado con el FMI, qué pasó con esas negociaciones? Lo que sucede es que cada seis meses Nicaragua está obligada a revisar junto con el Fondo Monetario Internacional los compromisos que ha adquirido en el marco de ese programa. Actualmente nosotros estamos en un proceso de revisión: la segunda y tercera evaluación de ese programa. En ese contexto, es que se ha considerado conveniente que los nicaragüenses en una expresión de concordia nacional, en una expresión de reconciliación nacional, en una expresión de interés en común, vayamos juntos al Fondo Monetario Internacional, a exponer la visión que tienen los nicaragüenses, todos, sobre la economía nacional y sobre los efectos de la crisis económica y financiera internacional en nuestra economía. P: Doctor, ¿podría explicarnos el significado de la responsabilidad social nacional que debe compartir tanto el gobierno como los empresarios privados y otros sectores de la nación? Bueno, cuando Nicaragua firmó el programa de servicio y de crecimiento y lucha contra la pobreza, lo firmó entendido que los pasos y las medidas, las acciones y las políticas que desarrolle en el mismo eran conducentes a lograr un mejor nivel de bienestar de los nicaragüenses. Y eso implica por ejemplo, una concordia social, una paz social, implica que todos los nicaragüenses nos esforzamos para brindar nuestros propios aportes para volver una nación como Nicaragua, una nación próspera, una nación feliz, una nación en la que todos pongamos lo mejor para lograr los grandes objetivos que nuestros próceres, que nuestros Héroes, que nuestros Mártires, que los grandes hombres y mujeres que han construido este país han querido tener. Por eso en esta visita nos va a acompañar el presidente de la empresa privada, don José Adán Aguerri, nos va a acompañar don Juan Bautista Sacasa, nos va a acompañar don Ramiro Ortiz, y nos va a acompañar el señor Carlos Pellas, por parte del gobierno asistirá el ministro de Hacienda y Crédito Público Alberto Guevara y quien les habla. P: ¿Cuál es la percepción que tienen estas personalidades que los acompañan sobre la situación del país y los planteamientos de Nicaragua? Nosotros hemos conversado con ellos, les hemos explicado desde el punto de vista técnico por así decirlo qué es lo que reflejan los cálculos que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha elaborado para presentarle al Fondo Monetario Internacional y hemos coincidido con ellos que es importantísimo tener una sola expresión, la expresión de Nicaragua, para conseguir los objetivos que queremos en esta negociación con el Fondo. De manera que esta no es una visita digamos por así decirlo solo del Gobierno, no es una visita solo de los empresarios, es una visita de Nicaragua toda. P: ¿Hay consenso? Hay por supuesto identidad de criterios en la importancia de seguir en un programa con el Fondo, hay coincidencia plena de que es necesario un clima macroeconómico estable. Hay un consenso de que es conveniente tener un presupuesto financiado, hay conciencia de que es necesaria una reforma tributaria, hay conciencia de que hay que tomar medidas para lograr la sostenibilidad del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, hay conciencia de que hay que hacer una reforma a la Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua, hay conciencia en que tenemos que mejorar todo el sistema de la administración tributaria. Todos esos elementos que componen a la vez el programa de servicio y crecimiento y lucha contra la pobreza, en lo que se conoce como agenda complementaria, es una actividad, es una situación, que requiere que los nicaragüenses se la expongamos al Fondo Monetario Internacional como una sola voz y no solamente como una expresión del Gobierno. Es necesario tomar en cuenta la realidad nacional P: ¿Eso que usted nos ha enumerado lo ha cumplido a cabalidad Nicaragua, qué es lo queremos? Lo que queremos es un programa que continúe igual como en estos dos últimos años, en donde el Fondo Monetario Internacional analice los efectos de la crisis económica financiera a la luz de las realidades de la economía nacional. Y que por lo tanto escuche no solamente al gobierno, sino que nos escuche a todos, porque ese es el esfuerzo que nosotros tenemos planteado en Nicaragua. El concurrir voluntades, esfuerzos, el que todos, como una sola Nación, empresarios, partidos políticos, trabajadores, organizaciones no gubernamentales, gobierno, poder local, mujeres, ancianos, jóvenes, todos nosotros nos dediquemos a construir la Nicaragua que todos soñamos. Una Nicaragua próspera, una Nicaragua en donde haya un bienestar material y espiritual. Un camino largo y azaroso P: ¿Cuál es la expectativa que ustedes tienen para que el Fondo acoja estos planteamientos? Lo que habría que decir es que este es tan solo una parte de un proceso largo de discusión que requiere el alcanzar una revisión del Fondo Monetario Internacional. Estamos hablando con las autoridades administrativas y obviamente seguiremos trabajando con el equipo técnico del Fondo Monetario Internacional que seguramente impregnado de esta posición puede realizar enfoques, análisis que, por supuesto, tomen en cuenta los fundamentos que Nicaragua presenta en su planteamiento para posteriormente elaborar ese informe y que la administración lo pueda llevar al directorio de ese organismo. P: ¿Qué implica para Nicaragua el aprobarse esta segunda y tercera revisión? Implica el compromiso por parte de los nicaragüenses de continuar esforzándonos por reducir pobreza. E implica para el Fondo Monetario Internacional el reconocer ese esfuerzo de los nicaragüense por medio del desembolso que está pendiente de los $35 millones que habíamos acordado cuando por primera vez firmamos la Carta de Intención al Señor Rodrigo Rhato, quien en aquel entonces era el director gerente del Fondo Monetario Internacional. P: ¿Qué alega el Fondo Monetario para no querer soltar esos $35 millones? Es que para que se pueda producir el desembolso obligatoriamente tiene que ser aprobado por el directorio, tras la segunda y tercera revisión. P: ¿Y si vamos cumpliendo, qué se espera? Hay algunas cosas que todavía están pendientes, porque no solamente se produce en la revisión el ver hacia atrás lo cumplido, sino también que se plantea qué vas a hacer para adelante. Ese es uno de los temas que nosotros llevamos el lunes. Es decir, hemos cumplido con esto y queremos cumplir con estas otras cosas, que nosotros mismos nos hemos comprometido, pero que requerimos tiempo. Un ejemplo de ello, es lo de la reforma tributaria. Hay un compromiso del Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, de producir una gran discusión que genere una concertación tributaria en donde estén trabajadores, en donde estén empleadores, en donde estén productores, y el gobierno a partir del mes de octubre. Es un compromiso que se estableció con la empresa privada. Es obvio entonces que no podemos tomar medidas en julio conducentes a lograr transformaciones…. P: ¿Qué es lo que está exigiendo el Fondo? Son algunos de los planteamientos que el Fondo tiene, pero que nosotros como siempre hemos dicho es conveniente que discutamos sobre políticas, ya la parte del manejo de esa situación corresponde a los nicaragüenses, nosotros veremos en qué momento, siempre que exista un plazo, es obvio, podemos cumplir con esos compromisos que adquirimos, porque tenemos conciencia de que es necesario realizarlo. Indexación de pensiones, acto de justicia P: ¿Plantean también las indexaciones de las pensiones, cómo es eso? Si bien es cierto se produce lo que se llama una doble indexación en las pensiones, en tanto que el artículo 50 de la Ley de Seguridad Social mandó a que se indexaran las pensiones y también esas pensiones vinculadas al salario mínimo, cuando se produce el aumento, el incremento en el salario mínimo, reciben una especie de indexación, porque le estás reconociendo la inflación más el crecimiento. Lo que hemos dicho nosotros es lo siguiente: El promedio de las pensiones en Nicaragua apenas llega a 100 dólares mensuales, que eso verdaderamente es no menos que calificarlas de una miseria, esa es la verdad, que un ciudadano, que una ciudadana, una mujer, un hombre que ha trabajado tanto años para al final de su vida tener una pensión y recibir 100 dólares o el equivalente a 100 dólares, es verdaderamente una pensión no acorde a las necesidades humanas. Entonces, nosotros lo que decimos es: reconocemos la importancia de tener un Instituto Nicaragüense de Seguridad Social que garantice la sostenibilidad de las pensiones, eso es cierto, tenemos que discutirlo entre nicaragüenses, pero no necesariamente pasa por eliminar la indexación, pueden existir otras medidas, discutamos otras medidas, esperemos que el gobierno quiere elaborar en consenso con los trabajadores y con los empresarios y con los productores una propuesta nacional y en donde todos vamos a tener que pagar algo, un sacrificio, es obvio, pero vamos a garantizar que cuando nos retiremos podamos gozar de esas pensiones todos y ese es el planteamiento que le estamos haciendo al Fondo. Concertación es un compromiso de todos Revisemos lo de Seguridad Social, no tenemos ningún problema, el equipo negociador siempre lo ha manifestado, pero en cuanto a la medida en particular de eliminar esa indexación creemos que no responde en estos momentos a las necesidades de la búsqueda de ese gran consenso nacional, que yo insisto estamos obligados a buscar todos, no solo el gobierno, no solamente el presidente Daniel Ortega debe ser y es el primer responsable en la búsqueda de esa gran concertación, de esa gran concordia; sino que además de él y sus funcionarios, todos los otros poderes del Estado y las otras expresiones de la sociedad nicaragüense debemos enrumbarnos en la búsqueda de esa concertación, en la búsqueda digamos de ese esfuerzo nacional y en la búsqueda de todos los elementos comunes que nos unen. Y no aquellos que nos separan. P: ¿Ese planteamiento es firme para las negociaciones de este lunes, hay consenso con la empresa privada que tienen el mismo planteamiento que el gobierno? El planteamiento que le hemos dicho a los empresarios es el mismo que esta tarde yo les estoy expresando a la ciudadanía, por sus medios: Requerimos un esfuerzo concertado, requerimos un esfuerzo de las voluntades de toda la nación, no solamente con el programa del Fondo Monetario, sino porque Nicaragua solamente podrá salir adelante si entre todos nos sentamos, acordamos y decidimos transitar por el rumbo de la prosperidad, del progreso, del bienestar. P: La crisis económica es otro elemento. ¿Cómo afecta todo el interés que tiene el gobierno de crear un consenso? Fijate que ese es uno de los planteamientos de mayor profundidad que Nicaragua tiene ante el Fondo. Nosotros le hemos dicho: miren, cuando acordamos el programa de servicio y crecimiento y lucha contra la pobreza las condiciones económicas mundiales y las regionales eran distintas; lo que caracterizaba a la economía ¿qué era? Un incremento de las exportaciones, estoy hablando de la economía nacional, pero también la economía mundial, lo que teníamos era un aumento del comercio, lo que teníamos era un incremento de las remesas, íbamos claramente en una tendencia de fortalecimiento continuo de las reservas internacionales nicaragüenses. Estábamos con un turismo creciendo en Nicaragua; estábamos desarrollando de la mejor manera la colocación de nuestros productos en los mercados de los EE.UU. y en los mercados tradicionales como Centroamérica, pero también estábamos abriendo ya las puertas a otros mercados, como el mercado venezolano, como el mercado de China Taiwan, de manera que esas eran las condiciones cuando hicimos nosotros ese programa y nos comprometimos a reducir pobreza, lograr la sostenibilidad de la deuda pública nicaragüense y nos comprometimos a la acumulación de reservas. Eso no es la realidad de hoy. Tenemos una economía verdaderamente afectada por las exportaciones, por la disminución del volumen de nuestras exportaciones, afortunadamente en este ultimo año solo hemos tenido un precio del petróleo distinto al que tuvimos el año pasado, en fin, hay una serie de condiciones que nos hacen pensar y que nos llevan a la conclusión de que las condiciones de hoy requieren de unas respuestas menos ortodoxas, más flexibles y acordes pues a las necesidades de países como éstos en donde, incluso, los países ricos y el mismo directorio del FMI ha decidido ayudar a través de recursos con el propósito de que podamos estos países superar la crisis con la que vivimos. Posición patriótica de empresarios P: ¿Cómo se logra el acompañamiento de la empresa privada con estos empresarios que ha mencionado usted? Bueno, ha sido un esfuerzo encabezado por el comandante Ortega, el equipo económico ha venido trabajando con el propósito de exponerles cuál ha sido, digamos, el proceso negociador, hasta dónde habíamos llegado, qué es lo que Nicaragua ha propuesto, qué es lo que el FMI ha exigido, cuáles son las coincidencias, en dónde se requeriría un planteamiento mucho más elaborado y por eso lo hemos trabajado para llevarlo en esta oportunidad y desde el primer momento debo decirte los empresarios han tenido una posición patriótica, una posición madura, reflexiva, serena; es obvio que los empresarios tienen un determinado interés; el gobierno tiene otro interés; pero ambos tenemos un interés común que es la mejoría de Nicaragua. Los dos queremos una Nicaragua próspera, los dos queremos una Nicaragua en dónde toda la ciudadanía sin excepción alguna pueda expresar sus deseos, pueda expresar sus sueños y construir esos sueños a través del esfuerzo, del trabajo, a través de la educación, de la salud y desde el primer momento como ya manifesté y reitero, los empresarios han estrechado su participación en esta comisión planteada y estoy seguro que el FMI escuchará una sola voz: la de los nicaragüenses. P: ¿Cuándo se conocerán resultados, lo que Nicaragua logró con esta reunión? La reunión es con el director gerente, ustedes saben que tiene una agenda bien ocupada, él estaría regresando de la reunión del G-8 en Italia, y lo más seguro es que inmediatamente después, ya acordamos eso el día de ayer en una reunión entre el Señor Nicolás Izaguirre, el que les habla con él señor Luis Cubeu, para ver cómo continuamos con este proceso negociador con los enfoques que el FMI va a decidir y con los enfoques que Nicaragua como insisto va a plantear en esta reunión. P: ¿Los 35 millones para cuándo estarían en Nicaragua? Una vez que se apruebe por el directorio, lo que se conoce como la segunda y tercera revisión. P: ¿Cuántos tiempo, semanas, meses? Bueno….eso requiere de conformidad a la experiencia que tenemos e incluso a las normativas de ellos, de unas cuatro semanas para que una vez que se elabore el informe pueda llevarse a la agenda del directorio y eso implica de forma obligatoria que para esa fecha ya hayamos firmado la Carta de Intención y lo que se conoce como el Memorándum técnico de Entendimiento Una vez que firmemos eso, solamente se firma cuando hay ya coincidencias con el Fondo. Hay que darnos unas cuatro semanas para que los diferentes departamentos del Fondo la revisen, la analicen, hagan sus consideraciones y la administración del FMI (decida). No es tarea fácil convencer al FMI P: El FMI es para ayudar a contribuir a la estabilidad de los países en vías de desarrollo, ¿tomarán en cuenta todo a lo que usted hizo referencia para aflojar fácilmente esa plata? ¿Es una tarea fácil? Debo decir que fácilmente no. Los nicaragüenses hemos tenido que pagar un costo, los nicaragüenses hemos tenido que realizar dolorosas medidas para lograr que el Fondo Monetario Internacional nos diera sus desembolsos. Pero son medidas que, desde la perspectiva de gobierno y más aún desde la perspectiva de toda la nación eran imprescindibles realizarlas. Y nos vamos a seguir comprometiendo en continuar con esas políticas que hasta la fecha el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha desarrollado, porque son necesarias para reducir pobreza y crear un clima que genere empleo en Nicaragua, que permita la inversión, que logre estimular, desarrollar la capacidad productiva nacional y podamos contar con una economía si no pujante, por lo menos que pueda sobrevivir en mejores condiciones a esa difícil situación que en el ámbito internacional se está produciendo. P: ¿Está sólido el córdoba sin que haya mayor devaluación de la que normalmente tenemos? Exactamente esa es una fortaleza de la economía nicaragüense. Mantenemos una política, un régimen cambiario que ya lo hemos señalado de un deslizamiento anual equivalente al cinco por ciento, mantenemos una libre convertibilidad de la moneda, tenemos las reservas suficientes para garantizar que los nicaragüenses en el momento que queramos podamos realizar las importaciones por no menos de tres meses, tenemos unas reservas que nos permiten que el que quiera cambiar a dólares pueda cambiar sus córdobas, tenemos un SFN que sigue prácticamente desarrollándose en un ambiente de normalidad. Existe todo un ambiente macroeconómico que nos permite asegurar que Nicaragua en el ámbito macroeconómico y en el ámbito fiscal se encuentra en una situación que yo la diría de disciplina rigurosa, que es lo que nos permite con los otros planes, para garantizar educación, salud, todos estos proyectos que impulsa el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, del programa alimentario, el de la ayuda a las mujeres y todos aquellos que son sin lugar a dudas, formas de erradicar pobreza, a través de la incorporación de esos ciudadanos como agentes productivos. El Gobierno no está empeñado ni mucho menos en desarrollar políticas asistencialistas, es cierto que hay que ayudarles a los más necesitados, pero la mejor ayuda para los más necesitados es convertirlos en agentes productivos. Es convertirlos en personas capaces de desarrollar empleo. Mejores empleos y por supuesto los nicaragüenses estoy seguro que seguiremos empeñados en lograr ese gran sueño que es eliminar la pobreza en Nicaragua.

Descarga la aplicación

en google play en google play